1er Reto Literario: Navidad [Resultados y Ganador]

Historias, Relatos, fanfics y todo tipo de composición escrita original de temática libre
Avatar de Usuario
Ada Wesker
Zombie Nv3
Mensajes: 678
Registrado: 12 Ago 2013 18:36
Puntos de Vida: 10 de 10
Ubicación: Vistiendo de rojo y con gafas oscuras
x 5
Contactar:

1er Reto Literario: Navidad [Resultados y Ganador]

Mensaje por Ada Wesker » 16 Dic 2013 13:00

Muy buen dia tengan todos ustedes :D lamento la demora… empecemos con...

1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

_Solo podrán votar por tres escritores y darle 3, 2, o 1 punto a cada uno, y deben ir así (completar con el numero del escritor):

Le doy 3 puntos al fic del escritor numero...
Le doy 2 puntos al fic del escritor numero...
Le doy 1 punto al fic del escritor numero...

Tienen tiempo de votar hasta el 27 de diciembre...

El premio para el ganador es...

Imagen


Ahora, los fics concursantes:
Escritor Numero 1 escribió:Título: Cena Navideña
Genero: Horror
Sinopsis: Una niña observa los juguetes en el escaparate de una tienda, justo la tarde del 24 de diciembre. Es invitada a la cena navideña por otra niña. Una cena que esa familia difícilmente podrá olvidar.
Oculto:
Cena navideña

Diciembre, el mes del año en el que el otoño da paso al invierno. Un mes en el que las familias suelen unirse, en torno a una fecha de especial significado para las personas, sobre todo en occidente. Pero, ¿qué significaba ese mes para ella, una niña monstruosa atrapada por la eternidad en los siete años?

Podía recordar el pasado, a su madre y hermanas —y por supuesto a ella misma— esperando con ansias a que la fecha llegara. El colorido de las calles, las risas de los niños, que como ellas esperaban tan mágica fecha, y las miradas afables de los padres que por un momento volvían a experimentar la inocencia de la niñez a través de sus hijos.

Cuanta hermandad, compañerismo y amor parecía esparcirse por todos lados de manera tal que resultaba casi tangible.

Isabel daría cualquier cosa por volver a aquellos días, en los cuales las cosas eran más simples, en los cuales podía reír y esperaba con anhelo infantil los regalos que aparecerían bajo el pino, que siempre ponían en la esquina de la sala, la mañana del veinticinco de diciembre. ¿Qué más daba si Santa Claus o el niño Dios no existían y en realidad eran los padres quienes los colocaban furtivamente durante la madrugada? ¡Eran regalos! Para un niño eso era todo lo que importaba.

Pero claro, la celebración comenzaba justo la noche anterior, el veinticuatro, con el rosario para el niño Dios y la cena en familia.

En aquellos días felices, sus abuelos los visitaban y colmaban a la familia de amor. Incluso el abuelo Francisco, quien siempre se mostraba estoico y estricto, ese día olvidaba su fachada de hombre tosco para reír y compartir con el resto de la familia. Así de mágica era la fecha.

Isabel se recargó en el escaparate de una tienda departamental. Adentro, un montón de muñecas de miradas frías y rostros pálidos, como el de ella misma, le devolvían la mirada. Su rostro, igual que el de las muñecas, no mostraba expresión alguna. Una muñeca, eso era a fin de cuentas y eso sería por siempre. Frida, la mujer monstruo que la había condenado a esa existencia, había querido una muñeca para jugar a ser su madre y luego la había desechado cuando la consideró rota.

Su pequeña mano enguantada se posó sobre el vidrio del escaparate. Su indumentaria consistía en un vestido de holanes color celeste de manga larga y un par de guantes blancos, además de unos zapatos de vestir algo gastados. Sabía perfectamente lo que las personas pensaban al verla, cuando pasaban por la acera y la calle a sus espaldas: “Se ha de estar congelando. ¿En qué piensan sus padres al dejarla salir así a la calle?”

Risible. Ella no sentía el frío. Pero claro, humanos, son tan ciegos que no pueden siquiera reconocer que lo que esta ante ellos es un monstruo. Mejor, en su ignorancia son más fáciles de manipular y asesinar cuando el momento de alimentarse llega.

En algún punto, se cansó de ellos y alzó todas sus defensas. “No me miren, no existo para ustedes”. Y, casi como por arte de magia, las personas comenzaron a pasar de largo sin siquiera reparar en la frágil figura de la niña de cabellos castaños que miraba las muñecas en el escaparate.

La tarde caía lentamente, y la cantidad de personas en la calle disminuía. Era veinticuatro de diciembre después de todo. Ahora era momento de ir a rezar y comer la cena con la familia. Vayan y disfruten de la velada, yo me quedó aquí, sumida en la amargura propia de mi existencia.

Sin embargo, en algún punto fue consciente de que alguien la miraba. Extrañada se volvió y colocó sus ojos pardos en la persona que había logrado evitar su barrera mental.

Era una niña. Piel pálida —Isabel siempre atrae a las personas enfermizas, Karina estaba desahuciada cuando se hicieron amigas, sólo por dar un ejemplo—, cabellera negra azabache y mirada inocente; ataviada con un grueso abrigo de color rojo, muy acorte con la fecha.

Se miraron mutuamente analizándose.

—¿Estás sola? —se atrevió a preguntar finalmente la niña humana.

—Sí —respondió Isabel.

—¿Iras a tú casa?

—No hay nadie en casa.

—¡Ven conmigo, entonces!

—No te conozco.

—Soy Anita. Vamos ven conmigo.

Y antes de que Isabel pudiera decir palabra alguna, se encontró siendo arrastrada a través de las calles camino a la parte más pobre de la ciudad. Las pequeñas casas de una sola planta y techos de lámina, aunque pintadas de pintorescos colores pasteles, que sin embargo resultaban fríos en esa tarde invernal.

Finalmente se detuvieron ante una casa pintada de color melón. El sol se había ocultado por completo mientras avanzaban, por lo cual las luces del interior soltaban un leve resplandor hacia el jardín cubierto por un par de truenos desprovistos de sus hojas a causa de la estación.

Anita avanzó hasta la puerta, sin soltar la mano de Isabel y la empujó hacia dentro.

—¡Niña! —se escuchó la voz autoritaria de una mujer—. ¿Cuántas veces tengo que decirte que no empujes la puerta?

—Lo siento, mamá.

La mujer que había hablado apareció en la sala desde un corredor que Isabel dedujo llevaba a la cocina. Vestía un delantal manchado con restos de comida, seguramente debido a la preparación de la cena navideña.

—Oh, mucho gusto —dijo la mujer al reparar en la presencia de Isabel.

—Buenas noches, mi nombre es Isabel —se presentí la castaña.

—¿Eres nueva en la colonia? No te había visto por aquí antes.

—Algo así.

—Estaba frente al centro comercial —intervino Anita—. La vi tan solita que me dio cosa dejarla allí sola. La invite a la cena.

—¿Avisaron a sus padres? No vaya a ser que la anden buscando.

—No hay nadie en casa —la interrumpió Isabel.

—Te dejaron sola, y en esta temporada.

—No importa, estoy acostumbrada.

La mujer se veía con ganas de replicar, pero un poco del poder de persuasión mental de Isabel fue suficiente para hacerla desistir de tal idea.

—¿Puede quedarse aquí esta noche?

—No lo sé, si tu padre llega.

—¡Vamos, es navidad!

—Está bien. No seríamos buenos cristianos si nos negamos.

Luego de eso, la mujer dio media vuelta y regresó a la cocina, de donde ya llegaba el olor del pavo el cual seguramente se horneaba lentamente en su propio jugo.

Isabel tuvo ocasión de observar mejor la habitación. Era un cuarto pequeño, con sillones tapizados de tela color guindo y retratos familiares colgando de las paredes color rosa pálido.

—Vamos, Isabel juguemos en mi habitación.

Anita guío a la niña eterna por un pasillo angosto en el cual había tres puertas. La del fondo resultó ser la habitación de la niña. Era una pieza pequeña pintada de color amarillo, con una cama recubierta con un edredón color crema, un juguetero llenó de muñecas, todas ellas de segunda mano o con muchos años de uso, por lo que Isabel era capaz de deducir dado su aspecto, y posters infantiles recubriendo los muros.

Anita comenzó a hablar sobre sus muñecas, a las cuales, como toda niña de su edad, había dado un nombre. Y pronto se encontraron jugando.

Un par de horas después, un grito interrumpió la calma.

—¡Ebrio de nuevo! —Era la voz de la madre de Anita.

—¡Calla mujer, que lo que menos quiero ahora es escuchar tus gritos de histérica!

—¡Maldita sea, Víctor, ni siquiera esta noche puedes dejar de beber! ¿No te cansas arruinarnos la noche cada año?

—Y a fin de cuentas a quien le importa. Desde hace años que debía marcharme de aquí.

—Eres tan inútil que no podrían sobrevivir por ti mismo. ¡Sin mi te mueres de hambre, me escuchas!

—Bah, me voy a dormir. Tus pendejadas me irritan.

Portazo.

Isabel volvió la mirada hacia Anita. La niña estaba sentada en el piso, alisando de forma casi desesperada los cabellos rubios de la muñeca que sostenía en sus manos.

La niña eterna no hizo ningún comentario. Simplemente se sentó junto a la otra y la influyó a continuar con el juego.

La madre de Anita las llamó a cenar media hora después. Isabel, como era su costumbre, fingió que disfrutaba de comida. Hubo bromas, risas y felicidad.



A las dos de la mañana, Isabel se levantó de la cama, con cuidado de no despertar a Anita. Salió al pasillo, desde donde podía ver a la madre de su nueva amiga durmiendo. El padre de Anita había echado el seguro por dentro de la recamara, obligándola a dormir en el sofá.

Isabel entró al baño, donde sin hacer el menor ruido posible vomitó todo lo que había ingerido, preparando su estómago para su auténtica cena navideña.

El seguro de la habitación no se resistió en lo más mínimo a sus poderes, abriéndose con un ligero clic. Entró cerrando la puerta con suavidad a sus espaldas.

El hombre en la cama era robusto, más grasa que musculo, su piel y su cabello eran grasosos. El tipo de persona a quien realmente nadie extrañaría.

Isabel sonrió, dejando al descubierto sus colmillos mientras avanzaba lentamente hacia la figura durmiente en la cama, con el ligero resplandor de la luna colándose por la ventana a su derecha. Sería como pinchar un pavo.



¿Un infarto? Tal vez. ¿Envenenamiento etílico? Poco probable. Cualquiera que fuera la causa, no era más que un invento para que constara en el acta de defunción. Los médicos forenses realmente no tenían idea de cómo explicar la muerte, era como si la sangre simplemente se hubiera evaporado del cuerpo, por decirlo de alguna manera. No había herida, salvo que los por dos pinchazos en el cuello, posiblemente de una aguja o alfiler; pero dado que eran demasiado pequeños como para explicar la pérdida de sangre, fueron descartados.

El más viejo de los médicos, quien tenía casi treinta años dedicándose a esa labor, sonrió con tosquedad cuando uno de los más jóvenes dijo en son de broma que quizás había sido un vampiro.

—Pues si lo fue o no, no le des muchas vueltas —dijo—. ¿Cuánto llevas en esto? Un año, ¿no es así? Pues prepárate, veras más como este cada año.

—¿Más?

—Sí, uno sin falta. Y te digo cual es la parte más divertida, pregúntale a la hija de la víctima, Anita, creo que se llama. Bueno, seguramente te dirá que invitó a una niña a la cena navideña.

El hombre joven sonrió nerviosamente.

—Es broma, ¿verdad?

—No, simplemente a ella le gusta venir a esta ciudad a tomar la cena navideña.
Escritor Numero 2 escribió:Titulo: Perfecto círculo de Estaño(Hetalia)
Genero: Romance.
Sinopsis(resumen):No quiero mucho para Navidad, solo hay una cosa que necesito, no me interesan los regalos, debajo del árbol, solo te quiero para mi.
Suecia= Berwald Oxenstierna.
Finlandia= Tino Väinämöinen.
Sealand= Peter
Aquí te dejo una imagen de los nórdicos http://fdzeta.net/subir/images/XYZzn.jpg y aqui una de Sealand http://static4.wikia.nocookie.net/__cb2 ... ealand.png.
Longitud: 920 palabras.
Oculto:
Es costumbre entre los finlandeses derretir herraduras de estaño en Año Nuevo y tirar el metal en un vaso de agua, para luego interpretar la forma solidificada.
El problema de Tino es que la figura del círculo se le había repetido durante varios años. Ahora siempre era un perfecto y odioso círculo. Y es que el círculo perfecto significa amor.
Tino estaba desesperado…Pero sentía que este año sería diferente.

Pronto llegó la víspera de Noche Buena. Debía salir a repartir regalos y luego volvería a casa a tiempo para celebrar. En ese entonces ya vivía con Su-san. Aquel hombre (¿o país?) gustaba de llamar a Finlandia “Esposa” y dormir con él, porque en sus casas las noches eran horriblemente frías, y resultaba curioso porque antes de conocerse el sueco dormía solo y no se quejaba del frío.
Finlandia se enfundó en su grueso traje de Santa Claus y se calzó las botas y el gorro a juego. Por último cogió su bolsa llena de juguetes. Iba a salir a dejar el saco y luego despedirse de su esposo y de su hijo, el pequeño Sealand, pero una mano grande y fuerte lo sujetó del hombro. Era Berwald. Sus mejillas presentaban un ligero color rosa, apenas perceptible.
-¿Su-san?¿Ocurre algo?
Tino lo miró a los ojos. La mirada del sueco era fría y penetrante como los carámbanos de hielo que colgaban del umbral de la puerta.
-¿Leist´ mi c´rta?
Las cartas de Suecia y de Sealand eran las más importantes para él, y les gustaba tenerlas cerca siempre, pero este año no había podido leerlas todavía. El finlandés empezó a toquetear los bolsillos de su ropa. Tragó saliva completamente asustado. La carta no estaba.
-Lo siento Su-san, pero creo que la perdí. Cuando vuelva dime que es lo que querías ¿Esta bien?
Suecia no respondio.
-Por favor cuida de Sealand. Volveré pronto.
Tino se estiró para darle un abrazo a y después de que su esposo lo rodeara con sus brazos por algunos segundos, se separaron. Finlandia tomó su saco y salió corriendo al trineo. Amarrado a él habían algunos renos que esperaban impacientes por partir.
Berwald miró a su esposa mientras se elevaba en el cielo y desaparecía en la suave nevada que caía. Entró a la casa y suspiró mientras cerraba la puerta. Intentó poner su mejor cara de poker al caminar al salón para hacerle compañía a su hijo. Se sentó en el sofá y miró por la ventana. La ventisca seguía. ¿Estaría bien Finlandia?¿Su delicado y suave cuerpo podría aguantar el frío?
Sealand había estado entretenido dibujando hasta que su padre llegó; entonces pudo sentir que la temperatura de la habitación bajaba unos grados, porque al igual que su madre, Peter podía percibir, ver, descifrar y leer las emociones de su padre, a pesar de la máscara de hielo que conformaba su rostro y que su habilidad no estuviese tan desarrollada. Por eso preguntó:
-¿Te pasa algo desuyo?
-Finn p´rdió mi c´rta.
Se miraron unos segundos y el niño apartó la mirada, porque una pequeña sonrisa de diablillo travieso apareció en su carita.

