Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Espacio destinado a los juegos de E-Rol creados por miembros de esta comunidad.
Reglas del Foro
Para que un E-Rolpase a este foro deberá ponerse antes en el foro general de Comunidad y luego ser aprobados por administración o moderación
Responder
Avatar de Usuario
Reshi
Bio Organic Pet
Bio Organic Pet
Mensajes: 559
Registrado: 07 Abr 2013 21:47
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Remake
x 5

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Reshi » 25 Abr 2014 20:17

Muy bien, dos participantes crujientitos más anotados :mrgreen:

La mansión va a ser la del juego original, más que nada porque no he encontrado un mapa de la del Remake... u.u

Avatar de Usuario
Reshi
Bio Organic Pet
Bio Organic Pet
Mensajes: 559
Registrado: 07 Abr 2013 21:47
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Remake
x 5

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Reshi » 26 Abr 2014 09:49

Mis queridos niñ@s, esto va a comenzar...

Todavía no he explicado exactamente la mecánica del juego pero es que prefiero comenzar con la introducción antes para situarnos de lleno en el escenario y no cargar con demasiada información. De momento sólo diré que el mapa funcionara como un tablero de juego de mesa. Al final pondré una imagen para que lo entendáis mejor pequeños humanos :twisted:


*Nota: Los hechos narrados en esta historia son peores que un reboot de Anderson. Sólo el escenario es conocido para una mayor facilidad a la hora de desenvolverse, pero todo lo demás es un random sinsentido de nombres y acontecimientos.


Imagen
*Noticias de última hora*

Una vez más la Mansión Spencer lo ha conseguido.
El misterio que envuelve a esta enorme vivienda sigue sin ser desvelado.
Numerosos científicos se han adentrado en sus profundidades para intentar resolver los extraños sucesos que en ella están acaeciendo,
además de otros tantos curiosos que se han acercado para tratar de conseguir alguna imagen exclusiva.
Sin embargo, ninguno de ellos ha conseguido volver para relatarnos cómo o qué se encuentra entre sus habitaciones.
Desde que hace 10 años sus habitantes fallecieran en circunstancias todavía desconocidas,
nadie ha sido capaz de rehabilitar la Mansión, ni siquiera de completar una visita con éxito.
Esta vez se trata del científico William Birkin que partió hace tres días, contratado por los familiares de los fallecidos Spencer,
para recoger algunas imágenes o muestras del interior con objeto de realizar un posterior estudio.
La comunicación se cortó hace más de 24 horas sin que se haya vuelto a saber nada de Birkin.
Las autoridades han tratado innumerables veces de llevar a la milicia a las inmediaciones de la casa,
no volviendo tampoco ninguna de sus expediciones.
Incluso han hablado de realizar un bombardeo controlado para destruir el edificio y con ello la maldición que sobre él pesa.
Sin embargo, los herederos no han querido hacer declaraciones, ni mucho menos dar autorización para tales maniobras.
Al menos mientras la enorme fortuna de la familia Spencer siga escondida en alguna parte entre las polvorientas dependencias.

Desde aquí alertamos a todos los ciudadanos de Raccon City para que no se acerquen a tan nefasto lugar mientras el cuerpo de policía no haya conseguido esclarecer los hechos.


- - - - - - -
Mapa del Primer Piso:
Oculto:
Imagen
Grrrrr, gruño de emoción :mrgreen:
Les paso el testigo para que introduzcan sus personajes y narren cómo llegan a la mansión... Necesito el número del espacio por donde vais a entrar (Ved puertas y ventanas en el mapa y elegid).
A partir de ahí explicaré mejor cómo irá el juego y expondré las situaciones de cada uno. Vamos a suponer que llegan en el mismo orden en el que pasen a escribir sus introducciones.

Avatar de Usuario
Fury
Xenomorph
Mensajes: 4560
Registrado: 13 Sep 2005 20:36
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil
Ubicación: Sky Lagoon
Uruguay 
x 112
Contactar:

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Fury » 26 Abr 2014 11:04

ASALTO A LA PROPIEDAD PRIVADA: EL NEFASTO ESPACIO Nº2

Las vacaciones en Raccoon City no merecian nisiquiera el credito que los japoneses le habian dado en los comerciales de la empresa de viajes turisticos Cashcom en la cual invirtio una pequeña fortuna para adquirir el privilegio de caminar por las callejuelas de una ciudad tan aclamada como la "Silent Hill" de Oregon. Pero hasta aquel tercer dia de estadia en el hotel Ravenhorlm... ni niebla... ni enanos con cuchillos... de Silent Hill esa ciudad tenia muy poco.

En esto reflexionaba Fury mientras degustaba una taza de cafe en el balcon de su habitacion en el tercer piso de aquel apartamento con estilo barroco y ladrillos sobresaliendo al exterior. El era un amante de las "casas embrujadas", principalmente por la adrenalina que fluye en las venas de una persona sometida al auto-convencimiento de que el siguiente paso podria ser el ultimo. Lo que el buscaba en su vida no era una experiencia extrema del estilo deportista sino algo mas calmado y cargado de misticismo.

Fue por eso que visito Raccoon City... inmigrando desde su lejano Uruway el cual parecia hallarse a un millon de kilometros, o en su defecto mas alla de los ahorros que conservaba para el pasaje de regreso. Pero toda ciudad tiene su historia, Raccoon poseia una extraña melancolia entonada en construcciones antiguas, la Jefatura de Policia era de un estilo del Siglo XIX... incluso el 70% de los edificios mantenian vigente la elegancia de eras ya olvidadas. Pero mas alla de eso Fury no encontro nada que le llamase la atencion, al menos lo suficiente para permanecer un dia mas atrapado en esa metropolis de antaño.

El destino cambiaria cuando en su Televisor Philips de 14" presencio el reporte noticioso en manos de una de las cadenas locales, Raccoon 9. Pronto comenzo a despertar esa ansiedad como la de un niño en una jugeteria, querer ir y meter mano en todo lo que fuera posible. Una mansion en el bosque, posiblemente embrujada, gente desaparecida... y la Policia Estatal bloqueando la carretera a la mansion... ¿que mas necesitaria un chico curioso?.

Sin embargo la cosa no era como hilar y coser... podria caer preso o ser matado a tiros por traspazar propiedad privada, si tan solo por acostarse con la hija de un mormon equivalio a un exorcismo y amenazas de ser enviado al infierno en base de escopetazos.... ¿que podria sucederle si enserio se metia en un lio barbaro?... ¿que otras opciones tendria? y mas importante aun... ¿como decirle que no a la aventura?.

Durante esa tarde se lo penso muy detenidamente degustando sus clasicos Marlboro acompañando el Cafe, con el paso de las horas surgio un periodico conocido de la localidad, el Raccoon Times anunciando exclusivas sobre "el caso Arklay", palabras sin sentido para Fury quien no se quitaba las ganas de ir a esa mansion y comprobar personalmente si ese Folklor regional era cierto o un antipatico intento para atraer turistas.

Habian tocado las 8:25 p.m cuando las noticias repetian el mismo tema, un tal William Birkin se habia metido a la mansion y habia desaparecido... pero pareciera que cada cual tenia su version, los de Raccoon 9 decian que habia sido asesinado por un loco escapado del manicomio, Raccoon Times mostraba que el se habia suicidado dentro de la gigantesca mansion al desesperarse por no encontrar la salida... Raccoon Magazine trataba el tema como obra de espiritus del averno que emergian por un portal oculto sobre el cual fue construida la mansion... aunque el Clasificado de los Raccoonianos informaba que tenian testigos supervivientes declarando abduccion extraterrestre y que la mansion era una cobertura del gobierno para tapar el acceso a una base militar que los alienigenas utilizaban para cobrar el aguinaldo.... nada de ello parecia tener sentido, quizas asi lo ultimo, todo lo demas seria igual de falso.

Pero la noche era joven y Fury ya se habia terminado su Vat 69, al depositar el vaso sobre la mesita donde tenia el cenizero, cargo su caja de cigarrillos, el Zippo y una cajetilla de Beldent. Habia decidido comprobar el asunto por su cuenta y quizas a demostrar que esas palabras tan bien enfatizadas en los medios de comunicacion eran puras mentiras. Aunque no ganaria dinero con hacerlo, sentia que era su deber... aunque la realidad es que la curiosidad le pico... quizas demasiado.