Finlandia llegó unas horas más tarde con el saco vacío, las mejillas sonrojadas por el frío y el cansancio pesándole en la espalda, aún con energía para celebrar.
Los demás nórdicos y se quedaron por un buen rato, hasta que Dinamarca logró emborracharse y empezó a bailar encima de la mesa. Noruega se disculpó en nombre del danés y arrastró su cuerpo sobresaturado de alcohol con ayuda de Islandia.
Y así la familia Oxenstierna- Väinämöinen quedo sola. Finlandia decidió ordenar un poco el desastre que había en su casita antes de ir a dormir. Se sentía un poquitín culpable por perder la carta de Suecia. Sealand ya había abierto sus regalos y eso aumentaba ligeramente su culpa. Mientras se ocupaba de la loza sucia Peter se le acercó por detrás y lo abrazó.
-Papá me dijo que perdiste su carta desuyo.
Iba a contestar pero su hijo le interrumpió.
-No es verdad, la saqué de tu abrigo mientras te bañabas desuyo.-sonrió maliciosamente mientras se hurgueteaba en el bolsillo del pantalón corto. Sacó un sobre algo arrugado de color blanco.-Ya la leí y tengo una idea desuyo.

Suecia entró a la habitación que compartía con Finlandia después de acostar a su hijo, y lo primero que noto fue una GIGANTESCA caja forrada en papel color crema encima de la cama. Estaba adornada y cerrada con un bonito moño rojo. Iba a abrir la caja hasta que se dio cuenta de que sobre la tapa había una pequeña tarjeta. Reconoció la caligrafía de Tino y empezó a leer. E l mensaje era breve.
“Este es tu regalo de Navidad. Espero que lo disfrutes.”
Dejó la tarjeta a un lado y se dispuso a deshacer el moño que mantenía la caja cerrada. Tiró de uno de los extremos de la cinta y el delicado nudo desapareció. Por último removió la tapa.
-Moi moi- saludo tímidamente Finlandia desde el interior de la caja. Esto si que no se lo esperaba el sueco.
Se incorporó con cierta dificultad de la posición en bolita en la que estaba y se hincó para quedar de rodillas frente a Su-san.
-Leí tu carta.
Sus ojos violetas brillaban emocionados y una sonrisa se pintaba en su cara. Su pecho se sentía caliente y sus latidos aumentaban de velocidad.
Berwald sintió cómo el pecho le explotaba de felicidad. Abrazó a Finlandia y sonrió.

“Querido Santa: Todo lo que quiero para Navidad es a Finlandia. S-“
Escritor Numero 3 escribió: Título: The legend of the red one (A final fantasy tale)

Género: Aventura fantástica.

Sinopsis: Un joven cazatesoros encuentra un cristal que le lleva a otro mundo desconocido. Con la ayuda de la magia y sus habilidades especiales tendrá que descubrir el modo de volver a casa, comenzando de ese modo una peligrosa misión que pondrá en jaque al planeta y en la que deberá detener a un monstruo milenario conocido como Santa Claus.

Oculto:
Una grieta se abre en una montaña dejando entrever una cueva siniestra. Al interior acceden cuidadosamente un grupo de tres jóvenes. No se les ve bien, tan sólo se pueden distinguir sus rasgos más básicos. Un chico de pelo azul vestido con una túnica de mago y portando un libro, una muchacha de cabello negro largo, con ropas de montaña y un joven de pelo rubio, engominado hacia atrás, con un atuendo negro y una gran espada atada a su cintura. A los pocos pasos una luz les ilumina... Ante ellos lo que parece un cristal azul, colocado en un altar antiguo.
Imagen
La chica y el joven de pelo azul se quedan quietos expectantes, el rubio camina decidido y con andares chulescos hasta él. Al lado distingue un cartel que pone: PELIGRO.
Chico de pelo rubio
VOZ EN OFF

Dos días de búsqueda y aquí estoy, delante del dichoso cristal azul de los huevos.
Después de ver ese cartel tan sugerente me gustaría comentarle a mi equipo que tengo dudas acerca de tocarlo...
Pero soy un chulo. Si, lo reconozco, por hacerme el guay nunca pregunto nada a nadie
y me las doy de sobrado. Siempre he sido así.
Soy tan chulo que vengo de un mundo sibarita y suelto palabrotas todo el rato,
ya sabéis, para hacerme notar.
Soy tan chulo que me pierde ser el protagonista de cada situación, y no os creáis que es fácil,
requiere andar siempre en el centro del grupo con el que estés, así como ser el primero en dar los pasos adelante...
A mayores si llevas media cara tapada por el pelo o una sonrisa indiferente con todo lo que te rodea siempre será un buen plus a la chulería.
Oh, y por supuesto no necesitar la ayuda de nadie.
¿Por qué la gente depende tanto de otra gente? Es algo que no me parece bien,
yo tengo que llamar la atención y demostrar mi gran autoestima. Me quiero. Por lo tanto debo parecer decidido siempre, tener la actitud es lo más importante.
En definitiva, he sido y soy un chuleras de alto nivel, con una reputación que mantener.
Joder soy tan chulo que si tuviera una mascota le pondría gafas de sol, gomina y una chupa de cuero...


... Así que aquí estoy, sin jodida idea de qué hacer con el cristal. Pero yo soy un chulo, así que no pregunto nada, levanto la mano y cojo el cristal del altar.
La mano del joven levanta el cristal. Una luz lo ilumina todo.


[center]THE LEGEND OF THE RED ONE[/center]
A Final Fantasy Tale
El destello es tan potente que deja al chico aturdido unos segundos. Cuando vuelve en si todo ha cambiado, se encuentra en un lugar distinto... Una plaza de ciudad bastante grande, decorada con adornos navideños y un gran árbol de navidad en el centro. Por el lugar caminan cientos de personas cargadas con bolsas de regalos, algunas le miran de reojo por sus pintas tan llamativas.


Parte I. Advenimiento.


Ahora podemos distinguir mucho mejor sus rasgos. Pelo rubio con volumen sin llegar a ser melena repeinado hacia atrás. Ojos grandes de un color azul grisáceo que profundizan en todo lo que observan, una tez pálida como la de un vampiro, con unas facciones extrañas que resultan atractivas por su unicidad. Su traje de cuero negro recuerda al del general Zod en la segunda película de Superman, ceñido, ágil y con un pico abierto en el pecho. En cuanto a su arma, una espada ancha y larga, difícil de manejar si no es con dos manos.
Imagen
Tras unos segundos de incertidumbre se da cuenta por como viste la gente y por la arquitectura que le rodea, que no sólo no se encuentra en su ciudad sino que probablemente esté en otro mundo. Junto a él hay una mujer mayor, de unos setenta años, gorda, que vende lotería.
Vieja
¡Conchita! Cooommprennn lotería de naviddaaaad Conchita, siempre tooooca.

Chico rubio
(alterado)
:shock: ¿Dónde coño estoy? :shock:
La vieja se gira de un susto por el grito y le mira de arriba a abajo con cara de resignación
Chico rubio
Uy, perdón
Ella cae en la cuenta de la espada que lleva.
Vieja
Estos jóvenes de hoy en día... ¿Es que tu madre no te compró las pistolitas de niño?
Si ya decían en los ochenta que los punks traerían estas cosas, venga ¡Márchate de aquí melenudo! ¡Piojoso!
-volviendo a lo suyo- ¡Coommpreennn looteeeríaa!
En esto, el chico rubio ve que en el centro de la plaza hay un grupo de adolescentes vestidos de manera similar a él, sólo que sus atuendos son disfraces y sus armas de cartón. Lentamente se acerca todavía conmocionado por la situación. Uno de los adolescentes, que va vestido como Link el de Zelda, lo ve y se levanta exaltado.
Adolescente disfrazado de Link
¡Eh tíos! Mirad ese cosplay ¡Qué currado!

Chico rubio
Hola... Ehm ¿Cosplay?
Los adolescentes le miran de arriba a abajo con cara de flipe total. Les encanta su estilo. Ellos por su lado van disfrazados como personajes carismáticos de distintas sagas populares de anime y videojuegos. Hay una chica como Mikasa de Attack on Titan, un joven a lo Dante (Devil May Cry), una muchacha como Jill Valentine (RE3) y un par más como Mario y Luigi Bros.
Adolescente con cosplay de Dante
¡Qué guapo tío! Te lo has currado
¿Por qué no te vienes con nosotros? Hacemos una piña de cosplays...
Pedazo espadón llevas
En ese momento pasa un chico musculoso con aires chulescos y ropa ajustada junto a su novia, una pija a la última moda.
Chulesco
(despectivo)
¡Nerds!
El chulo y la novia se van caminando entre risas mientras todos los adolescentes les miran mal.
Link
¡Nerd y a mucha honra!
Chico rubio
¿Nerds?
Link
Si, nos llaman así... Ya sabes no es muy "cotidiano" salir a la calle con esto.
El chico rubio los mira con desconfianza, no le parecen para nada gente de la que fiarse.
Chico rubio
... Ya... Oíd ¿Sabéis donde estoy?

Link
Claro no has visto la parada de metro?
El adolescente señala al rubio la boca de metro.
Chico rubio
A ver... Parada de...
Imagen
Chico rubio
¿Sol?
Link le mira extrañado, desde luego el chaval está perdido. Agilmente le aparta del resto que continúan con sus conversaciones sobre si Ada Wong es en realidad una bipolaridad de Leon S. Kennedy.
Link
Tu no eres de por aquí verdad?

Chico rubio
Am... No :|

Link
Ven demos una vuelta y te enseño esto un poco
.


Parque del retiro. Madrid. 18:45.
Chico rubio
Así que esto es el planeta Tierra y estoy en la ciudad capital de un país llamado Ejpaña

Link
ESpaña, si

Chico rubio
Vaya...

Link
Y bueno cuenta ¿Cómo es tu mundo? Por cierto ¿Cómo te llamas?
El chico rubio se echa el pelo hacia atrás de forma chulesca
Chico rubio
Vengo de una ciudad llamada Midgar, capital del continente del este, y me llamo C...
De repente se fija en algo que le deja boquiabierto. Un enorme árbol de navidad se alza en medio del parque, a su alrededor mucha gente le saca fotos.
Chico rubio
Pero... ¿Qué?

Link
(sorprendido por la reacción)
¡Ah ya entiendo, en tu mundo no hay navidad

Chico rubio
¿Navi qué?

Link
En este planeta hacen una festividad todos los años en honor supuestamente a un mesías de una religión.
En realidad hoy por hoy es más que nada una farándula de compras y cenas familiares obligatorias


Chico rubio
Ah... En fin... Me llamo CID 8)
¿Y tú eres?


Link
Link. Link de Hyrule. Encantado

Cid
Igualmente. Me pregunto como podré volver a mi mundo...

Link
Yo igual, aquí no hay magia, es un coñazo.

Cid
(gritando exaltado)
:shock: ¿Cómo? :shock: ¡No hay magia!
La gente que pasea cercana mira a los dos jóvenes con gesto extraño. Link sonríe algo tímido, como indicándole que baje la voz.
Link
Si que lo vives ¿Eh? jeje

Cid
Pero ¿Acaso la corriente vital no ha propiciado una energía pseucósmica capaz de alterar los elementos?

Link
:shock: Em... :|

Cid
Espera un momento.... Quieto aquí.


Cid da unos pasos hacia delante y se acerca al árbol navideño del parque.

Cid
¡PIRO+!


De sus manos sale una llamarada muy potente que prende el árbol en llamas. La gente se asusta y corre despavorida. Link se queda completamente paralizado, no da crédito a lo que acaba de ver.

Link
P...Pe...Pero...

Cid
Ehhh Por lo menos nosotros podemos usarla! ¿Ves? :twisted:

Link
Ere... Ere... Eres... ¿Real?

Cid
Coño claro ¿No me ves?

Link
Pensaba que sólo eras un friki más haciendo un fanfic en la vida real

Cid
... :? ¿Un fan qué? Oye no entiendo la mitad de las cosas que dices ¿Tú no eres real o qué? ¿Qué es un friki? Y ¡Por qué todo el mundo habla de cosplays! ¿Qué es un cosplay? ¿Una marca?

Link
Yo soy de aquí... Me llamo... Sergio :^o

Cid
¿Eh?


Las sirenas de bomberos y varios coches patrulla suenan a lo lejos acercándose al lugar. Sergio vuelve en si tras el shock y angustiado comienza a correr soltando su espada de cartón. Cid la recoge con asco.

Cid
¿Cómo vas a matar monstruos con esta birria?


Los camiones y coches llegan a la posición de Cid, a toda prisa un par de policías que acaban de aparecer le gritan apuntándole con sus armas que ponga las manos en alto.

Cid
Ahora mismo capullos


Cid usa la misma energía que utilizó cuando usó el piro+, descubriendo que lleva unas pequeñas bolas denominadas "materia" que le sirven para utilizar magia. La siguiente que utiliza lleva puesta la insignia de "Salto". En cuanto la introduce en su cuerpo un aura le sobresale y pega un brinco tan bestia que llega a la azotea de uno de los edificios más altos de la ciudad sin que los policías puedan seguirle la pista.


Parte II. La leyenda del rojo.


Seguimos en lo alto de un edificio madrileño...

Cid
Vale, ya me he hartado de este sitio.


De su bolsillo extrae el cristal azul y lo mira fijamente.

Cid
¡Quiero volver a mi planeta!


El aire corre pero no sucede nada. Tras unos segundos de anhelo todo continúa igual. Cid se desploma en el suelo.

Cid
¡Mierda! Sabía que tarde o temprano la iba a liar... ¿Y ahora qué? :?
Pobre señor con bigotes, que sólo vas a estar. Ojalá estuvieses aquí
.


En cuanto pronuncia sus últimas palabras el cristal brilla con intensidad. Cid lo mira asombrado y justo en ese momento... ¡ZAS! un gato negro aparece a su lado.

Cid
¡Señor con bigotes! :D


Cid abraza al gato y cae en la cuenta de lo que ha ocurrido. Pensativo mira de nuevo el cristal.

Cid
Si puedo traer a quien quiera ¿Quién mejor que el que me ha metido en esto? ¡Bugenhagen aparece!


Al igual que con el gato, el cristal emite un brillo y un hombre anciano aparece ante Cid. El gato por su parte desaparece.

Imagen

Bugenhagen
¡Ugh! Cid, Vaya, vaya... Así que finalmente lo encontraste.

Cid
¿El cristal? Claro, le dije que era el mejor cazatesoros por algo... El problema es...
¿Por qué me ha traído aquí? ¿Y a dónde ha ido mi gato? Estaba aquí hace un momento.


Bugenhagen
Mmm Probablemente sólo te permita traer un acompañante.
De tal modo que cuando invocas a alguien tu anterior invocación vuelve a su mundo
.

Cid
"Genial"...

Bugenhagen
Lo otro olvidé mencionarlo, se ve que ya voy viejo... El cristal tiene cualidades más allá de la magia otorgadas por la corriente vital.
Es capaz de reconocer cuando un mundo peligra por su propio poder
y tiene la autoconsciencia como para enviar a personas elegidas por él mismo para enmendar el error.


Cid
:x ... Primero. Usted no se olvidó de decir eso, ¡¿Cómo iba a olvidarlo?! Sólo se calló...
Y segundo.... ¿Podría repetir la información?
=P~

Bugenhagen
¿Repe...

Cid
(cortándole)
¡Que no me he enterado de nada, vaya!

Bugenhagen
Por lo que sé en este planeta hace siglos vino un monstruo del nuestro.
Un monstruo que adquirió la forma de un hombre anciano y gordo vestido con un traje rojo.
Su base estaba en el norte, donde formó un ejército de pequeños trolls con los que planeaba acabar con la vida de todos los niños de este mundo
.

Cid
:| ¿Matar a los niños? :shock:

Bugenhagen
Bueno, no sé si matarlos o secuestrarlos, qué se yo, el monstruo la iba a liar y punto

Cid
:x ¡Como si fuese lo mismo oiga!

Bugenhagen
Al ser el único ser con magia en este planeta el equilibrio entre el bien y el mal se, digamos... desequilibró.
Así que el cristal mandó a un héroe que lo congeló en el norte.


Cid
Genial, como la leyenda de Sefirot ¿No? Para una vez que me meto en una aventura y ni siquiera es original
¿Qué será lo siguiente? ¿Que me llamen Cloud?
#-o

Bugenhagen
Por desgracia la contaminación es muy potente en este lugar, así que se ha descongelado y planea atacar empezando por esta ciudad durante estos días, en los que celebran una festividad llamada Navidad.
La leyenda del monstruo fue reconstruida por los humanos y le dieron un enfoque más infantil, convirtiéndole en una especie de benefactor volador...
No recuerdo como le llamaban... Santa Clavos o algo así.


Cid
=D> Resumiendo... Tengo que cargarme al gordo navideño

Bugenhagen
Si lo trajeras de vuelta a nuestro planeta sería más útil. Lo estudiaríamos. En cualquier caso debes impedir que logre su objetivo.
Por lo visto es un ser con gran poder, adquirió la capacidad de volar gracias a unos renos que él mismo creó. Es probable que necesites ayuda.


Cid
Ya y usted supongo que no es el más indicado para un combate.

Bugenhagen
Llama a Cloud, se le dió muy bien trabajar con tu padre. Seguro que tenéis la misma química

Cid
Ya puedo encargarme yo sólo, gracias 8)

Bugenhagen
Como gustes... Pero recuerda que si pierdes, Santa Claus te convertirá en un reno.

Cid
8) ...

Bugenhagen
Un reno es un animal

Cid
8) ...

Bugenhagen
Te convertirá en un animal

Cid
8) ...

Bugenhagen
En un reno con el hocico brillante

Cid
8) ...

Bugenhagen
En un reno castrado para no tener el celo

Cid
¡CLOUD!


Un nuevo destello lo ilumina todo. Bugenhagen desaparece y en su lugar un hombre de aspecto similar a Cid hace acto de presencia. Cabello rubio corto, ojos azules claros, piel blanca y un atuendo algo suelto. A su espalda una espada idéntica a la de Cid. Ronda los treinta y tantos...

Imagen

Cloud
(desorientado)
... ¿Dónde...?

Cid
Larga historia. Tal vez no me recuerdes, soy Cid, el hijo de tu antiguo compañero.

Cloud
Ah...

Cid
Si, si, si. Yo también me alegro mucho de verte. Te explico yo soy el prota ¿Ok? El líder, el que toma las decisiones, suelta las punch lines y se lleva a la chica ¿Estamos?

Cloud
...

Cid
¡Ni se te ocurra usar un límite antes que yo! Porque todo el mundo sabe que el primero en usar los límites es el prota y nadie más... N-a-d-i-e m-á-s.

Cloud
No entiendo nada.

Cid
Bugenhagen me ha enviado a través de este cristal para que detengamos a un tiparraco de unos 80... gordo y con traje rojo.
Además tiene un ejército de minitrolls a sus órdenes y puede volar gracias a la ayuda de unos renos castrati que no quieras saber de donde han salido
.

Cloud
:| Pero...

Cid
Es la única forma de volver a Midgar, su ubicación está al norte pero por lo visto vendrá aquí esta noche para liarla.

Cloud
Entonces le esperaremos

Cid
Eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh, eh. [-X El líder ¿Recuerdas? Yo.
Yo diré lo que haremos... Y esperaremos aquí
.


Cloud le mira con recelo. Cid mantiene su mirada sarcástica. En una décima de segundo los dos realizan un mandoble con sus respectivas espadas que genera una onda expansiva dañando críticamente el edificio en el que están.


Taberna Pepe. 1 hora después.

Taberna casera típica del barrio de Malasaña (Un barrio muy campechano del centro de Madrid). En las noticias hablan acerca de un edificio que ha quedado hecho polvo cuando lo que parecían dos figuras extrañas se golpeaban alrededor de él.

En la barra se encuentra Pepe (50 años, barrigudo, con bigote) que cambia de canal para poner un partido repetido del Real Madrid - Barcelona.

Pepe
¡Vamos Cristiano! Vaaamos... Joder, otra vez el cabrón de Messi marcando.


Al otro lado de la barra, con magulladuras, las gafas de sol puestas y bebiendo una caña se encuentra Cid. Sentada junto a él está Tifa, una morena de pelo largo, ropa de boxeadora y edad similar a Cloud.

Imagen

Cid
Pues cómo te decía, me enviaron a por el encargo, pero mi compañero se tomó a mal que me lo diesen a mi...
¿Qué culpa tengo yo de ser guay?


Tifa
¿Quien era tu compañero? :o

Cid
No le conocías, no es muy famoso :roll: Es igual, me harté y le envié de vuelta a Midgar invocándote a ti

Tifa
Ah, bueno, parece que estás algo mejor

Cid
Si, vamos a ello.



22:45 montaña cercana a Madrid.


En una pequeña llanura cerca de la cima una familia improvisa un pequeño camping donde se preparan para cenar. El cielo está estrelledo, pasan algunas estrellas fugaces. En lo alto de la cima Cid y Tifa se encuentran sentados, apoyados el uno en el otro observando como esta familia de clase media formada por 7 adultos, 4 ancianos y 8 niños forman su pequeño aquelarre.


Cid
Es extraño ¿Verdad?

Tifa
¿El qué?

Cid
Esta gente. Este mundo. Sin magia, sin monstruos.

Tifa
Parecen muy pacíficos. Eso es bueno.

Cid
Si pero ¿Qué hacen con sus vidas? ... ¿Trabajar y ya está? :roll:

Tifa
No lo sé

Cid
Es demasiado fácil... ¿Y qué hay de estas fiestas? Todo el mundo parece excesivamente cariñoso y receptivo.
Son como fantasmas de la ciudad de los ancianos, ávidos por tu alma
.

Tifa
Hablas como si te afectara ver felicidad

Cid
¡Yo no...!

Tifa
(cortándole)
¡Silencio! ¡Mira!


Tifa le señala a Cid el cielo. Un carro gigante se presenta imponente en lo alto, llevado por siete renos con aspecto diabólico.

Cid
¡Mecawen! ¡Es él!

Tifa
Se dirige a la ciudad

Cid
No si puedo impedirlo...


Cid se introduce una materia "salto" y acto seguido se impulsa en el aire hacia el carro de Santa Claus. El viejo le ve acercarse y con una sonrisa le saluda "Yo-ho-hó".

Cid
(acercándose en el aire de forma rápida)
Yo-ho-hó... ¡HO-puta!


De un mandoble brutal Cid no consigue partir el carro pero si causarle suficiente daño para que se precipite al vacío cayendo a pocos metros de la familia de antes, interrumpiendo su cena y dejándolos a todos anonadados.

En ese momento Tifa hace acto de presencia y les pide a todos que se marchen corriendo. Tras esto Cid alcanza su posición y juntos los dos se dirigen al carro sólo para descubrir de dentro a una figura de primeras amistosa.

Imagen


Santa Claus
Pero ¿Se puede saber a qué viene este alboroto? Podrías habernos matado chico.

Tifa
Pues a mi me parece un anciano entrañable

Cid
Oiga caballero, no se ande con rodeos sabemos que hace esto para visitar a los niños

Santa Claus
Claro para darles sus regalos por haber sido buenos...

Tifa
Cid... Estás seguro de que...

Santa Claus
Y llevármelos al polo norte para convertirlos en los temibles monstruos que acaben con las vidas de sus progenitores :twisted:

Tifa
:shock:

Cid
Ya, ya, ya... En fin -desenfunda su espada-
Ya tardo en convertirme en héroe, abuelete
.


Santa Claus levanta la mano creando una llamarada, su cuerpo muta y se materializa en su auténtica forma. Un ser humanoide de 5 metros de alto. Rojo como el fuego y con unos colmillos del tamaño de un dedo.


Santa Claus
Tengo un regalo para vosotros


Santa Evil Claus abre la boca y de su interior sale una extraña niebla que cubre el paisaje... Tifa se da cuenta de lo que es.

Tifa
Es niebla alucinógena ¡Cierra los ojos!


Pero antes de que Tifa pueda acabar la frase la niebla cubre por completo a Cid. Paralizado ve como una joven aparece ante él. La conoce.

Pelo corto negro como la noche, tez fría como el hielo. Ojos achinados, calurosos y una sonrisa que erradia felicidad. No es especialmente atractiva de primeras pero una vez recaes en la forma de su cuerpo te genera una irremediable atracción. Pechos redondos, grandes, bien colocados, cintura con curvas bien marcadas y un estilo llamativo de usar la ropa. Ligera pero apretada al mismo tiempo. Es la típica mujer por la que cualquiera contaría las estrellas.

Cid
¿A... la... na?

Alana
Eres todo lo que un héroe necesita para ser. Pero no eres nada para mi...


Alana se desvanece en la niebla. Lo que le ha dicho ha tocado hondo en el corazón de Cid que da un paso en falso hacia atrás y se precipita por un acantilado.


Parte III. Bailando en la oscuridad.


7 días más tarde... Bar de Pepe. Mediodía

Madrid está desolada, como si un terremoto se hubiese unido con un huracán y una erupción volcánica y la hubiesen arrasado. Los coches de bombero y policía van de un lado a otro, en las noticias -que son dadas por todos los canales- no dejan de hablar de la fuerza destructiva que arrasó la ciudad la noche del 24. Familias llorando, gente sin esperanza.

El bar se encuentra en ruinas, varia gente se guarda del frío en su interior alrededor de pequeñas hogueras improvisadas. En una esquina, a la sombra, yace Cid convaleciente pero consciente, con muchas magulladuras por su cuerpo. La puerta de la taberna se abre de golpe y entra Tifa con una niña pequeña. Tras hacerle un breve gesto indicándole donde estaba su familia la niña corre a reunirse con los suyos mientras ella camina a paso decidido hacia Cid.

Tifa
Las buenas noticias son que no se llevó a los niños gracias al tiempo que le retuvimos

Cid
No importa, cuando te cambié por el viejo Bugenhagen me dijo que el bastardo volverá esta noche.
Para acabar lo que empezó. Es el cambio de año
.

Tifa
Ya veo. Mientras hablabas con él yo he hecho recados en Midgar...


Tifa suelta delante de Cid una nueva espada ancha. Perteneciente a Cloud. Afilada como una katana.

Cid
8)

Tifa
Hablé con Cloud y me lo contó todo

Cid
No tengo nada que decir

Tifa
Tranquilo no estoy enfadada, de nada serviría. También hablé con tu grupo de cazatesoros...
Oye, está bien que quieras salvarlos a todos y llevarte la gloria,
pero tarde o temprano tendrás que reconocer que tú sólo no puedes. Es imposible
.

Cid
8)

Tifa
Ese monstruo ataca a nuestros recuerdos más personales. Si no te quitas las gafas y me cuentas qué te corroe volverá a ganarnos.
Y esta vez el planeta no tendrá oportunidad de salvarse, empezará por Madrid, luego Europa y de ahí el resto del mundo
.


Cid No se quita las gafas pero mira a Tifa seriamente durante unos segundos. Por primera vez se ha tomado en serio lo que le han dicho y algo cambia en su interior.

Tifa
¿Y Bien?

Cid
Había una chica... Salimos un par de veces... Y yo no le dije nada. Es todo.

Tifa
¿Por qué?

Cid
Cuando no ofreces lo que alguien busca sabes que si abres los ojos nada será igual,
así que los aprietas con todas tus fuerzas. Te dices a ti mismo: Tranquilo, a ti siempre se te ha dado mejor bailar en la oscuridad.
La oscuridad es más fácil de difuminar
.

Tifa
Cid, Supéralo. Busca el modo de usar esos sentimientos en contra de él.

Cid
... Lo intentaré 8) .

Tifa
Bueno, me alegro que te sinceraras.
Ahora sólo queda esperar al gordo
.


El tiempo pasa a toda velocidad, la luz del día se marcha y llega la noche. Cid y Tifa se equipan con todo lo necesario, unas cuantas materias y sus respectivas armas. Cid se venda sus heridas de tal forma que le permitan moverse con un poco más de naturalidad. Tras una larga caminata por fin alcanzan la cima de la montaña donde anteriormente se enfrentaron al temible monstruo rojo.