El Distrito Cider de Raccoon City no era el mas ameno para transitar en la noche, algunos tiroteos se daban entre pandillas de maleantes aunque el RPD informaba que siempre los tenian a raya. Fury se bajo del Bus y se acomodo la campera. Miro hacia todas las direcciones cotejando que nadie fuera a surgir por las espaldas y comenzo a caminar.

No habia mucho que ver, nada mas que el Rio Marble y los puentes que le unian, pero mas alla del horizonte estaba un acceso a un camino de tierra que comunicaba con la carretera principal. ¿No seria mucho pedir un taxi en vez de caminar?, si para el y las pocas monedas que le quedaban.

11:30 p.m... tardo poco mas de dos horas en alcanzar el sitio que pretendia, le dolian las piernas paro ya habia llegado bastante lejos. Mas alla de las luces del alumbrado publico se extendia el inmensurable bosque, una invitacion a ser picado por una culebra, pyton, el coco o alguna tarantula del film Aracnofobia. Pero Fury era alguien determinado, cuando queria algo lo tomaba, asi fuera un amor no correspondido, el iba y regresaria con el ojo morado si fuera necesario... pero lo haria.

Con esa determinacion o ignorancia de los peligros que asechaban, encendio un cigarrillo y comenzo a caminar siguiendo el camino de tierra que lo conducia a las penumbras de la espezura. Algo que si noto era el temor que ese bosque influia apenas uno se acercaba. El viento y los sonidos de las especies autoctonas como la Nutria, eran definitivamente llamativas y para alguien muy acostumbrado a la vida de ciudad, seria una experiencia muy atemorizante.

Apenas se adentro en la espezura, el cielo desaparecio bajo los arboles y todo se transformo en un matiz de negro y negro mas oscuro. Llego el punto en el que no veia un carajo, pero pronto se percato de que era su vision jugandole en contra. Ver las luces de la ciudad le habia atrofiado los ojos, pero la cura para este padecimiento tan comun era simple, cerrarlos por 10 minutos y luego abrirlos para que las retinas reaccionaran mejor los endebles fotones que esa maleza reflejaba.

Asi pues se inco y cerro los ojos mientras daba pitadas esporadicas a lo que quedaba de su Marlboro, al hacerlo su capacidad de oir aumento considerablemente, siendo que su cuerpo entraba en estado de alerta y la imaginacion le jugaba en contra ya que el sonido de ramas frotandose le hacia creer por momentos que algun animal estaba acechandole. Pero al cabo de 10 minutos abre los ojos y descubre el fruto de la larga espera... no habia servido para un carajo.

1:40 p.m, luego de comprobar que eran 45 y no 10 los minutos requeridos, Fury deambulaba por el mismo camino que habia segido desde hacia mas de dos horas. El viento era el mismo y las penumbras no molestaban mas, con el "amanecer" de la luna llena pudo obtener una clara vision del terreno que le rodeaba, salvo por las zonas mas densamente pobladas de arboles.

Segun el Raccoon Times, la mansion quedaba en algun sitio entre la Ruta 18 y el Camino Vecinal 13, no tenia un mapa a mano pero mas adelante habia una carretera, seguramente alguna señalizacion habria por alli, o sino algun policia que le escoltara de regreso a la ciudad. Pero al llegar a la misma noto la desolacion que habia en ese "tunnel" artificial siendo el unico por donde podia apreciar el cielo completamente abierto. La carretera estaba cubierta por arboles que tenian mas de 500 años y se elevaban decenas de metros hacia el firmamento.

Fury elevo la vista pero definitivamente era algo realmente escalofriante estar ahi. No sabia cuanto se habia alejado o que tanto le tomaria ubicarse, era cierto que por momentos venia a la mente esa idea de que todo el asunto era una estupidez, pero algo le hacia continuar, y era mas que curiosidad... solo que no tenia explicacion.

Escogio caminar junto a la carretera esperando encontrarse con algun vehiculo que fuera en su direccion con tal de pedir un aventon, pese al trayecto aun mantenia el optimismo.

3:25 a.m, por giros del destino una camioneta Ford de 1943 pasaba justo por ahi y le vio sentado de piernas cruzadas a un lado del camino. Fury se pone de pie y hace señas de ¿suplica o es que era un demente escapado del loquero?, en esto pensaba el conductor de aquella pieza de museo herrimbrada que emitia mas smog que 3 Locomotoras juntas. Con una explicacion rapida y ante un hombre que comprendia a aquel Uruwayo muerto de sed, este accede a llevarle hasta el camino que conectaba con la propiedad Spencer.

5:50 a.m, El trasto vibrador se detiene junto a un camino de tierra que conservaba una unica luz de alumbrado publico. Era para que todos vieran el letrero de "No pasar, polizones seran cosidos a balazos". El chofer se despide de su acompañante y lentamente continua su camino tapando de humo al Uruwayo que vivia una ironia ante su vicio favorito. Pero, aun ante todas las contradicciones, estaba hi, a tan solo 2 Km de la tan aclamada mansion embrujada.

7:30 a.m, Entre caminos serpenteantes y esquivando dos nidos de culebras africanas, Fury finalmente se convencia de que la mansion era real. Alli se encontraba impune ante el denso bosque, una edificacion de dos pisos que lucia como un rascacielos artificial, pero con un toque de antiguedad y desgaste que enrriquecia los ojos del espectador.

Se movio pasando por enzima de un muro de ladrillos cubierto por moho y se adentro en el terreno de la propiedad. Comenzaba a amanecer pero debido al denso bosque bosque y al pedazo de montaña que tenia detras , la luz del sol dificilmente tocaba la tierra, era la oportunidad de hacer una intrusion furtiva a aquel edificio que extrañamente conservaba algunas luces encendidas.

Lentamente se aproximo a la entrada principal, el sitio mas obvio de toda la estructura pero inmediatamente penso que solamente un idiota entraria por ahi. Si la mansion era un sitio prohibido era de creer que la puerta estaria trancada. Por ende Fury decide hechar una mirada hacia la fachada de la estructura. Para los ojos de aquel tipejo esa mansion era.... una mansion (valga la redundancia), el desgaste de la humedad y el sol le daban un aspecto rustico tan fantastico que se quedo como abombado mientras devoraba con los ojos aquella demacrada pieza de antiguedad.

Sin embargo un estruendo rompe la monotonia del viento sobre la copa de los arboles, era un trueno, o un disparo muy fuerte, pero cual quiera sea el caso, las nubes grises anunciaban que posiblemente era un trueno. La idea de mojarse bajo la lluvia no le cayo bien, principalmente porque no habia refugio en el sitio donde se encontraba. Este fue el detonante de un actuar un tanto improvisado y quizas demasiado arriesgado para ser real.

En vez de tantear el picaporte de la puerta principal Fury decide irse por el lateral izquierdo, tantear una piedra de gran volumen y lanzarla contra una ventana. El estrallido del vidrio al romperse le hizo recordar el peligro de que esa mansion estuviera siendo habitada y quizas el Folklor de los embrujos y los ET era no mas que pura invension amarillista.

Pronto descubrio que el destrozo de propiedad privada no trajo penurias al asaltante, pues nadie se presento a knockearlo de un cachiporrazo. Lentamente se acomoda en la ventana y mete la mano por el boquete abierto buscando el cerrojo, pero no lo encuentra, solamente madera liza. Intrigado hecha una mirada mas minuciosa y descubre que el cerrojo estaba mas arriba y que con el brazo no lo alcanzaria, al menos no desde esa posicion.

Es aqui donde la paciencia no es una virtud adminisble, Fury toma otra roca y destoza el vidrio que estaba mas arriba, mete el brazo y finalmente alcanza el pasador. Inciste por varios minutos y finalmente percibe un tronido y como la ventana se unde hacia el interior, lo habia logrado!.

Con sobervia y astucia Fury trepa por la ventana y se mete en casa ajena, enseguida percibe otro trueno y lo que parecia ser un relampago o el flash de una camara de seguridad captandole infraganti. Pero con la suerte hechada, este cierra la ventana y entona una mirada al panorama que le rodeaba. ¿Un comedor?..... no.... era mas que eso... era un sitio muy pintoresco y con un detalle artistico muy bien definido.

En los primeros minutos de exploracion este decide que no se alejara de ese sector por el momento, pero que disfrutara del trofeo por tan angustioso trayecto, ademas de que su cuerpo a gritos pedia un deszanzo. Por ello arrimo una silla y se sento, coloco el plato para usarlo de cenizero y encendio su ultimo cigarrillo mientras entonaba una mirada al techo que lucia inalcanzable y a la altura del firmamento. A pesar de la publicidad amarillista, esa mansion era un autentico lujo arquitectonico.... pobre diablo por no saber la odisea que le esperaba...