Esperan con calma oteando el horizonte. En esto un destello surca los cielos. Es Santa Claus. Tifa se pone en pie.

Tifa
¡Esta vez me toca a mi el primer golpe!


Tifa se introduce la materia "Salto" y pega un brinco hasta alcanzarle. De un fuerte puñetazo derriba a un par de renos precipitando el carro al vacío. La situación se repite, los tres individuos en lo alto de la colina cara a cara.

Santa Claus
¡Vosotros otra vez! No puedo entretenerme más.

Cid
(blandiendo su espada)
Seré rápido, te lo prometo.

Tifa
Esa frase me suena...

Cid
¿En serio? :? Mierda #-o ... Vaya protagonista soy si ni siquiera hago bien las punch lines.

Tifa
No tranquilo... Debí haberla soñado...

Cid
:| Ah :|


Santa Claus lanza una llamarada brutal adquiriendo su auténtica forma, pero antes de que les alcance, Cid y Tifa se abalanzan sobre él. Tifa consigue agarrarle con fuerza la cabeza mientras Cid realiza mandobles en su cuerpo.

Santa Claus
¡No podréis detenerme! :evil: :evil:

Cid
Eso ya lo veremos


Santa agarra con fuerza la espada de Cid impidiendo que le siga atacando. Acto seguido se dirige a Tifa, que continúa sujetándole la cabeza desde atrás con todas sus fuerzas

Santa Claus
Venga bonita... ¿No te apetece un regalo de Santa?

Tifa
(haciendo fuerza sobre su cuello)
... Lo siento Santa… Pero este año creo que me tocará CARBÓN!


Tifa ejerce presión en el cuello de Santa Claus inmovilizándole y permitiendo a Cid que continúe atacando. Por lo que el monstruo recurre a su última solución para librarse de los espadazos del joven... Abre la boca y la niebla alucinógena rodea a Cid de nuevo. En su interior, Alana le observa.

Alana
Cid, corazón ¿Tienes que decirme algo que no me has dicho?

Cid
(acercándose a ella blandiendo la espada con esfuerzo)
Lo siento nena... Pero tengo que empezar a aceptar la realidad...
¡Nunca se me han dado bien las punch lines!



ZASSSSSSSSSSSSSSS



De un mandoble brutal Cid decapita a Alana. Mientras su cabeza cae al vacío la niebla se disipa, descubriendo que se trata de la cabeza de Santa Claus. Su cuerpo estalla en mil pedazos llenando a Cid y Tifa de sangre y visceras.

Los dos se miran, lo han conseguido así que se abrazan efusivamente. Tras ellos, a sus pies, termina la cuenta atrás de fin de año. Salen cohetes.

Tifa
¡Lo has conseguido!

Cid
¿Estás de coña? Sin ti no lo hubiese logrado, gracias :)


Juntos se preparan para irse, Cid se coloca las gafas y saca su cristal, pero entonces Tifa se gira percatándose de algo...

Cid
Vale cristal, ya podemos abrirnos de vuelta...

Tifa
... Cid... :?

Cid
(dándose la vuelta)
¿Qué?


En lo alto del cielo un centenar de pequeños trolls verdes vuelan a toda velocidad hacia el lugar del siniestro de Santa Claus. A medida que se acercan van sacando distintas armas letales, pequeñas hachas, lanzas y espadas. Cid y Tifa se colocan en posición de combate.


Epílogo.


Cid se encuentra en lo alto de una nueva colina de un paisaje sabático. Está tumbado comodamente en la hierba. El día es cálido con un sol muy brillante. De su bolsillo saca una cervecita, la abre y comienza a beberla.

Cid
Bueno chavales ¿Qué me queda por contaros? Si algo me enseñó esta experiencia navideña es que ser un chulito solitario con afán de protagonismo a veces te acarrea muchos problemas. Tal vez no sea la actitud más adecuada para depende qué situaciones... La gente necesita en mayor o menor medida a otra gente para conseguir sus logros. Esa es una gran verdad... Y la navidad sirve para, en cierto modo, hacer que estas relaciones de unión se refuercen, eso es algo que he aprendido en La tierra.

... Así que nada, cuando me di cuenta de que un ejército de minitrolls hijos bastardos de un monstruo milenario con forma de gordo cabrón venían a por mi, apliqué lo que había aprendido: Si te cansas, cuélgale el muerto a otro
:mrgreen:



A sus pies vemos como Cloud, con gesto resignado, se está enfrentando uno a uno a todos los trolls, partiéndolos por la mitad con su espada. Cid le da un sorbo a su bebida desde lo alto de la colina. Observa el combate como si de un partido de fútbol se tratase y se pone sus características gafas.


Santa Claus a mi... 8)



THE END
Última edición por Ada Wesker el 17 Dic 2013 00:38, editado 1 vez en total.
Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Ada Wesker
Zombie Nv3
Mensajes: 678
Registrado: 12 Ago 2013 18:36
Puntos de Vida: 10 de 10
Ubicación: Vistiendo de rojo y con gafas oscuras
x 5
Contactar:

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Ada Wesker » 16 Dic 2013 13:05

Escritor Numero 4 escribió:Título: Una Navidad... ¡DIFERENTE!
Género: Mixto
Sinopsis: Navidad, Navidad, una fiesta que a todo el mundo... "normal"... le agrada, pero en el grupo de muchachos, es una celebración que hasta ese día será propia de cada uno de ellos: Solos o en pareja, cenas entre amigos, citas íntimas... hasta... un apagón que desata una nueva amenaza, pero eso no significa que no puedan disfrutar de un momento de jolgorio...
Oculto:
-Navidad… Navidad… Blanca Navidad… tú nos encaminas… rumbo a la ilusión… ¡hey!... Navidad… Ya es Navidad… con tus cosas nuevas, vamos a…-

Ark Thompson estaba cantando pusilánimemente aquel villancico mientras bebía chocolate caliente en la tranquilidad de su oficina… pero de pronto…

-¡AHORA, AL ESTILO DE BON JOVI EN LIVIN’ ON A PRAYER… WWWOOOAAAHHH, THE CHRISTMAS IS THERE… WWWOOOAAAHHH, CHRISTMAS ON A PRAYER…!-

Ark le lanzó al cantante su taza ya vacía…

-¡OUCH, MIER… ARK, LA NAVIDAD NO SE RECIBE CON VIOLENCIA!-

-Bruce… si hay algo que odio de ti, es precisamente cuando cantas… Y en cuanto a ti León… ¡Por favor, haces el ridículo!-

-¿El ridículo?... Acaban de felicitarme por mi aporte navideño… De todas formas, Ark, hemos venido a la comodidad de tu oficina, para llevarte a celebrar la Navidad lejos de muchos problemas… No creo que te niegues-

-¡Ja!, si lo hace… lo llevaremos a la fuerza-

León y Bruce se mostraban decididos, pero Ark los miró y mostrándoles un sobre…

-Esto llegó ayer, amigos míos… Durante todo el año he tratado de evitar esta fecha… La Navidad no me asienta para nada… y al puto jefe no se le ocurrió mejor idea que enviarme de vacaciones… ¡Señores, hay mucho trabajo, hay bio-terrorismo allá afuera y celebrar la Navidad es sólo distracción absurda para…!-

-Tengo entendido que Chris Redfield acabó con Wesker… por lo que tu argumento no es válido en estos momentos…-

Bruce estaba convencido, en ese preciso instante León recibió una llamada…

-Aló… ¡Oh, Queenie!... Sí, no te preocupes… Claro, no pienso perderme el delicioso postre… ¿Qué si llevaré a Ark?... No lo sé, la última vez se escabulló como una rata, tú sabes, fiel a su estilo… Ok, no prometo nada… También te quiero, nos vemos en tu departamento-

-No me convencerás-

-Rebecca quiere que vayamos… Todos estarán allá: Jill, Chris, Barry, Carlos, Claire… ¡Vamos, Ark, no puede ser tan malo!-

-Sí, piensa que de cierta manera… olvidarás esto del bio-terrorismo… Ahora, déjame ver el sobre antes de hacer cualquier cosa…-

Bruce leía sin mucho asombro, sonreía apenas para resaltar cualquier cosa que le llamara la atención, pero al llegar a la parte final…

-León… Ark está en un serio aprieto… Lo van a suspender por dos meses… Cielos, no es bueno…-

León le dio una ojeada, arrugó el papel y con preocupación…

-Es una injusticia… Fuimos a ese lugar, rescatamos a setenta rehenes, evitamos que muchos monstruos fuesen liberados… pero por el sólo hecho de recibir ayuda ajena a la agencia… No pueden suspenderte… Escuchen, es cierto que Ada me ayuda cuando estoy en problemas, aunque no sé si es casualidad el encontrármela, pero… Ark, no tuve tiempo de leer el reporte… ¿A quién llamaste y qué hizo?-

Ark tomó asiento, se sirvió otra taza de chocolate y rascándose la cabeza…

-Llamé a Carlos…-

-Puta madre…- (León y Bruce preocupados y sorprendidos)

-¡PERO ESE INFELIZ NO TUVO MEJOR IDEA QUE SACAR A LOS REHENES POR LA ZONA DONDE, TÚ BRUCE, HABÍAS PUESTO LOS EXPLOSIVOS!... Joder, ese tipo es exasperante…-

-Bueno, tampoco fue mala idea, los explosivos estaban para detonar en…-

-¡EN MENOS DE DIEZ MINUTOS… BRUCE, EL HIJO DEL SECRETARIO DE DEFENSA ESTABA ENTRE LOS REHENES… Y SABEMOS QUE ES UN PUTO ENGREÍDO, NO ME SORPRENDERÍA QUE SE HAYA QUEJADO DONDE SU PAPI!... Lo bueno para ustedes es que dije que se quedaron luchando mientras yo ayudaba en el escape de los rehenes… Sabía que Carlos cavaría mi tumba… Logramos salir justo a tres segundos de la detonación… y Carlos, alzando los brazos, creyó que era parte de una película… Idiota-

Los tres hombres se quedaron pensativos, fue entonces cuando León…

-Tengo una idea… Quieres a Carlos, tendrás a Carlos… Vamos donde Rebecca, jejeje…-

-¿Acaso lo secuestraremos?-

-No… pero le pedirá disculpas al Secretario…-

-----------------------------------------

-Te dije que debíamos ir por otra calle ya que el tráfico es muy jodido aquí… León, eres el peor conductor que he visto-

-Bruce… Vuelve a decirme eso y no creo que llegues hasta tu jubilación-

La discusión entre ellos no afectaba la concentración de Ark, quien miraba por la ventana a las personas que alegremente disfrutaban la llegada de la noche buena, sin avisar siquiera, bajó del auto y se dirigió a una tienda…

-Buenas tardes… Quisiera comprar ese Santa Claus y el árbol…-

-¿Paga con tarjeta?-

-No, con efectivo…-

Tras la compra que le llevó alrededor de quince minutos, volvió al auto y León y Bruce seguían discutiendo. Ark no decía nada, entonces sonó su celular, lo contestó…

-Aquí Thompson… Queenie, claro que iré, sólo espero que los hijos no reconocidos de Donatella Versace y Giorgio Armani se dignen a terminar la discusión sobre quién heredará el imperio de la moda… Para nada, llevo una sorpresa… Por cierto, yo... Ok, lo hablamos después, yo también te amo…-

-----------------------------------------

Los tres agentes se detuvieron un instante frente al departamento, se arreglaron un poco e ingresaron. Subiendo las escaleras, León recordó…

-Tú y Rebecca ya tienen como cinco meses de relación… ¿En serio no querías venir, Ark?-

-No quiero arruinarles la celebración… Bueno, ya estamos aquí, ¿desde cuándo se reúnen?-

-Venimos haciendo esto desde hace tres años… a Rebecca se le ocurrió y nos gustó la idea-

Al llegar a la puerta del departamento 23, Ark tocó el timbre… y la puerta se abría…

-Cuánto drama… Amor, ya en serio, sólo abre la puerta…-

Pero al abrirse completamente…

-No sabía que te gustaba… Ark, por favor, no juegues con mis sentimientos…-

-¡CARLOS!... ¡TE VOY A HACER PEDAZOS!-

León y Bruce lo detuvieron a tiempo antes de que lo golpeara, en eso Rebecca apareció…

-¿Qué sucede aquí?-

Carlos se puso detrás de ella…

-¡Ark quiere golpearnos!... ¡Nosotros no le hemos héchoses nada!-

León y Bruce quedaron algo extrañados ante lo dicho, pero Ark, calmándose…

-Tranquilo Sméagol… te salvaste por ahora, porque voy a patearte el precioso…-

Rebecca dejó pasar al resto, abrazó a Ark…

-Es Navidad, no hay que pelear… Trajiste regalos, wow…-

-¿Habrá lugar dónde ponerlos?-

Ya adentro, Jill rió…

-No puedo creer que lo convencieran… Supuse vendría con documentos en la mano, para olvidar que es Navidad…-

-Muy graciosa, Jill… pero no podía desairar a Rebecca…-

-Él dijo que el trabajo era muy impor… ¡OUCH, BRUCE, ESO ME DOLIÓ!-

Bruce había golpeado a León en la cabeza para que no dijera nada que arruinara el momento. Barry salió de la cocina con una botella de champaña en mano y al ver a Ark…

-Jajaja… El tipo duro de matar por fin hace su aparición…-

-Así es… El hijo de tu deshonra…-

Todos quedaron mirando a Carlos por ese comentario, pero él alzó su copa y para calmar las aguas, brindó por la llegada de Ark. Acto seguido lo hicieron todos, hasta que Rebecca se puso al frente y emocionada…

-Esperen… falta uno más, no podemos empezar sin él… Sólo espero que no demore…-

Un aroma delicioso provino de la cocina y Chris…

-Rebbie… el pavo ya está listo, creo que le echaré un vistazo…-

-¡No, no y no, ya reconozco tu maña, toma asiento, yo voy, mejor!-

-Te ayudo… Como te conocen mejor que yo, hermanito-

Chris rió ante el comentario de su hermana, fue ahí que tocaron a la puerta. Ark fue a abrir y frente a él estaba un hombre vestido para la ocasión, más formal que él mismo y no tuvo mejor idea que decir con desgano…

-No me digas que eres un “ex” de Rebecca-

-¿Tengo cara de ser un “ex”?, amigo-

-Quizá el “ex” más ardiente que nadie ha conocido… ¡BILLY, AMIGO MÍO, TIEMPO SIN VERTE!... Te dije que debía pasar por ti en el aeropuerto…-

-Carlos, sabes que yo nunca me pierdo… Bien, quiero ver a nuestra bella anfitriona-

Billy pasó como si nada en frente de Ark, sin siquiera darle un apretón de manos, cerró la puerta y haciendo un gesto de molestia, sólo tomó asiento de nuevo. Al estar todos reunidos en la sala, Rebecca tomó de la mano a Ark y alzando todos sus copas…

-Esta es la cuarta Navidad que nos reunimos y quisiera que fuese así por más tiempo, pero sé que en alguna próxima Navidad podrían estar ocupados y tal vez no pudiesen estar presentes… Bueno, quiero agradecerles a mis amigos de la extinta S.T.A.R.S. por estar aquí… a mis amigos “agentes no tan secretos” del SS… a Billy, el hombre que hizo posible que yo aún siga en este mundo, jejeje…-

La mayoría soltó sonrisas y risas ante lo dicho, pero Billy…

-No me des todo el crédito, también me ayudaste… Así que date un… cinco por ciento, jejeje-

Nuevamente las risas, pero Rebecca miró a Ark, le dio un beso…

-Y agradecer por encontrar el amor… Gracias por venir aquí, Ark…-

Ark la quedó mirando, sonrió…

-Igualmente… agradezco más por el amor encontrado que por los amigos que tengo… Nah, es mentira… Todos saben que León y Bruce son como Shaggy y Scooby Doo… yo soy Fred, no sabrían qué hacer sin mí…-

-También te queremos, amigo… Te tenemos acá…- (León y Bruce al mismo tiempo tocándose a la altura del corazón)

Eso generó risas, pero brindando por la reunión, lo mejor estaba por venir. Claire y Jill ayudaban a Rebecca a poner todo a la mesa; Todos se sentaron, pero Chris estaba desesperado por probar el pavo, así que Barry lo detuvo…

-Chris tiene prisa… que él de las gracias…-

-Sí, es lo justo… Chris, di algo bonito, jajajaja-

Chris quedó mirando a Claire por lo que dijo… y cuando iba a agradecer…

-Esperen… tomémonos de las manos…-

Sugerencia preferencial de Rebecca… Todos lo hicieron, entonces Chris comenzó…

-Señor… te damos gracias por esta reunión… de nuevo… Como ya ves, siempre que quiero tomar el pavo me toca dar las gracias, esta es la cuarta vez, prometo no hacerlo de nuevo… Bien, gracias por los amigos, gracias por mantener al mundo en cierta paz… Amén…-

-Eres inspirador…-

-Me mataste, hermano… Amén y aleluya…-

-León, Billy… Ustedes me comprenden, no soy muy buen orador…-

Claire, entre risas…

-Da discursos para poder mantenernos con vida y salir a salvo, pero ante una simple oración… Hermano, ¿de qué pecas tanto?-

-No voy a responder a eso…-

Así fue que empezaron a comer y a beber, como una familia… hasta que a el celular de León…

“Te espero en el Howard’s Grand Hotel… Habitación 71”

León se puso de pie y…

-Rebecca, amigos… Les agradezco todo esto, pero… salió un imprevisto… Algo que debo arreglar en este instante…-

-León, es de todos los años, no me jo… ¡SIÉNTATE!... o Barry te castigará, jajaja…- (Carlos)

-Si es algo urgente, mejor que vaya a atenderlo…- (Sugerencia de Chris)

León ya se retiraba, pero Ark le quitó el celular…

-Es la primera vez que vengo y ya me entero de tus extrañas salidas, no vas a hacer sentir mal a Rebecca… ¡Wow, Ada Wong!... Sabía que no podías vivir sin ella, me debes quinientos dólares… Disculpen un instante…-

-Oye, ¿qué demonios vas a hacer?... ¡Ark, dame mi celular!-

Ark marcó al número mientras que Carlos y Billy detenían a León… y fue que…

-León, ya te he dicho que no me llames… simplemente tienes que venir…-

Ark, sonriendo con malicia…

-Lo siento, amor… pero estoy en una reunión especial, en serio, no creo poder llegar a tiempo, pero… Tengo una idea, mi chofer va a pasar por ti, te espero en Georgia Ave, departamento 23, espero verte, tengo muchas ansias…-

Al término de la llamada, Ark guardó el celular en su bolsillo, León quedó serio y…

-Te voy a asesinar… Dame el celular antes de que pierda la paciencia…-

-Si lo hago… te irás y no disfrutarás de esta hermosa cena navideña, además, encenderemos las luces del árbol… Pondremos la estrella, pediremos un deseo mientras cantamos villancicos y Ada ya está por venir… Le encantó que le dijera que tenías chofer…-

-Yo no tengo chofer, eso fue una mentira, sólo la harás esperar en vano…-

-Yo no lo creo así…-

Todos los quedaban mirando, pero León, viéndolos a todos, quedó asustado pues…

-¡¿Dónde está Bruce?!-

-----------------------------------------

-¡¡¡WWWWWOOOOOAAAAAAAHHHHHHH, ADA ME ESTOY ACERCANDO!!!-

Gritaba Bruce todo emocionado yendo a toda velocidad en el Porsche Carrera de León.

-----------------------------------------

-Amor, creo que lo que le hiciste a León no fue muy acertado… Míralo, está inquieto y eso no es bueno…-

Ark seguía aferrado a Rebecca, le dio un beso…

-Descuida, cuando Bruce llegue con Ada le dirá las cosas a media verdad… por lo que la otra mitad de esa verdad… León tendrá que decírsela… Sólo espero que esté cuerdo para ese entonces… ¡León, deja de beber tanto vino!-

León se acercó a ellos y sirviéndose otra copa…

-Bruce la va a joder… de eso estoy seguro…-

-----------------------------------------

Al llegar a la entrada del hotel, Bruce estacionó el auto, bajó, abrió la otra puerta y como todo un caballero dejó que Ada subiera… al cerrar la puerta, habló por el cuello de su chaqueta…

-Paquete asegurado-

-----------------------------------------

-Comprendido, halcón… León, ella estará aquí en breve…-

Carlos se acercó a León, puso su mano en el hombro de éste…

-Por fin conoceremos a la “novia” del agente Scott Kennedy… Así que encuentros furtivos y noche desenfrenada… Normalmente me daba ese tipo de Navidades, pero desde que los conocí, postergué ese tipo de momentos… Rebecca, por cierto, el pavo estuvo excelente… espero que tengas suerte con el que sigue aún con vida…-

Ark sólo sonrió cínicamente, Claire estaba algo seria, pero manifestó su inconformidad…

-No puedo creer que sigas viéndote con esa mujer… Sabes que no pertenece a nuestro grupo…-

-¡EXACTO!... Claire, gracias por entenderme, por eso, cuando venga, yo me retiraré con ella y… Rebecca, no… no, por favor, no pongas esa cara, menos esos ojos… No…-

Rebecca lo abrazó y melancólica…

-León, eres como un hermano mayor para mí… Sabes que te quiero mucho…-

Carlos hizo el mismo gesto, se aferró a la espalda de León y…

-Te amo… pero como amigo, por si acaso…-

León lo apartó con molestia, miró a Rebecca…

-Ok… voy a quedarme, pero prometan no molestarla ni mirarla como extraña… Esto va para ti en especial, Claire…-

-Me cae mal, esa mujer…-

Al verla retirarse, Rebecca dijo algo extrañada…

-Cualquiera diría que le tiene celos…-

-Ajá- (Carlos y Ark al mismo tiempo)

El tiempo seguía transcurriendo, habían pasado cerca de diez minutos y León ya casi hablaba sólo consigo mismo, fue porque estaba preso de los nervios…

-Claro, eso debe ser… típico de Ark, siempre tiene algo para joderme la vida… ¿Por qué demonios no le hice caso?... ¡Lo hubiese dejado con gusto en la maldita oficina…!-

Tocaron a la puerta… Rebecca fue a abrir a toda prisa, para cuando Ada hizo su ingreso junto con Bruce…

-… voy a matar a Bruce por traerla sin pedirme permiso para…-

-León, León…- (Barry avisándole al oído)

Ada lo estaba mirando, pero él sonrió y acercándose con una sonrisa…

-¡Ada, cielo!, jajaja… que bueno que estés aquí… Muchachos, ella es Ada Wong… y… Ada, ellos son mis amigos…-

Las reacciones fueron por sexos… Chris, Billy, Carlos, Barry y Ark tragaron harta saliva, pues algo de lujuria se apoderaba de ellos, la veían hermosa y sensual… Ada estaba vestida con un vestido de tubo con una raja hasta mitad del muslo de color naranja tornasolado… Bruce, que estaba detrás de ella, hacía gestos de sorpresa y provocación…

Por parte de las mujeres… bueno, ellas…

Rebecca: -Bienvenida a mi humilde hogar… Me llamo Rebecca y es un gusto conocerte…-

Jill: -Mucho gusto… Wow, así que eres la novia de Scott, ya era tiempo de que nos conocieras…-

Claire: -Santo cielo… No puedo comprender a los hombres… Supongo no te has olvidado de mí…-

Y es ahí donde…

-No, tú debes ser Clarisse… la niña que tuvo suerte de encontrarse con León y salir con vida de Raccoon City… ¿Clarisse es tu nombre, no?-

Claire estaba enojada y evitando mostrar eso… sonrió…

-Soy Claire… Bueno, ¿a qué debemos el honor de tu corta visita?-

Carlos la tomó de los brazos y sonriendo…

-No le hagas caso, jejejeje, está en sus días, ya sabes… Mucho gusto, soy Carlos Oliveira, pero para ti… GGGGGGGGRRRRRRRRRRRR… soy Charlie…-

Menudo gesto provocador por parte de él, León lo quedó mirando con seriedad, a lo que Ada respondió el saludo de la misma manera sensual…

-Mucho gusto también… ggggggrrrr… Charlie…-

Carlos estaba extasiado con la expresión y mirada provocadora de Ada, pero Ark…

-¡¿GGGGRRRR, CHARLIE?!... Eso sonó… ¡GAY!... Carlos, ¿no has pensado en unirte al Drag Queen en las Vegas?-

Eso generó sutiles risas a pasos de una carcajada, pero Carlos lo miró seriamente…

-Lamento que no tengas encantos propios, mi querido Archivald Thompson… aunque la suerte se haya acordado de ti en estos últimos meses, si sabes a qué me refiero…-

Ark hizo un gesto de que lo tendría en mente y que se las iba a pagar. La reunión navideña continuó sin más excusas, hasta que siendo las 23:50, Jill les recordó…

-¡Señores, en diez minutos encenderemos las luces del árbol!-

Mientras tanto en el baño…

-¡ARK, HIJO DE… PUTA… ¿POR QUÉ LA MANDASTE A TRAER?... SANTO DIOS, NO PUEDO CONTENERME, QUIERO, YO QUIERO… AAAAAAAAAHHHHHHHHHHHH, NO PUEDO CREER QUE SEMEJANTE MUJER SEA NOVIA DE LEÓN, EL MUY MALPARIDO NI SIQUIERA LA MERECE!... Dios, si tan sólo ella estuviera conmigo…-

Ark estaba sorprendido ante esa actitud de desesperación por parte Carlos, pero calmándolo…

-Carlos, no es para tanto… Ahora sí que pasaste de Sméagol a Gollum… Oye, esto no fue premeditado, la razón por la que vine fue para que al final de esta reunión te llevara ante el Secretario de la Defensa y pidieras disculpas por lo que le hiciste a su hijo durante el rescate… Por tu culpa me van a suspender dos meses… Pero supongo me daré por bien vengado ante esta situación… Ada es fruta prohibida, no pienses siquiera acercártele…-

Carlos respiró hondo, se arregló el traje y mirando fijamente a Ark…

-Bueno, ahora que ya sé de lo que iba a ser tu oscuro plan… Me has dado un golpe bajo, muy bajo, Ark… Creí que eras mi amigo… conociendo mi debilidad con las mujeres, traes a esta fruta del Edén a la que quiero morder sin resentimiento alguno… Ok, haré como si nada hubiese pasado, no quiero seguir peleado con un amigo… así que pídeme disculpas y todo queda ok…-

-Está bien… Pídeme disculpas, ¿contento?-

-Te quiero, hermano… Estamos a mano, desgraciado…-

Mientras tanto en el balcón, León y Ada…

-Tus amigos sí que son geniales… Principalmente el tal Billy, no ha dejado de mirarme…-

-Y no es el único…- (habló León casi en voz baja y con molestia)

-¿Dijiste algo?-

-No, para nada… Bueno, es que te ves… te ves hermosa y wow… En serio, quise que… quise ir a donde estabas, pero…-

-Me preguntaba si en realidad me llamaste para conocer a tus amistades o sólo para hacerme sentir como una de tus conquistas-

-Ada, me ofendes al decir eso… A decir verdad, Ark descubrió nuestro juego… Me gusta venir aquí, pasar la Navidad con ellos, pero como dije... Ark descubrió nuestro pequeño juego y… Me convenció de traerte aquí… Espero esto no nos haga cambiar de planes al final…-

-Puede ser… Claire se porta extraña, ¿qué le sucede?, no le he hecho nada…-

Cuando León iba a hablar…

-¡LISTOS, VAMOS A ENCENDER EL ÁRBOL!- (Rebecca y Barry emocionados)

Chris tomó el enchufe y se preparó para conectarlo en el tomacorriente, aguardando la señal…

-¡5, 4, 3, 2, 1… FELIZ NAVI…!-

¡APAGÓN!... La luz se fue al momento del emocionante grito de Feliz Navidad… A oscuras, Carlos…

-Chris, eso pasa por adelantarte… Era en el instante de Feliz Navidad…-

-Oye, no me eches la culpa… Esto no puede ser, quizá un fusible o un…-

-¿Será efecto por haber traído a Ark?… ¿Qué opinas, León?-

-Que gracioso, Bruce, mi amor no tiene la culpa… Nada de eso, a lo mejor, déjenme ver si el teléfono funciona…- (Rebecca algo seria)

¡LUZ!... Al volver la electricidad, todos quedaron más calmados, entonces nuevamente el…

-¡5, 4, 3, 2, 1… FELIZ NAVI… JODER!-

Nuevamente la luz se fue, Rebecca marcó al recepcionista del edificio… Estaban algo consternados por ese repentino suceso… Entonces un macabro plan se formaba…

-Ark… voy a cometer una locura… Aprovecharé este instante para robarle un inofensivo beso a Ada… En serio, será la única forma de apaciguar estas ganas… ¿Me apoyarás?-

-Quizá… Pero esto no lo contarás a nadie…-

-Todos lo sabrán, lo verán y pediré disculpas…-

-El que te ayudé…-

-Oh, claro…-

Ark, con una pequeña linterna en mano, le pidió a Ada que le diera permiso para ver lo del enchufe, a lo mejor era el problema, Carlos aprovechó a ponerse detrás de ella… La luz volvió repentinamente, el plan fue frustrado… Pero para cuando Ark enchufó las luces, Billy pidió permiso para darle una ojeada también y… ¡OTRO APAGÓN Y LA OPORTUNIDAD PERFECTA PARA CARLOS!