Avatar de Usuario
Roxanne Rivaille
Nemesis
Mensajes: 1615
Registrado: 01 Ene 2012 17:15
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Remake
PS3 Network ID: Peseanst_3
Ubicación: En UA, aprendiendo a ser un héroe
España 
x 17
Contactar:

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Roxanne Rivaille » 26 Abr 2014 11:28

¿Aun se puede participar? Yo también quiero :D
Imagen

Avatar de Usuario
Ill
El Pibe
El Pibe
Mensajes: 12998
Registrado: 18 Nov 2006 00:30
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Operation Raccoon City
PS3 Network ID: wosse
Steam ID: wosse22
Ubicación: City of Ocala
España 
x 590

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Ill » 26 Abr 2014 16:16

Ill no era el mejor en su oficio, ni siquiera era decente, pero siempre conseguía cumplir su trabajo con más o menos éxito. Era un buscapersonas, alguien encargado de buscar a ciertos individuos por un módico precio cuando la policía o los servicios públicos abandonaban la búsqueda o echaban tierra encima del asunto como en el caso que le había llevado hasta esa ciudad del demonio, Raccoon City. Unos cuantos fajos de billetes entregados a las personas correctas le dieron la información que necesitaba acerca de Lupita López, una chica de veinte años que había ido a esa ciudad dejada de la mano de Dos de vacaciones con un grupo de amigos y, según le habían contado a nuestro intrépido y poco convencional "héroe", había ido junto a sus compañeros a la mansión Spencer para hacer la gracia como buenos adolescentes ávidos de alcohol, marihuana, sexo y fiestas universitarias.

Las cosas que Ill había oído sobre la mansión y sus alrededores no le hacían mucha gracia pese a no creer en paranoias, conspiraciones, espíritus y demás, pero si la gente que se adentraba en ese edificio no llegaba a salir era por algo perverso. Sin embargo no tenía mucho más remedio que investigar la zona, echar un vistazo rápido y volver a sus contratantes (los padres de Lupita) para decirles que no había encontrado nada y que le aflojaran el pago por sus lamentables servicios.

Ataviado con ropas nada sospechosas (sombrero, gafas de sol a pesar de ser de noche, gabardina, guantes, etc.) y a bordo de una flamante bicicleta oxidada que había encontrado en un descampado (sobornar a los locales para conseguir información lo había dejado seco) Ill se encaminó hacia la mansión siguiendo la carretera que, a pesar de los avisos y advertencias, según le habían dicho conducía hasta ella. Esperaba encontrarse resistencia policial por la zona, pero para su sorpresa nadie le impidió avanzar por la carretera comarcal, encontrándose esporádicamente con coches que venían en dirección contraria hasta que llegó al camino sin asfaltar que subía hasta la susodicha mansión. Las verjas estaban abiertas y tampoco había nadie allí, ni siquiera en la caseta del guardia, así que se adentró en la propiedad aprovechando el amparo de la noche entrante.

Tras caminar unos veinte minutos empezó a ver luces, lo que le extrañaba pues supuestamente la mansión estaba deshabitada. Sin embargo ahí estaba la edificación ante él con varias luces encendidas iluminando la gravilla del exterior desde el primer y el segundo piso; no parecía para nada que el lugar estuviese abandonado a pesar de no haber un alma en varios kilómetros a la redonda. Ill tuvo la genial idea de llamar a la puerta principal, pero una figura a contraluz desde el segundo piso que era evidente que lo observaba fijamente le disuadió de ello. Ambos se miraron fijamente durante unos segundos, hasta que la figura se apartó del cristal y se perdió de vista, probablemente para llamar a los hasta entonces desaparecidos guardias o soltar a los perros, y ninguna de las dos cosas le hacían gracia al investigador privado. Con prisas corrió hacia al lateral derecho de la casa y casi en la esquina trasera encontró un pequeño patio rodeado por una valla por la que se encaramó y consiguió saltar al otro lado, perdiendo la gabardina en el proceso porque se le enganchó con un barrote. Cagándose en todo lo que caminaba por la Tierra examinó el patio, encontrándose una caldera bastante antigua y montones de leña amontonados, pero nada más. Había una puerta que conducía al interior de la casa pero Ill no entró todavía, sentía que tenía que esperar a algo o a alguien...


He entrado por la posición 17 :3
Imagen

For those who have a heart

Avatar de Usuario
Reshi
Bio Organic Pet
Bio Organic Pet
Mensajes: 559
Registrado: 07 Abr 2013 21:47
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Remake
x 5

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Reshi » 26 Abr 2014 16:56

Roxan Wesker escribió:¿Aun se puede participar? Yo también quiero :D
Por supuesto Roxan Wesker,
pasa por el Show de Reshi a hacer tus compras de inventario y continúa por aquí con tu intro
:wink:

Avatar de Usuario
alucard70
Contagiado 50%
Mensajes: 109
Registrado: 20 Nov 2009 01:59
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil DS
Ubicación: En un castillo desconocido
México 
x 3
Contactar:

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por alucard70 » 26 Abr 2014 17:07

Investigación Psíquica (espacio número 24)

Alucard70, tomó el teléfono con gesto molesto al sexto timbrazo. No era necesario ser psíquico para saber quién hablaba. Nuevamente el lunático de Alfred Ashford, un sobrino tercero o algo así por parte madre del antiguo y ahora desapareció Ozwell E. Spencer.

Antes de que Alfred pudiera decir algo con su voz chillona, se le adelanto:

—Por última vez, si realmente quiere que me haga cargo deberá pagarme más que sólo diez mil dólares.

—Le he dicho que ese es mi límite de gasto. Mi hermana ha bloqueado todos mis ingresos por simplemente sugerir la posibilidad de que… bueno, ya sabe, se trate de algo sobrenatural.

Alucard70 se llevó la mano al rostro.

El tono de voz nervioso y asustado de Ashford cuando se refería a su hermana le hacía darse cuenta quien de los dos gemelos Ashford llevaba realmente los pantalones. Alexia al parecer era capaz de hacer con Alfred lo que quería. Y tampoco es que él hiciera mucho para evitarlo. Ya podía ver la realidad, Alfred creía que su deber era ser una especie de lacayo o asistente de la gran Alexia, la niña genio que se graduó de una universidad a los diez años y público su primera investigación importante en una revista médica a los doce.

—Pues mala suerte —continuó Alucard70—. Pero mínimo debe pagarme veinte mil, de otra forma olvídelo.

—He investigado sobre usted. —Vaya, eso era nuevo, al parecer el pequeño Alfred era capaz de hacer su tarea algunas veces—. Sé que ha hecho trabajos más grandes que esto por menos dinero de lo que le ofrezco.

—Entrar a la mansión Winchester, la cual es una célula psíquica totalmente muerta, no es lo mismo que entrar a un lugar donde el último incidente fue hace muy poco. Me sorprende que uno de los científicos más importantes de su compañía haya sido enviado a ese sitió simplemente a desaparecer.

Se escucharon algunas boqueadas y murmullos por parte del Ashford.

—Escuche, puedo darle los diez mil antes de la investigación. Si descubre algo, le pagare diez mil más cuando resuelva el problema.

—Necesito todo por adelantado, o no hay trato señor Ashford.

—Es el único trato que puedo ofrecerle.

Bajó el teléfono con gesto cansino mientras observaba su oficina. El trabajo para un “detective psíquico” estaba bajo en esos días. De pronto parecía que toda la gente era escéptica. Esperaba poder obtener mucho más cuando un Ashford, una de las familias más importantes en el campo de la investigación médica y la farmacéutica, junto con sus familiares los Spencer y sus socios los Marcus, le llamó para pedirle que investigara un posible asunto psíquico en la mansión de su ahora desaparecido tío tercero; o lo que fuera.

—Me estoy arriesgando mucho, señor Ashford. No hablo solo en lo económico, sino también en mi reputación. Usted no tiene permiso de los dueños de la casa para hacer esto. Lo único que quiere es que entre allí y confirme que no se trata de algo sobrenatural.

Hizo una pausa.

—El historial de la mansión no es muy alentador tampoco. Desde su construcción en los sesenta la casa ha tenido un historial de muertes y desapariciones. Me sorprende que los medio no hayan comentado nada aún nada sobre los Trevor, la familia del propio arquitecto de la casa. Pero lo harán, tarde o temprano. La gente es morbosa, y esas cosas les encantan.

Espero un poco para ver si Alfred tenía que agregar algo.