Algunos ya estaban con rabia por eso… hasta que la luz… al regresar…

-Que suave… oh, sí… Ada, pido disculpas por mi atrevimiento, no me pude aguantar las ganas…-

Todos estaban atónitos, a lo que Ada… detrás de Carlos…

-No hay problema… A veces la desesperación hace cosas… que pueden ser comprensibles… raras veces…-

Carlos quedó sorprendido y asustado… y al ver a quien tenía en frente… Fue a Billy a quien le dio un beso en la frente (afortunadamente)… por lo que él dijo…

-Carlos… si no me sueltas en este preciso instante… Juro por Dios que te clavaré al suelo y…-

-Ehh… sí, disculpa… Jejeje… ¡QUE BUENA BROMA, ¿NO LO CREEN?, JEJEJEJEJE!-

Algunos rieron a medias a pesar de la vergüenza ajena… Todo quedó arreglado según le informaron a Rebecca por el teléfono, volvieron a encender el árbol y todos gritaron el… ¡FELIZ NAVIDAD PARA TODOS!

Hasta que otro apagón generó la molestia, pero eso no fue impedimento para darse el fraternal abrazo, aunque Carlos no perdía la esperanza de lograr su objetivo… sólo que al volver la luz…

-Carlos… yo también te deseo una feliz navidad… Ahora, aléjate de mí…-

-Sí… Lo siento, León… Ya sabes, el impulso de esta fecha y todo ello, jejejeje…-

Alzaron sus copas, brindaron, se dieron fraternales abrazos… aunque pareciera mentira, Ada compartió eso sin molestarse… o por lo menos sin demostrarlo… especialmente cuando abrazó a Claire… Carlos, en fin, tuvo mala suerte en sus intentos… Barry, Chris… Bruce… Ark… Fraternales abrazos les dio…

-No puedo creerlo… Un nacimiento… ¿Quién pondrá al niño?... ¡Ojo, si es que creen en esto!- (Ark advirtiéndoles a todos)

-Es América… No importa la religión, pero háganlo… Yo digo que lo haga Rebecca…- (dijo Billy)

-Rebecca lo ha hecho por dos años, Jill lo hizo el tercer año… Que lo haga Ark…- (dijo Claire)

-Tengo entendido que hay que estar… confesado, con Dios y eso para hacerlo… Pero está bien, lo haré…-

Ark tomó la pequeña imagen y poniéndola en el pesebre…

-Sólo le pido que retiren la suspensión que me han impuesto… y que a Carlos lo contraten en el Drag Queen, jajajaja…-

Todos rieron ante lo dicho, pero Carlos estaba golpeándose la cabeza contra la puerta, volteó, miró a todos y acercándose al pesebre…

-Jesús… te pido por los presentes… te pido perdón por si mis actos fueron erróneos… Te juro que al siguiente año me ajuicio, en serio…-

-¡DICES ESO TODOS LOS AÑOS!- (Todos)

Carlos sonrió y continuó…

-Supuse que la oración era a largo plazo… Ok, te pido por el mundo… para que esté en paz, que las batallas cesen, en serio, no sabes cuánto cansa enfrentar a cada loco que quiere ver al mundo un poco peor cada día… Supongo eso es todo… Oh, me olvidaba… Que mañana a los pies del árbol estén los regalos que pedimos a Santa Claus o por lo menos a la puerta estén cumplidos nuestros sinceros deseos… exceptuando el de Ark que quiere verme en el Drag Queen, quizá él tenga mejor suerte, jejejeje…-

Barry le dio un golpe en la cabeza, pero Carlos pidió disculpas… El resto también dio sus oraciones y pidió un deseo… Todo estaba de maravilla a partir de ahí… pero… gritos en las calles y una explosión se hicieron escuchar…

-Esos no fueron fuegos artificiales… Joder, espero que no sea…-

León fue hacia el balcón y viendo lo que se acontecía… Los demás también se acercaron y quedaron consternados… Carlos, con la ayuda de su monocular…

-Oigan… Ark, Bruce… ¿Ese no es el hijo del Secretario de Defensa?-

Cuando lo vieron siendo mordido y a pasos de transformarse en un zombi… Carlos dijo con malicia…

-¿Aún quieren que le pida disculpas al Secretario de la Defensa?-

-No, para nada…- (Ark y Bruce con la misma malicia)

Todos seguían observando el desastre, a lo que Jill…

-Que suerte que trajimos pistolas… Hay que luchar, esto es amenaza seria, es en la capital…-

Todos le dieron la razón y partiendo al combate, Carlos apagó las luces del árbol…

-Bueno… supongo que a alguien más se le hizo el deseo… ¡MÉNDIGOS HIJOS DE… ESPÉRENME, NO EMPIECEN SIN MÍ!-
Escritor Numero 5 escribió: Dragon Ball Z
Titulo: La primera de muchas.
Genero: Drama.
Sinopsis (resumen): Todos sabemos lo que paso con Goku y Gohan después de la nada agradable visita de Raditz a su hermano menor, pero ¿Qué paso con Milk en ese año? ¿Como vivió “la esposa del héroe” durante ese tiempo? bien, esta es mi versión de los hechos.
Oculto:
Pronto seria navidad, la montaña Paoz se cubriría de nieve por completo, los animalitos que habitaban el intrincado bosque se retirarían a hibernar o emigrarían como las aves lo hacían cada año, muchas de las familias de la zona bajarían de la montaña en busca de una temperatura más soportable y solo unas cuantas se quedarían a luchar contra la caprichosa naturaleza.

Ella, Son Milk, esposa de Goku y dichosa madre de su único hijo…se quedaría sola, pues su marido había muerto hacia ya varios meses y su único preciado retoño se encontraba en manos del monstro Piccoro Daimaku, quien supuestamente se lo devolvería después de completarse un año de entrenamiento, pero viniendo de una bestia como él, ninguna promesa tenía valor.

Rápidamente se limpio las lagrimas que bajaron por su rostro al pensar en eso, había tratado con todas sus fuerzas de seguir con su rutina de ama de casa como todos los días desde que se caso, lo cual consistía en levantarse temprano, hacer el desayuno, lavar los platos, después seguir con la ropa sucia, una comida sencilla, para comenzar con la limpieza de su hogar poco después y terminar con la cena para posteriormente ir a dormir, pero no podía, desde el maldito día en que Goku salió de casa con su niño en brazos para ya no volver, no podía hacer nada de eso.

No dormía, no comía e incluso parecía que su corazón dejaría de latir en cualquier momento a causa del dolor y la tristeza, se suponía que se había levantado de su cama (en la cual nuevamente no logro conciliar el sueño la noche anterior), solo para buscar algo que obligarse a comer, pero no pudo, termino como cada día, sentada justo en el sofá de su estancia, sin fuerzas para levantarse y con cientos de lagrimas queriendo escapar de sus ojos negros.

Claro, su padre y los amigos de su esposo habían tratado de convencerla en mas de una ocasión para que se quedara con alguno de ellos, ¿pero como hacerlo?, que tal si en algún momento llegaba su pequeño bebé, que pasaría si por obra y gracia de kamisama lograra escapar del demonio verde y viniera a buscarla, ¿qué ocurriría entonces con su niño si ella no estaba para resguardarlo entre sus brazos y protegerlo? No, no podía permitirse un fallo así como madre, lo esperaría, sin importar cuanto tiempo pasase, ella esperaría pacientemente por su retoño.

Recapacitando eso se decidió a ir nuevamente al segundo piso, tenia que arreglarse un poco, si ese era el día en que su Gohan por fin volvería a ella, no podía permitirse el recibirlo en un estado tan lamentable.
Subió lentamente las escaleras a la siguiente planta, como si con eso el tiempo pasara más rápido, pero al cabo de un par de minutos se vio justo en la cima por mas que trato de evitarlo, tuvo el impulso de volver a bajarlas solo para subirlas nuevamente a paso más lento, pero se contuvo y se encamino a su habitación.

Tomo la manija con su mano temblorosa, cada ves que habría la puerta se le helaba el corazón al no ver a su esposo sonriéndole mientras le preguntaba que había de comer, en mas de una ocasión había terminado en tirada en el piso llorando desconsolada, claro, sabia que volvería, que su amado Goku seria revivido, pero eso no evitaba que sintiera dolor por su ausencia, por lo que le había pasado, ¡¡¡EL HOMBRE QUE AMABA HABÍA MUERTO POR TODOS LOS CIELOS!!! Y por mas que se negaba a si misma el siquiera pensarlo…tenia miedo, miedo de que ninguno de sus hombres volviera a su lado, de tener que pasar el reto de su vida hundida en esa maldita soledad que la estaba volviendo loca poco a poco.

Tomo una gran volcanada de aire solo para darse valor y abrir la puerta de un tirón, en cuanto lo hiso se dirigió inmediatamente a su baño, no se detuvo a mirar su cama vacía, lo que es mas, cerro fuertemente los ojos, pues supo que no aguantaría nuevamente un recordatorio tan tangible de su soledad, no se animo a abrirlos hasta que no se encontró en la seguridad de su cuarto de baño.

Una vez dentro, fue inmediatamente su lavabo para lavarse el rostro y peinarse un poco, que no se notara que había llorado como tonta otra vez, pero se detuvo en seco al verse en el espejo.

Su piel, antes blanca como la leche, había tomado un tono amarillento nada sano, debajo de sus ojos se podían observa un par de enormes bolsas obscuras que delataban lo poco que dormía (si es que lograba dormir algo por las noches), su rostro se veía muy delgado, pero fijándose bien se equivocaba, no era su rostro el delgado ¡ERA ELLA!, su semblante, sus brazos y sus piernas, toda ella estaba delgadísima, ¿cómo era posible que no lo hubiese notado antes?

Su mente se lleno de tontos pensamientos vanidosos por varios minutos, se estiro la cara, se soltó el pelo, jugo con su ropa, pero nada la hacia verse mejor, como si no tuviera suficientes razones para sufrir, encima de todo se había vuelto fea de la nada, hubiera comenzado a maldecir de no ser por que algo mas significativo llamo su atención.

No era otra cosa que el pequeño marco plateado que ella misma había dejado sobre una de las repisas cerca del lavabo hacia ya aun par de años, se sentó sobre la tapa del retrete y se dispuso a admirar la fotografía del cuadro con mas detenimiento…y hasta devoción.

En ella estaba su pequeña familia, su esposo, ella y también el pequeño bultito que fue Gohan de recién nacido, que felices eran en aquel momento, una sonrisa triste se formo en sus labios, esta seria la primera navidad que pasaría sola. Viendo el retrato pudo recordad sus primeros años de casada y el como había intentado por todos los medios que ella y Goku tuvieran una navidad normal, pero por una u otra razón esto nunca se lograba.

Siempre iba de un lado a otro decorando todo cuanto podía, preparaba una cena monumental solo para presumir sus dotes culinarias e incluso ella misma iba con Goku a cortar el árbol para asegurarse de que fuera simplemente perfecto, mas sin embargo siempre se echaba a perder todo en el último momento.

Por que su amado esposo bien podía devorar todo antes de siquiera llevarlo a la mesa o algún poblado podría necesitaba su ayuda imperiosamente arruinando su fiesta, eso sin mencionar a los gandules de sus amigotes que llegaban sin avisar en estados mas que etílicos quitándole a ella los ánimos de festejar cualquier cosa, y como olvidar la joya que fue la ultima navidad, donde sin saber ni como, el dichoso árbol perfecto, termino prendido en llaman, provocando que las esferas estallaran por el calor y que los regalos terminaran arruinados por el agua al querer apagar el incendio.

No pudo mas que reír recordando todo, nada era como debería ser en esa casa, pero era feliz y nunca se aburría, eso era seguro, en ese momento tomo una decisión, ya no lloraría mas, ni tampoco se dejaría morir de tristeza como lo había estado haciendo hasta ese momento, es mas, iría por las cajas de decoraciones al ático y adornaría toda la casa, pondría los focos de colores, colgaría las medias en la chimenea, hornearía hombrecitos de jengibre, incluso iría a conseguir un árbol al bosque, lo llenaría de bellas esferas, largas guirnaldas de colores, tiras de palomitas, bastones de caramelo y colocaría la estrella en la cima del pino como cada año, hasta podría… ¿Y por qué no? Incluso invitaría a los rebeldes amigos de su esposo a pasar las fiestas juntos en su hogar.

Por que gracias a esa foto lo recordó, si bien la época se trataba de estar en familia, también se trataba de tener esperanza y ella empezaría de una vez, encendería su casa con tanto amor y esperanza que cualquiera podría encontrarla, incluso sus dos hombres podrían sentir su afecto allá donde estuvieran.
Sintiéndose reanimada entro a su habitación y tomando uno de sus abrigos bajo rápidamente la escalera, se coloco un gorro, un par de guantes y salió al exterior, por primera ves en muchos meses se sentía libre, respiro el aire puro que tanto abundaba y se encamino al bosque, algunas risas se escapaban de ella al pensar en todo lo que tendría que hacer y una enorme sonrisa se dibujo en su rostro al sentir el pequeño copo blanco que callo sobre su nariz derritiéndose al instante, nevaba, decidió tomarlo como una señal de dios de que todo estaría bien, de que pronto su hijo y su esposo volverían a ella, esta ves para nunca mas dejarla sola.

Obviamente, después de esta experiencia, su querido Goku se daría cuenta de lo que era verdaderamente importante, su familia, ya no pensaría mas en cosas tan tontas como lo eran las artes marciales, nunca mas volvería a poner en riesgo su vida, regresaría y todo seria como ella siempre lo soñó, serian una familia feliz, siempre unida y muy normal.

Lo que Milk no sabia, es que estaba completamente equivocada y que sus sueños de juventud jamás se harían realidad, que su esposo no solo moriría reiteradas veces, sino que incluso vivo, la dejaría sola en mas de una ocasión por su egoísmo y que esta, solo seria una de muchas navidades que pasaría completamente sola.