—Lo haré, pero recuerde, necesito los diez mil en mi cuenta y los gastos para el viaje a Raccoon antes de adentrarme a la casa. Y en cuanto salga de allí con las pruebas que usted espera, tendré diez mil más.

—E-está bien. Nos veremos en Raccoon.

Alucard70 colgó el teléfono. No era tanto como esperaba pero al menos había logrado sacarle veinte mil y unas pequeñas vacaciones a Raccoon.


Se encontraron por primera vez cara a cara en la entrada del Raccoon Forest una mañana un tanto nublada. Alfred estuvo callado la mayor parte del tiempo, mientras subían por la carretera rumbo a la mansión.

En el bloqueo policiaco no les resulto nada difícil de evadir. Alfred se las había ingeniado para conseguir un permiso de acceso de parte de sus familiares.

En lugar de aparcar el coche en la puerta principal, tomaron una pequeña brecha de tierra que rodeaba la mansión.

—Entraremos por detrás —dijo el Ashford.

A Alucard70 no le sorprendió en lo más mínimo. Había escuchado que la oficina del desaparecido Ozwell estaba muy cerca de la puerta trasera. Y también fue el último lugar donde se le vio.

Alfred detuvo el coche junto a un pequeño cobertizo que parecía estar destinado a la jardinería. Al observar los alrededores, el detective psíquico sonrió. En verdad que necesitaban un jardinero. La hierba y la maleza crecía de manera descontrolada, al grado que era sorprendente que el camino de tierra que rodeaba la casa todavía estuviera allí.

Alfred sacó un manojo de llaves y se la entrego.

—No sé si estén todas las llaves. Mi prima dijo que era en único juego que tenía. Pero, ella no ha estado en la casa en más de quince años, así que no sé cuántas de ellas sirvan. El tío Ozwell era un paranoico y cambiaba las cerraduras con mucha regularidad.

—Si contrató a Trevor para construir esto, realmente no me extraña. Trevor fue famoso por sus laberintos y sus acertijos.

Alucard70 se bajó del coche. Vestía ropa cómoda y traía lo necesario en una pequeña mochila sobre su hombro derecho.

Observó cómo Alfred giraba el coche para luego desaparecer nuevamente en el camino.

Alucard70 avanzó hacia la puerta del cobertizo y probó cada una de las llaves hasta encontrar la correcta.

Tardó un poco. Eran casi las ocho de la mañana cuando finalmente consiguió abrir la puerta. Se adentró y observo las viejas herramientas, mientras el hedor del fertilizante no utilizado golpeaba su nariz sin inclemencia.

Se adentró un poco más y la puerta ce cerró con un golpe seco. Un escalofrió le la espalda y la sensación de ser asechado por un predador se instaló en su interior.

Definitivamente, veinte mil habían sido muy poco para este trabajo.
Imagen

Avatar de Usuario
Mataformigues
Tragic Kingdom
Mensajes: 4357
Registrado: 26 Jul 2010 23:09
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Remake
PS3 Network ID: Mataformigues
Ubicación: Trapped in a box of tremendous size!
España 
x 48
Contactar:

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Mataformigues » 26 Abr 2014 18:05

Genial, he podido aprovechar un fragmento de un relato que estoy escribiendo, y solo me ha hecho falta adaptar un par de cosillas. xD Creo que queda un poco parecido a las historias de Ill y alucard70, pero bueno, es lo que hay:
Oculto:
Mataformigues bajó de la camioneta y admiró el espléndido cielo matinal, que se extendía sobre las copas de los árboles como un inmenso lienzo azul ornamentado con suaves pinceladas de cirros blancos. En seguida reconoció el camino, oscuro y pedregoso, que conectaba la carretera secundaria Ark-014 con la mansión victoriana, antigua propiedad del magnate de Umbrella. Se había informado convenientemente de cómo hallar la ruta antes de emprender su viaje, y ese viejo cartel cubierto de varias capas de pintadas antisistema ubicado en su inicio era la referencia inequívoca para llegar hasta ella. Se despidió de los lugareños que amablemente lo habían acompañado hasta allí, y en poco tiempo se hallaba recorriendo el camino bajo el frondoso follaje perenne del bosque, con su gabardina doblada sobre su antebrazo izquierdo y llevando solo consigo unos bocatas, su Browning GP-35 de 9 mm y un par de hierbas terapéuticas que le había recomendado uno de los vecinos de la localidad de Raccoon a los que consultó. A cada paso que daba por aquel sendero acrecentaban las interrogantes sobre el lío en que se estaba metiendo; porque, ¿cuánto tiempo iba a pasar allí? No había manera de saberlo. Hasta que el caso se resolviese, hasta que el dinero de sus clientes se agotase, o hasta que alguna otra fuerza mayor e imprevista actuase para poner fin a su aventura. Lo que sucediera primero.

Era precisamente ese el tipo de aventura que siempre habría deseado procurarse: adentrarse, por qué no, en condados desconocidos, siempre tras el misterio y las claves para resolverlo. Llegar hasta donde fuera necesario con tal de detener al ladrón, encontrar al desaparecido y capturar al asesino. Para tales propósitos, quizás habría tenido mejor suerte probando como agente del Servicio Secreto. Toda esa ensoñación de niño inquieto, esa fantasía irreal de novela negra, quedaba lejos del verdadero trabajo promedio de un investigador mediocre como él: cónyuges infieles, contribuyentes defraudadores, empleados dados a la picaresca… esa era la clase de criminales con los que le tocaba lidiar a diario. A diario hasta hacía un año y pico, claro.

Y es que por aquel tiempo, ese trabajo, mal necesario que todavía no había acabado de desilusionarlo, había pasado a ser, a parte de malo y necesario, también escaso hasta niveles críticos. Circunstancias de la vida. Lo peor del asunto era el hecho de que aún no existieran neveras o facturas que se nutrieran de fuerza de voluntad; por ejemplo, de las diez horas diarias que pasaba sentado en su despacho leyendo y publicando anuncios de trabajo, haciendo operaciones aritméticas de subsistencia y releyendo viejas novelas de su colección de Agatha Christie –para dar la inmolación por completa–; cualquier cosa menos lo que se suponía que era su trabajo.

Fue precisamente un día de esos tantos, una soporífera tarde de mediados de julio, cuando dos ángeles salvadores bajaron del cielo para llamar a la puerta de su oficina.

–Siéntense, por favor.

Mataformigues casi no recordaba cómo era eso de recibir clientes –potenciales, Mata; no te dejes engañar– en su despacho, pero se sentía eufórico por atenderlas, aunque no era su intención espantarlas dando una imagen de detective desesperado y en la ruina. Así es que se apresuró por apartar la carta del banco que ocupaba el centro de la mesa, y se sentó frente a la misma con su practicado gesto de profesionalidad y seguro control de las situaciones.

Al otro lado, dos mujeres; la mayor de más de cincuenta años, y la joven, algo menos de treinta –Mataformigues gozaba de una habilidad lamentable para atribuir edades–. Madre e hija, quizás. Pero una única cosa era segura: la profunda angustia reflejada en sus semblantes. La notó en seguida en sus miradas divergentes y perdidas; la experiencia le había enseñado a empezar a conocer a sus clientes antes de oírlos hablar. Cuando los tres estuvieron adecuadamente acomodados, el hombre, sosteniendo un bolígrafo y cruzando las manos bajo su barbilla, se aclaró la garganta.

–Bueno, ustedes dirán.

La mayor de ellas comenzó a hablar vacilante. Se identificó como Elisabeth, y presentó a la que resultó ser su nuera, Vicky, quien solo elevó la mirada de sus rodillas por formalismo de cortesía.

–A ver, por dónde empezamos…

–Tómenselo con calma –sugirió Mataformigues esbozando una leve sonrisa ante el patente nerviosismo de la mujer, y aprovechó para ofrecerle un vaso de agua.

–Ay, no, qué va, gracias… –rechazó ella–. Bueno, de hecho no es mucho lo que hay que contar. –Elisabeth hizo una pausa y miró a una esquina de la sala, como cuidándose de escoger bien las palabras que iba a pronunciar.– Hace tres semanas que no sabemos nada de mi hijo.

Interesado ante el asunto, Mataformigues succionó su labio, haciendo avanzar su mandíbula inferior. El gesto precedió al silencio que se hizo en la pequeña sala.

–Se llama Abraham. Es el prometido de Vicky. Cumplirá veintiséis años dentro de dos semanas. –Pausó.– Desapareció sin más el día veinticuatro de junio; sin avisar ni dejarnos ningún mensaje. Lo último que sabemos de él es una llamada telefónica que tuvieron él y Vicky esa noche. –La joven ya había dejado de mirar al suelo y mantenía la boca entreabierta y sus ojos vidriosos fijos en los del detective. Mataformigues ojeó el calendario de mesa que tenía enfrente. El día veinticuatro fue martes. Lo anotó en un cuaderno.– Su teléfono ha permanecido desconectado desde entonces. Además, llevamos dos semanas haciendo guardia en su casa la mayor parte del tiempo, así que no es probable que haya pasado por ella.

–¿Vive solo? –preguntó Mataformigues.

–Sí, tiene un piso en la Avenida 17.

–Tampoco responde por correo electrónico –añadió Vicky desvelando una voz casi rota al romper al fin su racha de silencio.

Elisabeth lanzó un suspiro.

–Nosotras… ya no sabemos qué pensar. No nos dijo que fuera a ningún sitio, ni notamos nada raro en él... No se nos ocurre por qué podría querer marchase de esta manera, así que no pensamos que lo haya hecho… por voluntad propia, como suele decirse.

Mataformigues se pudo ahorrar preguntar por esos detalles, que en general son menos trascendentes de lo que puede parecer. La gente cercana a un desaparecido suele estar suficientemente ciega como para no notar los signos que da antes de largarse. Si esos detalles son lo bastante evidentes para que a su alrededor se note, no existe misterio. Y si los conocidos no creen que tuviera razones de irse por sí solo, tanto puede ser que no las tuviera como que sí.

–Sabrán ustedes que el primer paso que se debe dar en estos casos es denunciar la desaparición a las autoridades.

Elisabeth asintió mientras Vicky continuaba en su enajenación.

–Sí… y así lo hemos hecho. Ahí es precisamente donde la historia se complica. La policía no nos ha hecho ni caso.

El investigador no se dilató en mostrar su sorpresa.

–¿Ni siquiera pasadas tres semanas?

–Por lo que se ve… no hay manera de que se planteen la posibilidad de una desaparición involuntaria. Es por eso que hemos decidido acudir al servicio privado.

Mataformigues clavó en ella su mirada.

–¿Saben… si existe alguna razón en particular que lleve a la policía a pensar así?

Por su postura, era evidente que sí. Igual que era evidente el temor que sentían por cuál fuera a ser la reacción del detective al oír esa parte de la historia. Elisabeth estrechó con fuerza la mano de su nuera sobre la mesa, y miró el anillo de compromiso que la última lucía en su dedo anular.

–Abraham era inversor en Reshipuntos.

Mataformigues arqueó las cejas, y los tres permanecieron mirándose unos a otros. Otro pobre desprevenido que caía en la secta. Qué original. Al menos, no iba a negar que era el caso más interesante que se le había presentado en unos cuantos meses.



El joven investigador caminaba inmerso en sus pensamientos, dejándose llevar por el agradable trino de las aves, cuando de pronto la vio. Aquella antigua hacienda erguía sus elevados torreones sobre el techo del bosque que la amparaba, como un viejo tesoro que escondiera en su podrido interior una terrible trampa letal. Le pareció una metáfora muy adecuada para el caso que se traía entre manos. Mataformigues sacó un clip metálico de un bolsillo de su gabardina. Lo iba a necesitar si quería entrar de forma cautelosa.

Un secreto a voces. Un poderoso mafioso disfrazado de empresario con el que ni siquiera la policía se atrevía a meterse. El autor de la mayor estafa piramidal de la historia de los Estados Unidos de América. Y nadie siquiera sabía cómo era su cara, siempre oculto tras aquella máscara de rasgos grotescos.

No sé quién eres, ni qué es lo que pretendes. Pero no descansaré hasta llegar al fondo de este asunto. Revelaré la verdad al mundo. Voy a por ti, Reshi.
[Mataformigues entra en escena por la sala número 22.]
Imagen

Avatar de Usuario
Arovi
Nemesis
Mensajes: 1880
Registrado: 08 Nov 2007 01:02
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Code: Veronica
México 
x 6

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Arovi » 26 Abr 2014 23:02

Bueno aquí mi intro.
Tengo en mente continuar un proyecto inconcluso y publicar una historia con la trama que usare en mi intro y me parecio genial mezclarlo con este e-rol ya que se presento la oportunidad de coincidencia con las temáticas.

¿Cuantos años hacia de su fallido intento de revivir los hechos de la Mansion Spender? Realmente no lo recordaba y quien llevaba las cuentas de eso. Nadie... al no haber llegado a mas que a la simple desaparicion de unos cuantos ciudadanos de Reshidonia, nadie habia notado su pequeño juego desarrollado entre las sombras.

Desde aquel juego que por culpa de la intromision de las autoridades no habia logrado culminar y por que no decirlo por culpa de uno de los "amigos" Wesker/Birkin. ¿Amigos? Claro, para ella no eran mas que gays ocultos en sus fachadas: Uno de hombre duro y el otro de cientifico con todo y familia, estaba segura de que ambos tenian sus encuentros "casuales" en el cuchitrin de la limpieza, realmente no tenia pruebas pero su odio hacia ese par la hacia pensar de esa manera y ahora despues de escuchar la noticia de la desaparicion de Birkin en la Mansion Spencer no podia caber de la felicidad. Quizas esa fuerza superpoderosa, en que creía y que gobernaba al mundo, finalmente le estaba haciendo justicia y le permitiria ver a ese par muerto, aunque que Birkin no apareciera, no necesariamente significaba que hubiera muerto, asi que ella tenia que asegurarse de ello y que mejor que visitando el "famoso" lugar de la desaparicion.
Asi que sin tardanza Arovi tomo su fiel cuchillo, era como una mas de sus extremidades y le habia permitido salir airada de situaciones un tanto dificiles en el pasado, como de la intromision de Wesker en su pequeño juego imitatorio de la Mansión Spencer. Asi que no lo dudo tomo a su fiel compañero y se encamino a la Mansion.

El viaje fue largo ya que se encontraba bastante distante de Raccon City, debido a que en los ultimos años habia tenido que emigrar de una ciudad a otra para ocultar su rastro y con ello evitar ser encontrada tanto por las autoridades, que vaya que querian su cabeza y por otro lado de los enemigos que se habia creado con su vida de espia y mercenaria a sueldo, realmente no tenia la necesidad, pero la adrenalina que sentia al cumplir con sus trabajos era inigualable. Actualmente se había ocultado nuevamente en Reshidonia, era tiempo de recomenzar lo que había dejado pendiente por culpa de ese maldito de Wesker, sin embargo eso tendría que esperar un poco ya que el dia de hoy ese dios supremo le había mostrado una de sus mejores caras en años.

Por fin tenia un rastro de uno de las dos ratas inmundas que habían querido acabar con ella, lo recordaba bien hacia años se había infiltrado en los laboratorios en donde ellos trabajaban, haciéndose pasar como una científica mas pero cuando ellos descubrieron que trataba de robar información de las investigaciones allí realizadas para verderlas a otra empresa, ellos no habían dudado en acabarla personalmente. Sin embargo había sobrevivido a todas las bajezas a que fue sometida por ese par antes de darla por muerta.

Despues de eso ella se mantuvo con bajo perfil aunque algo en ella había cambiado a raíz de esa experiencia y de su cordura quedaba casi nada, estuvo oculta por años durante los cuales desarrollo una extraña y obsesiva fascinación por los hechos de la Mansion Spencer y hasta había desarrollado un reproducción a escala de ella, pero había tenido que aparecer de nuevo ese par en escena y arruinar todo, acaso no podían dejarla en paz.

Asi que nuevamente se oculto en las sombras esperando el momento adecuado para dar un golpe contra ellos, y ese dia había llegado por fin… quizás como lo pensaba el hecho de que Birkin desapareciera dentro de la Mansion no significaba que hubiera muerto y ella lo encontraria finalmente y si a eso le sumaban que por fin tenia una excusa para regresar a la Mansion Spencer, su tan anhelado lugar, objeto de sus fantasias, todo eso mezclado no podia mas que producirle una sensación que solo podria describir como orgasmica.