Fin
Escritor Numero 6 escribió: Titulo: ¿Fiesta para todos?(Souht Park)
Genero: Friendship.
Sinopsis (resumen): Uno es judío, el otro cristiano, uno celebra el hanukkah y el otro la navidad, son amigos, pero se odian… ¿o no es así? Demos un vistazo a lo que pueden provocar las fechas invernales y mi perturbada mentecita consumida por el aburrimiento y el azúcar.
Oculto:
Estaba aburrido, estaba solo y jodidamente aburrido, era el 25 de diciembre y el estaba jodidamente solo y extra jodidamente aburrido, se encontraba solo en casa, con el pijama puesto y acostado en su cama, todo por que Ike se había enfermado y sus padres se fueron al doctor dejándole para cuidar la casa, lo cual era una gran estupidez, digo, tiene once años, ¿Qué iba a hacer si entraba un ladrón?¿mearse encima? si tan solo el Sr. Mojón o Mr. Hankey estuvieran ahí, todo seria mejor, pero entendía que siendo espíritus de las fiestas seguro estarían llenos de trabajo, pero carajo, estaba muriendo de aburrición.

Además de eso, aun estando encerado en su casa podría escuchar el ruido de la estúpida fiesta de Cartman, podía imaginar claramente las risas del culo gordo en ese momento, de seguro estaría diciendo cosas como “¿Por que tan solo Kyle?” “¿No te divierte tu Hanukkah Kyle?” “¡Eso te pasa por ser un estúpido judío de mierda Kyle!”, pero al carajo con el culón, con él y con su estúpida fiesta navideña a la que invito a todos sabiendo que el no podía ir.

Pero…tenia que admitir que le gustaría, claro, jamás dejaría de ser judío, mas por llevarle la contraria al estúpido culón que por otra cosa, pero había momentos como ese en los que se preguntaba como seria, ¿Cómo seria la navidad, festejar con sus amigos y recibir la visita de Santa Clos?, le gustaba ser judío, eso de recibir regalos por ocho días era genial, pero quería estar con Stan, con Kenny…e incluso con el Imbécil de Cartman, como seguían siendo amigos no lo sabia, pero lo eran y aun que discutieran todo el tiempo (por que el otro era un imbécil declarado), tenia que admitir que eso era mejor que como estaba ahora…

Pero bueno, tenía que encontrar algo que hacer o terminaría por volverse loco, se puso a buscar entre sus cajones y pronto encorto lo que quería, tomo su pequeño dreidel y lo hiso girar, no era lo mejor del mundo, pero era algo.

-Tengo un pequeño dreidel, que de barro fabriqué-empezó a cantar suavemente-Cuando está seco y listo, con dreidel jugaré.

Así pasó algunos minutos, haciendo girar su dreidel y cantando, por momentos podía oír algo como unos golpecitos en su ventana, pero no les presto atención, al menos no lo hiso hasta que una enorme roca atravesó su ventana y destrozo su dreidel.

-¿Pero que carajos?-rápidamente se dirigió a su perjudicada ventana, donde encontró a quien menos pensó ver esa noche-¡Cartman, que jodidos crees que haces!

-Estuve tocando tu ventana como un maldito imbécil judío-le grito el gordinflón desde su propio jardín-y como no contestabas decidí lanzar algo más grande.

-¡Me importa una mierda Culón, tendrás que pagar la ventana!

-Calma tus tetas perra, ¿acaso tienes arena en la vagina de nuevo Kyle?

-¡Yo no tengo arena en…!-paro su frase a la mitad esquivando por los pelos otro proyectil del pequeño nací-¡Hijo puta!

-¡Mi mamá no es ninguna puta!-le reclamo el sintiéndose muy molesto, para después agregar en vos baja-eso me busco por venir a ver a un marica de mierda como tu.

-¡Nadie te pidió que vinieras lame culos!-grito el ya completamente harto de aquella mierda-¿Por qué carajos no estas en tu estúpida fiesta?

-Por que el marica de Stan me dijo que estarías solo, como soy alguien muy bondadoso y genial vine a maravillarte con mi presencia, judío malagradecido.

-¿QUE?-no podía estar más sorprendido por el cinismo de Cartman-Bueno, ya viniste, ya jodiste, ahora vete a la mierda Cartman.

Entro de nuevo a su cuarto sintiéndose furioso, ¿Cómo era posible ser tan hijo de puta?, estaba que hervía, quería patearle su enorme trasero, se encontraba pensando en todo lo que quería hacerle a ese imbécil cuando su pie golpeo contra algo, miro al suelo encontrándose con una cajita dorada con un laso rojo. Una ves mas regreso a la ventana, justo a tiempo para detener al castaño de irse.

-Eh, culón-le llamo fuerte mente.

-¿Qué mierdas quieres ahora Kyle?

-¿Qué es esto?-pregunto mostrándole la pequeña caja.

-Vaya que eres un judío imbécil Kyle-decidió pasar por alto el insulto pues quería una respuesta-es un regalo Kyle, un maldito regalo.

-Ya se que es un regalo retardado, lo que quiero saber es por que.

-Es un soborno-contesto con simpleza.

Lo miro sin entender una mierda de lo que quería decirle, ¿Cómo que un soborno?, al parecer el otro supo perfectamente lo que le pasaba por la mente, pues de un momento a otro agrego con completo cinismo.

-Es un soborno para ver si te decides a dejar de se un maldito Judío mierda y bienes al lado bueno.

-Viniendo de ti tendía que haber sabido que se trataba de alguna estupidez-grito él entrando nuevamente a su cuarto-maldito cabrón-dijo para sus adentros-mira que venir a mi casa decirme esas cosas.

Miro el presente en sus manos y lo supo, tiraría esa cosa, fuera lo que fuera, si venia de Cartman, lo mas seguro es que seria alguna estupidez, botaría el regalo, claro que lo haría…después de abrirlo y confirmar que era una mierda.

Abrió rápidamente la pequeña caja y lo que vio lo dejo anonadado, no era ninguna estúpida broma del idiota, era un collar con un dije de la estrella de David. Cartman ralamente le había llevado un regalo y aun que lo había echo enojar, ¿no era eso lo que el quería?, no había dicho hacia tan solo unos minutos que eso era mejor que estar solo.

La verdad era que se sentía mucho mejor que en un principio, ya no estaba aburrido y de alguna extraña forma la presencia de Cartman lo había echo sentirse reconfortado, supo que estaría solo y abandono su fiesta para ir con él, mas para joderlo que para otra cosa, pero aun así fue a verlo. Se coloco el pequeño collar y una ves mas se dirigió a la ventana, esta ves solo alcanzo a ver al castaño a punto de doblar en la esquina, junto aire y grito…

-¡EH! ¡CARTMAN!-el niño solo volteo a verlo sin decir nada-¡FELIZ NAVIDAD CULO GORDO!

En los labios del racista chico solo se dibujo una sonrisa, aun que ya estaba demasiado lejos para que Kyle lo notara, el soltó un suspiro y contesto en vos baja.

-Feliz Hanukkah judío.

-¡AUN ASÍ TENDRÁS QUE PAGAR LA MALDITA VENTADA GORDO DE MIERDA!-grito nuevamente.

-¡PÚDRETE JUDÍO MARICON!

Fin.
Escritor Numero 7 escribió: Titulo: Así llegaste a mi vida (Scooby Doo)
Genero: Friendship.
Sinopsis (resumen): Hay cientos de versiones de Scooby Doo y sus amigos, siendo una de ellas de cuando eran niños, si alguien mas aparte de mi se pregunto alguna ves ¿como se conocieron en ese entonces…? pienso que pudo ser algo así.
Oculto:
Vio como poco a poco sus hermanos desaparecían ante sus ojos, todos eran llevados en brazos por enormes señores y señoras, en poco menos de una hora, la segura caja en donde se hallaban él y su familia había quedado casi vacía. Ya solo se encontraba con él una de sus pequeña hermanas con el pelaje mucho mas claro que el suyo, todos los demás ya habían sido adoptados y llevado a sus nuevos hogares.

La verdad no podía entender muy bien el por que no podían quedarse con su madre, parecía que la había disfrutado tan poco, pero bueno, siendo sinceros él nunca solía entender muchas de las cosas que pasaban a su alrededor, además eso de tener un niño propio no sonaba tan mal, según lo poco que sabia se trataba de alguien que le diaria de comer, que lo cuidaría, jugaría con él, lo alimentaria, peinaría y le diaria de comer otra vez, que hablando de eso…ya tenia mucha hambre.

Con esfuerzos se asomo por la orilla de la caja de cartón y suplicó lo mas fuerte que pudo siendo apenas un cachorro, pero el gran hombre de gorra que los cuidaba pareció no escucharlo, lucia mucho mas interesado en jugar con esa barita blanca que echaba humo, volvió al suelo de la caja sintiéndose algo triste, además empezaba a hacer mucho frio, ahora que recordaba…uno de sus hermanos (no se acordaba muy bien cual, pues todos lucían mas o menos iguales) le dijo que cada ves que hacia frio, significaba que era la nav…la navi…¿Navidad? algo así, lo importante no era el nombre, si no lo que pasaba cuando eso ocurría, según le dijo su hermano, cuando eso pasaba, un ladrón vestido de rojo se metía a las casas a devolver cosas que había robado a lo largo del año, pero era tan tonto que siempre dejaba cosas que ni eran de la casa, esa idea le aterraba, pensar que un ladrón pudiera meterse a la que seria su casa por la noche lo asustaba muchísimo, por que podía ser un gran danés…pero también era una gallina confirmada.

Seguía temblando en su lugar pensando sobre el asunto cuando una pequeña y helada mano lo toco, lo que hiso que se agazapara hacia uno de los rincones de la caja completamente asustado, huyo tan rápido que casi logra voltea toda la caja, pero gracias a que el hombre de gorra la sujeto a tiempo no pasó nada.

-Tonto perro-le oyó decir en voz baja y se sintió avergonzado de ser tan cobarde.

Al levantar la visto noto que quien lo había tocado no era el ladrón de rojo, ni un monstruo, ni siquiera un espanto…era una pequeña niña rubia que ahora jugaba alegremente con su hermana al otro lado de la caja, quiso acercarse, unirse al juego y arreglar su error, pero en cuanto dio unos pasos hacia ellas, la mujer que venia con la nena lo aparto de un empujón, el se quedo tirado a un lado sin comprender que acababa de pasar, de pronto, la alta mujer cargo a su hermana y él se quedo completamente solo…

La gente iba y venia de aquí para allá, cientos de niños se asomaban a su caja, jugaban un poco con él y después se alejaban, era el ultimo de los cachorritos, así que tenia que dar su mejor esfuerzo para encontrar un buen hogar como sus hermanos, corría y brincaba, aullaba y perseguía su cola, caminaba en dos patitas y lamia cuanta mano bajo a su altura, muchas personas rodearon la gran caja para verlo, alguno se lo llevaría, estaba seguro, corría emocionado hacia un pequeño pelirrojo cuando se tropezó con sus propias patas, dándose de bruces contra una de las paredes de cartón, logrando esta ves voltear toda la caja.

Pudo oír el escándalo de todos al reírse de él, sonoras carcajadas estallaron a su alrededor, lo rodearon por completo haciéndolo sentir desdichado, minutos después vino el silencio, un silencio que le pareció aun mas apabullante que las risas anteriores, eso solo indicaba que todos se habían marchado ya, que lo habían dejado nuevamente solo.

-Tonto perro-alcanzo a escuchar al hombre de la gorra, al cual no se molesto siquiera en acomodar la caja otra ves.

Se quedo ahí, tirado en la oscuridad, después de unos segundos de reflexión se cubrió su cabeza con sus patitas y lloro, lo hiso lo mas bajito que podía, pues no quería que lo regañaran de nuevo, ¿Por qué nadie lo quería? ¿Acaso no era tan bueno como sus hermanos? ¿No era tan bonito? ¿Que pasaría con él? ¿Se quedaría solo para siempre? ¿Moriría en la calle igual que su papá?

-¿Estas bien perrito?-oyó decir a una pequeña voz, pero o quiso mirar-¿tienes hambre perrito?

Bien, eso si llamo su atención, desenterró la cabeza de entre sus patas solo un poco y pudo ver a un niño que estiraba una mano hacia él, no quería acercarse…pero olía tan dulce, camino poco a poco hacia el chico, lentamente se acerco a esa mano que sostenía algún tipo de golosina rosada, sin darse apenas cuenta ya se hallaba fuera de la caja, estaba recostado en el regazo del pequeño que por fin lo dejo atrapar el dulce caramelo color rosa, lamia y lamia, sentía como aquella dulzura se desasía en su boca y era lo mas rico que había probado hasta entonces.

-Shaggy ¿Qué estas haciendo?-dijo una niña pelirroja acercándose a ellos-¿sabes cuanto te hemos buscado?-pregunto molesta.

Él quiso correr, no quería que nadie lo viera, no soportaría que nadie más se riera de él, que pasaran de largo y lo dejaran abandonado, pero el niño…Shaggy, él lo detuvo abrasándolo contra su cuerpo.

-Tranquilo perrito, todo estará bien-le susurro en el oído mientras lo acariciaba suavemente, sus manos eran tan cálidas.

No supo por que, pero lo reconforto fácilmente, de alguna forma sus palabras lograron hacerlo sentir seguro, era la primera vez que alguien lo abrasaba y tenia que admitir que era realmente agradable. Se sentía tan seguro entre sus brazos que poco le importaron los otros dos niños que corrían hacia ellos...la verdad ni se dio cuenta de en que momento llegaron hasta ellos.

-¡Diablos Shaggy! ¡¿Tienes idea de lo preocupados que estábamos cuando nos dimos cuenta que desapareciste?!-grito una niña castaña de enormes lentes.

-Lo siento Vilma, lo siento Daphne-contesto Shaggy abrasándolo mas fuerte-es solo que realmente tenia hambre.

-Tu siempre tienes hambre…Shaggy-oyó decir a un chico rubio, el cual se acerco a él lentamente y acaricio su ojera con mucha suavidad-¿y este perro?

-Estaba escondido debajo de esta caja Fred, al parecer lo están vendiendo-Saggy lo miro y le sonrió, por alguna razón se sintió muy contento y le lamió el rostro…vaya sorpresa ¡SABIA DULCE!

-Parece que le agradas al pequeñín-dijo la pelirroja brindándole un mimo.

-Él también me agrada Daphne, y creo…creo que lo comprare.

¿Comprarlo? Eso significaba que se lo llevaría con él ¿o no?, seria su nuevo amo, no se había quedado solo, alguien lo quería, ¡ALGUIEN LO QUERÍA!

Salto de los brazos de su futuro niño y brinco tan alto como pudo, dio vueltas y se sacudió, corrió y corrió en círculos hasta que nuevamente, tropezando con sus patas , se dio de bruces contra el suelo, se asusto terriblemente, ¿Qué tal si Shaggy ya no lo quería por ser tan torpe?

-Pobre cachorrito-la castaña lo tomo entre sus brazos-¿eres un amor cierto?-decidido, le gustaba la castaña-creo que es perfecto para ti Shaggy…pero ¿qué dirán tus padres?

-Papá se enojara, pero mamá caerá en cuanto vea esos lindos ojos negros-movió su pequeña cola sintiéndose feliz, tal parecía que si era lindo después de todo-además, pronto será navidad y... ¿que tanto puede comer un perro?

No tanto, pensó él, solo…repetidamente, en ese momento vio como Shaggy, su nuevo niño, camino hacia el hombre de gorra que seguía jugando con la barrita blanca, hablaron un poco y lo vio volver con mala cara, tubo la sensación de que se había quedado sin casa de nuevo.

-Es muy caro-le oyó decir con tristeza y sintió que se le rompía el corazón.

-¿Cuanto?-le cuestiono el rubio.

-Mucho mas de lo que tengo-contesto acariciándolo y quiso volver a llorar.

-Espera…tengo una idea-si, definitivamente le gustaba la niña de lentes.

Después de hablar un poco vio como los niños hablaban nuevamente con el hombre de gorra, esta ves el les dio un collar, una placa y una correa, parecía que por fin se irán de ahí, por fin podría ir a eso que llamaban hogar y el no podría estar mas feliz.

-No puedo creer que compráramos un perro-dijo Fred mientras le colocaba el collar de color gris…aun que bueno, para el todo era gris.

-Yo tampoco-contesto Daphne sonriendo-esto es tan emocionante… ¿no lo crees Vilma?

-Claro que si Daphne, claro que si-confirmo parando por un segundo para después agregar entre risas-el mejor regalo de navidad que mis padres me han dado sin saberlo.

-Lo que yo no puedo creer es que hayan gastado su dinero para comprarme un perro-dijo Shaggy abrasándolo con alegría.

-Te equivocas-oyó alegar Fred, quien le acercando un bombón al hocico, el cual devoro con extremo placer-usamos nuestro dinero para comprarnos un perro.

-Fred tiene razón, este pequeñín es de todos-dijo Vilma acercándose a abrasarlo también.

-Es un regalo de navidad para todos-Agrego Daphne acariciándolo tambien.

-De todos-oyó a Shaggy repetir suavemente-habrá que escogerle un buen nombre.

Los escuchó hablar mucho sin entender lo que decían, la verdad seguía sin entender muchas cosa, como por ejemplo, ¿por que los perros no vuelan? o ¿que era la navidad?, pero si sabia una cosa, sabia que era el perrito mas feliz del mundo, por que no solo tenia un niño para amar, tenía cuatro para el solito, si había un regalo de navidad, eran ellos, por que podía sentir en lo mas profundo de su ser, que estarían unidos para siempre…o tal ves solo tenia hambre.

-Bien, esta decidido-dijo Vilma sacándolo de sus pensamientos-ese será su nombre.

-Correcto-afirmaron al unísono Fred y Daphne.

-¿Qué se siente tener una nueva familia?-le pregunto el niño abrasándolo una ves mas-feliz navidad Scooby Doo.

-Feliz Navidad Shaggy.

Fin
¡¡¡BUENA SUERTE A TODOS!!!
Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Spartacus
Tyrant
Mensajes: 796
Registrado: 21 Oct 2008 04:59
Puntos de Vida: 10 de 10
Argentina 
x 8

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Spartacus » 17 Dic 2013 15:43

Siempre me ha gustado el personaje CID de Final Fantasy, a mi opinión, el mejor de todos jeje. Y como bien dice el relato, siempre se lo pasa a segundo y hasta tercer plano!!!!

Mis 3 puntos son para el escritor numero 3!
Oculto:
Imagen
Es raro ver a un Cartman... uhmm... ¿amable por unos segundos? en querer comprarle un presente a Kyle ya que un odio va en constante aumento cuando estos dos se cruzan. Pero me gusta, me gusta mucho, y aunque en los episodios festivos, lease: como la navidad en South Park siguen siendo episodios crudos y racistas, me gusto leer algo diferente en su contexto y me agrado mucho mas el final, muy propio de aquellos personajes bizarros.

Mis dos puntos son para el escritor numero 6!

Siempre vi a Milk (o Chi Chi) como un personaje insoportable, histérico e irritable. Pero nunca nos pusimos a pensar que pensaba o que sentía la mujer del guerrero mas fuerte del universo. Este escrito nos muestra un poco la soledad a la cual está destinada a transitar, en una montaña solitaria, lejos de la ciudad y el bullicio de la misma. Lejos de sus seres amados los cuales peligran su vida en cada momento.

Mi único punto es para el escritor numero 5!
Imagen

Avatar de Usuario
Lady Grey
Zombie
Mensajes: 330
Registrado: 03 Nov 2012 01:50
Puntos de Vida: 10 de 10
Steam ID: Polividona Yodada
Ubicación: comiendo un sandwich de Jill con extra tocino
Chile 
x 1

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Lady Grey » 17 Dic 2013 16:00

Mis 3 puntos son para el escritor n°1,los 2 puntos son para el escritor n°4 y el ultimo punto es para el escritor n°6.
Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Lilith Morrigan
Contagiado 30%
Mensajes: 61
Registrado: 01 Abr 2013 20:42
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil
México 

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Lilith Morrigan » 17 Dic 2013 18:20

Leí todos los fic, y eh de decir que con muy buenos e imaginativos, pero hay que escoger y aquí están mis puntos...

Le doy 3 puntos al fic del escritor numero 6
Le doy 2 puntos al fic del escritor numero 4
Le doy 1 punto al fic del escritor numero 1

En el 6, me gustan mucho esos dos, y el que sean tiernos el uno con el otro me encanta, ademas de ese final que rompe con la melosidad y vuelve a lo acostumbrado, me gusto.

En el 4 debo decir que me hizo reír, hubieron varias frases y escenas que me encantaron, en especial la llegada de Billy, es todo un galán y el wey lo sabe :D

En el 1 me encanto la narrativa, todo muy bien llevado y las palabras seleccionadas fueron excelentes, pero le falto mas suspenso, no me asusto en lo mas mínimo y la verdad el final me dejo deseando...estaría muy bien una continuación :P
Soy el ser que se alimenta de tus pesadillas
Una fuerza obscura que te devorara si te descuidas
Ten miedo de la noche y su poder
Ten miedo de Lilith, desterrada del Edén.

Avatar de Usuario
Reshi
Bio Organic Pet
Bio Organic Pet
Mensajes: 559
Registrado: 07 Abr 2013 21:47
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Remake
x 5

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Reshi » 17 Dic 2013 20:07

Bueno, bueno, bueno, veo que todo esto marcha estupendamente. Me llena de gozo hunteril que haya salido tan bien y con tanta participación :o

Yo no puedo votar porque soy neutralmente neutral, como Suiza :mrgreen: pero aún así como soy taaaaaaaaan dorable y taaaaaaan grrrrrrrr-generoso, ¡me he querido pasar por el tema para repartir algo también! De lo que yo reparto que son Reshipuntos. Me parece justo que cada usuario que se pase a votar reciba 1 y los participantes reciban 2... cuando sepa quiénes son pogrrrr supuesto... :lol:

¡¡Mucha suerte a todos!!

Avatar de Usuario
airam_wesker
Contagiado 60%
Mensajes: 133
Registrado: 10 Dic 2012 20:31
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Code: Veronica
Ubicación: en una casa, en una calle, en una ciudad, en un pais, en un continente, en un planeta
Venezuela 

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por airam_wesker » 17 Dic 2013 23:41

le doy 3 punto al fic del escritor numero 2
le doy 1 puntos al fic del escritor numero 5 y le doy 2 al fic del escritor 6
Las grandes naciones siempre han actuado como gansters y mafioso mientras las pequeñas son prostitutas

Avatar de Usuario
Gray Fox
Cyborg Ninja
Cyborg Ninja
Mensajes: 6503
Registrado: 21 Feb 2003 17:18
Puntos de Vida: 10 de 10
x 298

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Gray Fox » 19 Dic 2013 05:02

Nada como votar sin tener ni puta idea de a quien cojones o a que jodid@ depravad@ le estas dando los puntos (xD), en fin, allé voy:

Le doy 3 puntos al fic del escritor numero "4"
Le doy 2 puntos al fic del escritor numero "2"
Le doy 1 punto al fic del escritor numero "7"


Suerte a tod@s.
Imagen

Avatar de Usuario
Lenore Marcus
Contagiado 60%
Mensajes: 141
Registrado: 27 Mar 2007 21:22
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil
Ubicación: En la cama con James Marcus dándonos muchos arrumacos
México 
x 6
Contactar:

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Lenore Marcus » 19 Dic 2013 10:31

Y aquí vienen los 9untos de la bella Lenore Marcus!!! XD

Mis 3 9untos van 9ara el escritor #6
Mis 2 9untos van 9ara el escritor #5
Y mi último 9unto va 9ara el escritor #4
"Now I will have my revenge on Umbrella... and the world will burn in an inferno of hate!!"

http://lyonsmith.bandcamp.com

http://www.fanfiction.net/~lenoremarcus

Avatar de Usuario
Ele Alzerav
Demon Knight
Demon Knight
Mensajes: 14303
Registrado: 10 Feb 2008 19:59
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Remake
Ubicación: Mordor
España 
x 179

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Ele Alzerav » 19 Dic 2013 17:54

Muy bien vamos a ello :)

Mis 3 puntos para el escritor número 1...
La verdad es que el relato me recordó bastante a Déjame Entrar, esa historia no me gusta xD pero esta si me gustó bastante :)

Mis 2 puntos van para el escritor número 5...
Una historia sobre Dragon Ball siempre es bienvenida xD

Mi 1 punto va para el escritor número 7
Aquí no sabía por cuál decidirme porque todas están bien, pero al final se va para Scooby Doo.

Avatar de Usuario
Alexia Ashford
Demon
Mensajes: 9775
Registrado: 30 Sep 2006 20:15
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 6
Ubicación: Limbo
x 13
Contactar:

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Alexia Ashford » 20 Dic 2013 12:40

Omg! Sé quién es el escritor número 4 y lo siento, pero sabes que no me gustan esas historias xd
Le doy 3 puntos al fic del escritor numero 1. Me gustó su idea, creo que pudo haber puesto más gore (?) Ok, no, pero si estuvo genial ^^
A todo esto, espero que al final se revelen quienes son los escritores y no solo el ganador porque muero de curiosidad por saber quién escribió el 1 :wink:
Imagen

Baby i like your style

Avatar de Usuario
Ada Wesker
Zombie Nv3
Mensajes: 678
Registrado: 12 Ago 2013 18:36
Puntos de Vida: 10 de 10
Ubicación: Vistiendo de rojo y con gafas oscuras
x 5
Contactar:

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Ada Wesker » 20 Dic 2013 13:05

Oculto:
Primero que nada, gracias a todos por votar, y disculpen que este viniendo antes de que terminen las votaciones... pero es para aclarar algo... A la hora de nombrar el ganador se revelara el nombre de los escritores, solo son anonimos hasta el momento de la entrega del premio :) ...lo publico en spoiler para no "manchar" las votaciones... y ademas estoy al pendiente de este concurso, en cuanto alguien vota reviso que sus votos esten bien, de lo contrario les pido que lo arreglen. Y solo volvere cuando terminen las votaciones y ahi anunciare al ganador...

Saludos! ;-)
Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
Lilith Morrigan
Contagiado 30%
Mensajes: 61
Registrado: 01 Abr 2013 20:42
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil
México 

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Lilith Morrigan » 20 Dic 2013 15:23

Alexia Ashford escribió:Omg! Sé quién es el escritor número 4 y lo siento, pero sabes que no me gustan esas historias xd
Le doy 3 puntos al fic del escritor numero 1. Me gustó su idea, creo que pudo haber puesto más gore (?) Ok, no, pero si estuvo genial ^^
A todo esto, espero que al final se revelen quienes son los escritores y no solo el ganador porque muero de curiosidad por saber quién escribió el 1 :wink:
Hola Alexia, oye te falta darle puntuación a otros dos autores, se supone que repartes 6 puntos, 3 a uno, 2 a otro y 1 a el ultimo, espero no molestarte.

La verdad el tema es muy bueno, tal ves la próxima ves haya mas fics, solo falta que la gente se anime :D
Soy el ser que se alimenta de tus pesadillas
Una fuerza obscura que te devorara si te descuidas
Ten miedo de la noche y su poder
Ten miedo de Lilith, desterrada del Edén.

Avatar de Usuario
Cursed
Nemesis
Mensajes: 1138
Registrado: 25 Ene 2007 21:55
Puntos de Vida: 10 de 10
x 34

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Cursed » 20 Dic 2013 17:10

Yo le doy tres al 6

dos al 5

y uno al 1

Salu2 8)
Soy un maldito entre los malditos.
Recuerdo una vieja historia sobre Alejandro Magno.
Lloró cuando vio que no había más países por conquistar.
¿Lloraré yo cuando no haya más normas por quebrantar?

Avatar de Usuario
Alexia Ashford
Demon
Mensajes: 9775
Registrado: 30 Sep 2006 20:15
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 6
Ubicación: Limbo
x 13
Contactar:

Re: 1er Reto Literario: Navidad [VOTACIONES]

Mensaje por Alexia Ashford » 20 Dic 2013 21:14

Lilith Morrigan escribió:
Alexia Ashford escribió:Omg! Sé quién es el escritor número 4 y lo siento, pero sabes que no me gustan esas historias xd
Le doy 3 puntos al fic del escritor numero 1. Me gustó su idea, creo que pudo haber puesto más gore (?) Ok, no, pero si estuvo genial ^^
A todo esto, espero que al final se revelen quienes son los escritores y no solo el ganador porque muero de curiosidad por saber quién escribió el 1 :wink:
Hola Alexia, oye te falta darle puntuación a otros dos autores, se supone que repartes 6 puntos, 3 a uno, 2 a otro y 1 a el ultimo, espero no molestarte.

La verdad el tema es muy bueno, tal ves la próxima ves haya mas fics, solo falta que la gente se anime :D
Entiendo, pero qué pasa si no me gustó ningún otro? Qué es lo que debo hacer?
Dar cero puntos a los demás? O si llego a darle puntos a las 2 historias restantes, esos puntos pueden hacer que mi candidato o escritor elegido pierda porque justamente puede que por culpa de esos puntos que he regalado le han faltado a los demás escritores pa ganar.
Imagen

Baby i like your style

Cerrado