Despues de un trayecto por carretera en su auto, encontro la entrada entre los arboles que la conduciria a la Mansion, condujo por unos 10 minutos y decidio dejarlo aparcado oculto entre el bosque y el camino de tierrra, realmente pensaba que no habia nadie cerca de la mansion pero preferia dejar el auto accesible pero retirado de ella con el fin de que si es que por azares del destino alguien estuviera en la mansion no escucharan el ruido del motor acercandose. Estaciono su jeep verde, se cersioro de que no fuera tan visible y se apeo con direccion a la propiedad, camino por otros veinte minutos cuando por fin pudo vislumbrar la enorme construccion, esa que habia marcado su vida transformadola y pudo notar que alli convergian su pasado y su futuro, esta vez esperaba tener la misma suerte que en el pasado...


Arovi entro por la zona 8.





mas tarde q tenga un pc a la mano corrigo mis horrores ortigrafícos.
Imagen

Avatar de Usuario
Caleb
Master of Unlocking
Mensajes: 19312
Registrado: 10 Mar 2004 18:56
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 2
Steam ID: vonkalev
Ubicación: Ördögház
Argentina 
x 1057
Contactar:

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Caleb » 26 Abr 2014 23:50

Caleb llevaba meses en horas bajas sin una buena recompensa que cazar, hasta que un socio le acercó un dato cuando se encontraba de vacaciones en Las Vegas.
-Mira, hay gente muy interesada en entrar en este lugar y obtener algunas cosas que hay dentro. Sólo sé que sus habitantes mueren y desaparecen con frecuencia desde hace años.-Dijo Bruce McGivern.
-Interesante. Fijate si puedes conseguir más información. ¿Algún interesado al que le podamos cobrar por esto?-
-Hay una vieja que ofrece diez mil dólares.-
-Fantástico. Dado que estoy un poco oxidado, iré despertando a Calebita para que se una.-
-¡No! ¡No lo hagas! Si la vieja ofrece diez mil tendremos que repartirlo entre tres, cuantos menos seamos mejor.-Bruce sonaba desesperado.
-Cállate, cerdo codicioso. Consigue más información y negocia con la vieja, yo me ocupo del resto.-

Pasaron los días. Caleb ya había dispuesto todo en su laboratorio secreto y Calebita había sido descongelada. En otras cámaras reposaban otros productos, resultados de clonación y manipulación genética. Pero no los necesitaría a ellos.

Calebita estaba en el sector de rehabilitación mientras Caleb esperaba en su oficina. En eso llegó Bruce con unos papeles.
-Vengo de Las Vegas, hay un poco más de información.-
-Adelante.-
-El lugar es una mansión rodeada por rumores de estar bajo algún tipo de maldición. Adentro alberga muchos objetos valiosos, la vieja sólo quiere que recuperemos una carta que hay en el piano del desván.-
-Parece fácil.-
-Sí. Pero también hice preguntas por ahí, unos rusos me dijeron que hay un tesoro de un pirata oculto allí. Imagina lo que debe haber...-

La puerta de la oficina se abrió bruscamente y allí estaba Calebita, nuevamente en pie. Bruce retrocedió unos pasos.
-¡Que bueno estar de regreso!-Exclamó Calebita levantando los brazos.
-Llegas justo para la mejor parte. ¿Qué decías de un tesoro, Bruce?-
-¡Aléjate!-Exclamó Bruce retrocediendo aún más.
-Esta vez no te haré nada, McGivern. Quédate tranquilo.-Contestó Calebita sentándose sobre el escritorio.
-¿Podemos continuar?-Caleb ya empezaba a sonar irritado.
-Muy bien...-Bruce respiró hondo y prosiguió.-Dicen que hay un tesoro allí. Así que lo lógico sería recuperar la carta para cobrar la recompensa, y de paso llevarse el tesoro. Es sencillo.-
-Genial. ¿Dónde queda esta mansión?-
-Los rusos no estaban muy seguros, así que soborné a unos afganos para que me lo digan. Me indicaron las montañas Arklay, cerca de Raccoon City.-
-Interesante. Vamos a prepararnos. Eres un gran agente de inteligencia, Bruce.-
-Gracias.-

En los días siguientes consiguieron un coche viejo y algunas cosas. Bruce los despidió cuando Caleb y Calebita partían hacia Raccoon City.
Investigaron un poco esa zona y efectivamente había una mansión con problemas misteriosos. Nadie mencionaba tesoros ni cartas en los medios informativos, pero era lógico. Si había un tesoro, querrían ocultarlo...
El coche iba por la carretera a gran velocidad. El sol ya estaba bajando, se acercaba la noche.
-Así que... Spencer, ¿eh?-Comentó Caleb.
-Sí. Lo que no entiendo es dónde cuadra Hartwood en todo esto.-Respondió Calebita.
-¿Quién?-
-La información que pasó Bruce dice, creo que por la página siete, que la carta es de un tal Hartwood. No lo mencionan en las noticias.-
-Quizás es un antepasado de esta familia Spencer.-

El coche giró en un camino de tierra. Según el mapa estaban yendo bien, evitando los bloqueos policiales y entrando directamente por el bosque.
Ya se había oscurecido el cielo cuando el coche ingresó entre la maleza y empezó a avanzar lentamente, hasta que se reventó una cubierta.
-Mierda. Espero que tengamos un repuesto.-

Ambos bajaron, Calebita con una pequeña linterna, y caminaron hasta el baúl del coche. Caleb vestía de camisa y corbata, pantalones gastados y mocasines, llevaba una gabardina oscura y un sombrero de vaquero a juego; Calebita llevaba puesta una camisa escotada negra, unos pantalones bien cortos y zapatillas Converse.
Bruce les había cargado las cosas que compraron con Reshipuntos en el mercado negro, una palanca de hierro, un par de pasamontañas negros y una bolsa de Burger King.
-Que mal anduvo la logística esta vez...-Observó Caleb.
-Vamos, a caminar.-Dijo Calebita mientras levantaba la palanca.
-Deberíamos tener motosierras para este tipo de trabajo.-Comentó Caleb mientras tomaba su pistola.

Se pusieron los pasamontañas, dejaron el coche abandonado con la bolsa de hamburguesas y siguieron el camino entre las plantas usando el diminuto haz de luz de la pequeña linterna. Avanzaron en silencio hasta que divisaron una gran construcción, que llamativamente tenía luz en algunas ventanas.
Se suponía que la mansión que buscaban estaba abandonada. Esto no era un buen signo.
-Por el bien de Bruce y sus informantes, espero que no nos hayamos equivocado de mansión.-Dijo Caleb.

Se acercaron por uno de los laterales y rodearon el lugar. Todo parecía estar bastante tranquilo.
De pronto quedaron a oscuras.
-La linterna murió.-Dijo Calebita y la lanzó a un costado.
-Entonces no tenemos opción, entraremos por aquí.-
Había una ventana que no parecía estar vigilada. Era la chance perfecta. Calebita usó la palanca para forzarla y consiguió abrirla.
Entraron como delincuentes, olvidándose la palanca afuera. Pronto se darían cuenta de que efectivamente estaban en la mansión incorrecta...


---

Caleb y Calebita entraron por el espacio 25, la ventana que está justo cerca del pino xD
Imagen

Avatar de Usuario
Oddro
Ultimate BOW
Mensajes: 2570
Registrado: 06 Ago 2013 18:40
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 2
PS3 Network ID: Oddro
Ubicación: Rivendel
España 
x 53
Contactar:

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Oddro » 27 Abr 2014 11:39

Oddro había decidido este año recorrer América con su furgoneta y llevaba varios días viajando y parando a descansar en zonas en medio de la naturaleza alejadas del resto de la sociedad donde podía disfrutar de la naturaleza y las vistas perfectamente. Estaba conduciendo cuando vio un camino rural que salia de la carretera y decidió adentrarse en el porque sabia que pronto anochecería y le resultaría mas difícil ver los caminos y encontrar uno por el que pudiera entrar para aparcar su furgoneta y descansar para al día siguiente poder seguir con su viaje. Mientras recorría el camino con su furgoneta vio un pequeño paraje donde corría un río y decidió aparcar cerca del rio para poder acicalarse un poco y lavar la ropa que llevaba, se puso unos vaqueros y una camisa limpios y ato una cuerda entre dos arboles donde dejo colgada la ropa mojada para que se secara. Sacó una cerveza de la nevera que llevaba en la furgoneta y mientras le daba un trago a su cerveza mirando al horizonte le pareció ver la estructura de un edificio a lo lejos, la curiosidad le pudo y decidió acercarse con su cerveza en la mano para ver si había gente y así hablar de paso con los propietarios y así poder preguntarles por ese bosque y si tenia sitios que merecieran la pena ver antes de volver a continuar su viaje. Se fue siguiendo un pequeño camino hasta que llego a la mansión que tenia un aspecto de estar un poco dejada, miró el aspecto imponente que tenia y después de quedarse observándola unos minutos se dispuso a tocar en la puerta principal pero nadie le abrió, espero un poco y volvió a tocar, pero después de estar cinco minutos esperando en la puerta y ver que nadie le abría decidió recorrer los alrededores de la casa para ver si podía ver algo en el interior, se dirigió hacia su derecha y vio un pasillo en forma de L con muchas ventanas (posición 5) y se percató de que una estaba abierta y decidió entrar por ella mientras ya pensaba que a lo mejor esta noche dormía sobre una cama ya que no parecía que habitara nadie esa casa.
Imagen
No creas nada de lo que oigas y ni la mitad de lo que veas.

Avatar de Usuario
Gray Fox
Cyborg Ninja
Cyborg Ninja
Mensajes: 6674
Registrado: 21 Feb 2003 17:18
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 2
x 587

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Gray Fox » 29 Abr 2014 16:32

La habitación no paraba de dar vueltas, no daba crédito a lo que miraba, después de abrirlos por primera vez y ver la realidad a través de unos ojos llorosos y confusos no podía creer lo que estaba pasando.

-"¿Donde estoy?, ¿Que es este sitio?"

(Posición 20) La habitación olía a humedad, estaba llena de polvo y de algunas estanterías colgaban telarañas. Algunos frascos de la estantería tenían un color asqueroso y parecían llevar años parados, alguna sustancia flotaba en ellos, realmente desagradable.

Desde una cama bastante incomoda, en la que los muelles estaban destrozándole la espalda, se miraba la estantería y sus productos químicos, medicamentos o lo que fuera en su día, "serum", "antídotos" y algunos libros mohosos era lo único que se apreciaba. El papel de la pared había comenzado a desprenderse, igual que la pintura que tenia debajo, no sabia donde estaba, pero sin duda, aquello no era un hospital.

La habitación no paraba de dar vueltas y no solo era el olor a humedad, había algo peor, mas que la humedad, algo desagradable, como el olor de huevos podridos, en sueños había jurado oír el claro de luna de Beethoven mientras estaba en la cama, sin duda alguien se había tomado la molestia de arrastrarlo hasta allí y por el dolor de espalda y articulaciones, ya llevaba bastante tiempo acostado, pero ¿quien?, intento incorporarse y levantarse de la cama, noto un gran dolor en la pierna izquierda, alguien había pasado el trabajo de vendarlo. No sin poco esfuerzo se puso de pie, ahora podía apreciar mejor la pequeña habitación. Había un baúl, una maquina de escribir y el suelo de madera rechinaba cada vez que daba un paso.

Maldita sea, quien fuera el que lo había arrastrado hasta esta habitación le había quitado toda la documentación, tan solo tenia un par de hierbas verdes encima y no recordaba ni siquiera su nombre. Fue entonces cuando se dio cuenta del enorme chichón que tenia en la cabeza, sin duda se había golpeado contra algo o peor aun...

-"¿Alguien me ha golpeado en la cabeza?, ¿Donde cojones estoy?"+

La habitación no paraba de dar vueltas y cientos de preguntas se formulaban a toda velocidad en su cabeza, cientos de preguntas y ninguna respuesta, no sabia como se llamaba ni como había acabado en esa habitación, sin duda no era un hospital y tampoco era su casa, no recordaba donde vivir, pero seguro que no seria capaz de vivir en una casa tan llena de polvo.

Intento recordad su nombre, su dirección o algo, pero absolutamente nada salio de su cerebro, como si recién lo hubieran formateado. Quizás el golpe en la cabeza lo había dejado demasiado aturdido, "quizas alguien trataba de hacerme daño" por un momento noto como el pánico tomaba el control, como ese extraño vértigo desde la punta de los dedos de los pies subía vertiginosamente hacia su cabeza, aun se notaba un poco mareado, tenia la garganta seca y una extraña sensación de desorientación, miedo e inseguridad, necesitaba beber algo, así que decidió salir de la habitación, ya basta de preguntas sin respuesta, era hora de averiguar que estaba pasando y donde estaba. Noto como el pulso aceleraba según se acercaba al pomo de la puerta, ¿que horrores esperaban al otro lado?, ¿Seria todo una broma?, ¿porque no podía recordar nada?, ¿porque olía tan mal?

Respiro profundamente un par de veces, aflojo la corbata hasta dejarla bien holgada y se decidió a buscar algún grifo con agua o mejor aun, alguna respuesta a este sin sentido.

-" Pero que coño...."

La habitación no paraba de dar vueltas.
Imagen

Avatar de Usuario
Ele Alzerav
Demon Knight
Demon Knight
Mensajes: 14331
Registrado: 10 Feb 2008 19:59
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Remake
Ubicación: Mordor
España 
x 208

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Ele Alzerav » 29 Abr 2014 20:47

La guardia de noche era como de costumbre, aburrida. Ele se encontraba en la comisaría viendo las noticias cuando vio la "información" que daban sobre la Mansión Spencer al público...
- Qué vergüenza coño, que nadie se acerque hasta que las autoridades no hayan esclarecido los hechos... ¿Qué vamos a esclarecer si no nos dejan pasar?

Se dirigía a su compañero de guardia que estaba visiblemente dormido, con los pies apoyados en la mesa, la silla inclinada hacia atrás y roncando como si fuera un dinosaurio acatarrado.

Por un momento pensó en tirarle algo a la frente para que cayera de espaldas... pero se dio cuenta que era mejor así. Realmente quería ir a esa Mansión y no quería que nadie se lo impidiese. Si las órdenes de arriba eran no acercarse porque ya se habían perdido demasiados agentes, iban a seguir cayendo civiles.

Se quitó la placa y el arma, y las dejó encima de la mesa, no quería tener nada que ver con el cuerpo de policía en esto.
Se puso su chaqueta y salió por la puerta, en sus bolsillos: una habichuela que había comprado en la tienda del viejo Karin y un objeto personal al que le tenía mucho aprecio, un par de estrellas que su amigo Jota le había regalado. Era un ninja un poco loquillo, pero se las sabía apañar con estos cacharros.

- Ahora que me acuerdo, todavía le debo un queso.

Antes de salir, escribió una nota para su compañero.

"Un robo en la tienda de armas de Kendo, nada fuera de lo común, yo me encargo."

Sin más, cogió su moto y se dirigió hacia la mansión.

Al llegar observó una furgoneta aparcada cerca del riachuelo y otro vehículo unos cuantos árboles más allá.

- Joder, parece que está concurrido el asunto.

Dejó su motocicleta a una distancia prudencial y se acercó el resto del camino a pie.
Rodeó la mansión buscando un sitio por donde acceder, encontrándose varias ventanas rotas o abiertas. Lo que no le dio demasiada buena espina.
Al final pensó que lo mejor era empezar por el principio, así que se detuvo en la puerta principal y la golpeó.

(Posición número 1)

Avatar de Usuario
Roxanne Rivaille
Nemesis
Mensajes: 1615
Registrado: 01 Ene 2012 17:15
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Remake
PS3 Network ID: Peseanst_3
Ubicación: En UA, aprendiendo a ser un héroe
España 
x 17
Contactar:

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Roxanne Rivaille » 30 Abr 2014 19:34

Miré el periódico, sin resultarme nada de la portada interesante en lo más mínimo. Cuando me dispuse a buscar el autodefinido como de costumbre, un titular captó mi atención. "¿Qué oculta la Mansión Spencer?", rezaba el encabezado. No era la primera vez que escuchaba ése nombre: era un caso que me resultaba de lo más intrigante, llevaba siguiéndolo desde hacía unos meses. No era policía, ni detective, tampoco científica: tan sólo una joven con una curiosidad insaciable y un extraño gusto por lo paranormal... Y demasiado tiempo libre.

El ruido de la puerta abriéndose provocó que me sobresaltase. Me asomé al recibidor del apartamento, contemplando con algo de curiosidad al rubio con el que convivía, preferí no decirle nada al ver su cara de enojo. Cada día, cuando llegaba a casa, bombardeaba a Albert Wesker con preguntas sobre sus casos, tanto en la policía como en las instalaciones de Umbrella, especialmente por sus actividades en la Mansión Spencer.

-No, Roxan, no sé nada del Complejo Arklay.-Respondió él a mi pregunta no formulada.-Y, de todas maneras, si supiese algo, no te lo diría.-Añadió, esbozando una pequeña sonrisa realmente maliciosa y perturbadora.

Tampoco es que esperase mucho de él. Wesker colocó su abrigo en el perchero de la entrada, murmurando que hacía demasiada calor como para seguir usándolo.

-¿Te has enterado de lo de Birkin?-interrogué al rubio.

Él me ignoró como de costumbre, marchándose a su habitación a hacer vete-tú-a-saber-qué. Tomé su silencio-por no llamarlo desprecio-por un sí. Tras deliberar un buen rato, dando vueltas por el salón-amueblado en su gran mayoría por objetos negros o de tonos muy oscuros-, decidí emprender la iniciativa e investigar por mi cuenta. Si bien se sabía que aquél que entraba no volvía salir, no tuve miedo de correr su mismo destino. Mi necesidad de descubrir los misterios y secretos que aquella mansión escondía en sus entrañas me era superior. No podía ir a pelo, claro. Puede que a veces actuase cual kamikaze, pero tonta no era.

Con el máximo sigilo posible, aproveché que Wesker se estaba duchando para adentrarme en su "cueva", por llamarla de alguna manera, pues era lo que parecía. Oscura, lúgubre y fría. Sólo faltaban algunos murciélagos colgando del techo. De su mesita de noche saqué una pistola, junto con un objeto que parecía curativo. Le quité de paso un par de gafas de sol estilo aviador-¿Para qué demonios necesita tantas...?

Salí corriendo de su cuarto al escuchar el seguro del baño abriéndose. Antes de irme, cogí un par de guantes sin dedos negros, y al ver la gabardina negra de Wesker en la entrada, también la tomé prestada-por la zona de las montañas solía hacer más frío, sobre todo por la noche, además, me daría un aspecto más a lo "Neo".

-¡Wesker, voy a salir!-grité, abriendo la puerta principal mientras me ponía la gabardina.

-¿A dónde vas?

Me quedé en silencio unos segundos. Vaya, éso no me lo esperaba. Quizás un "no hace falta que vuelvas" sí, pero, ¿preguntarme a dónde voy? ¡Para nada!

-No importa. Diviértete.

Ése se trae algo entre manos, pensé. ¿Le habría ablandado la desaparición de su colega Birkin? Como fuese, ya tendría tiempo de averiguarlo, si salía viva de la Mansión.

El trayecto hasta el bosque fue más corto de lo esperado-el apartamento era sospechosamente cercano a las Montañas Arklay... Cuando avisté la Mansión, tan sumamente grande e imponente, por un instante en pensé en dar marcha atrás. Pero Roxan Wesker no se daba por vencida ni se acobardaba.Hablar de ti misma en tercera persona es algo bastante extraño...

Al principio pensé en buscar entradas secundarias, como ventanas o puertas traseras, mas enseguida descarté la idea. Mejor empezar por el principio. Tampoco tenía muchas esperanzas de que la puerta principal estuviese abierta, no sería algo anormal.

Para mi suerte, entré sin problema alguno a la Mansión Spencer por la
[Posición 1]
Imagen

Avatar de Usuario
Reshi
Bio Organic Pet
Bio Organic Pet
Mensajes: 559
Registrado: 07 Abr 2013 21:47
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil Remake
x 5

Re: Reshi Rol (1) - La Mansión Spencer

Mensaje por Reshi » 01 May 2014 04:10

Excelente :mrgreen:

Mis niñ@s, antes de seguir, unas aclaraciones/explicaciones más para que sus pequeños y frágiles cerebros vayan absorbiendo.

- La mansión será un tablero donde cada espacio numerado será una casilla, podrán moverse por ahí con libertad salvo alguna restricción: no pueden abrir una puerta si no saben de antemano que está abierta, ni podrán pasar por más de un lugar en el que no hayan estado nunca. (Al principio van a tener poco espacio para moverse pero después de que vayan descubriendo mapa será distinto.)

- Todos los acontecimientos, objetos, files, etc, que se vayan encontrando podrán servir como pistas para ir desenmarañando el misterio que envuelve a la mansión. Yo iré planteando unas preguntas que me deben contestar por mp (para no facilitar información a los demás)

- Cuando un personaje encuentre un file, se lo mandaré por mp. Los demás no lo podrán leer, pero ya podrán saber en qué habitación se encuentra.

- Sois libres de intercambiar toda la información que queráis entre vosotros, pero tened en cuenta que os puede perjudicar porque...

- Cada vez que reciba por mp una respuesta "correcta" a alguna de las preguntas que plantee, todos los jugadores que se encuentren alrededor del que me envió la respuesta serán heridos en sus siguientes situaciones. Como el proceso es por mp, nunca sabréis cuando va a suceder :twisted: Quién tenga más de un personaje tiene que ver cómo se las arregla con eso.

- Podéis encontraros entre las habitaciones de la mansión, intercambiar información, objetos, lo que queráis.

- Podéis introducir las subtramas que queráis con otros personajes, siempre que no os ayuden en la trama principal.

- Nada de superpoderes ni cosas sobrenaturales, sólo disponéis de vuestra "humanidad" y de vuestro inventario.

- Podéis recoger TODO lo que queráis que os encontréis por el camino. Os encontraréis desde llaves hasta rollos de papel higiénico, en vosotros queda la utilidad que puedan tener. Yo sólo narro lo que hay en el escenario, luego vosotros decidís lo que cogéis.

- Para cualquier comentario, duda, o lo que sea, me podéis enviar un mp o comentar con los demás en el tema del Show de Reshi.


--------------

Fury:
Oculto:
Imagen
Fury seguía disfrutando de su cigarrillo tranquilamente, mirando atónito a su alrededor ante tanto detalle que escudriñar en la enorme sala.
La mesa, parecía dispuesta como para realizar una comida, platos y vasos en sus posiciones, una hilera de cubiertos cuya función no se podía imaginar… sillas y puestos para más de 30 comensales a lo largo de la gigantesca mesa…
Fury siguió con la mirada hacia el fondo de la habitación, repasando la mesa lentamente y todo lo que había encima… Cuando se percató que al otro lado de la misma había una figura de lo que parecía ser alguien sentado a la mesa… No se movía, y parecía tener la cabeza agachada…
- “Se durmió esperando al resto de los comensales?”- Pensó Fury esbozando una sonrisa, pero el toque de humor no conseguía apagar los latidos de su corazón, ahora nervioso y haciéndole sudar.
Lentamente, se levantó y con el cigarrillo todavía en la mano, empezó a acercarse vacilante hacia la figura…

Imagen - ¿Oiga…? ¿Oiga…?

Sin respuesta.

Se aproximó hasta llegar a tocar el hombro del hombre que parecía dormido... aunque por su aspecto bien podría estar muerto.
Antes de que Fury pudiera si quiera empezar a preguntarse qué hacía allí aquél hombre, o qué le había pasado... este abrió los ojos y con un rápido movimiento atrapó el brazo de Fury con sus manos,

Oculto:
Imagen



Ill:
Oculto:
Imagen
Todavía dolorido por el tirón de la gabardina, Ill se sentó a recuperar el aliento un instante.
Miró la puerta dudando si estaría abierta. La intuición dice que normalmente en una casa están cerradas todas las puertas por las que pueda acceder alguien ajeno a la familia, pero su experiencia profesional le decía que en la práctica la gente es mucho más descuidada de lo que se piensa.
Mientras se levantaba giró su mirada de nuevo hacia la pila de madera cuidadosamente apilada, se fijó un poco mejor y pudo ver lo que parecía un objeto metálico brillar entre los palos de madera. Decidió acercarse a ver qué podría ser… quizá un objeto personal de Lupita… nah, ojalá un lingote de oro de la fortuna Spencer… Sin embargo, cuando se inclinó sobre la leña, antes de poder discernir de qué se trataba, sintió como algo saltaba sobre él desde detrás de la caldera.
Antes de darse cuenta, estaba en el suelo forcejeando con una criatura que no había visto nunca.
Tenía forma humanoide pero era de pequeño tamaño, y su piel era escamosa y verde…

¿De dónde había salido este bicho?

Oculto:
Imagen
Alucard70:
Oculto:
No comentaste nada sobre tu inventario. Pasa por el Show de Reshi cuando desees para comprar en la tienda del buhonero.
Mareado por el olor del fertilizante, Alucard examinó la habitación detenidamente… Quería empezar con buen pie su investigación, sin perder ni un detalle desde el comienzo.
Una estantería con unas viejas latas de pintura, un rastrillo para recoger hojas… un saco de fertilizante… Una maceta de lo que parecían ser unas hierbas verdes de Raccoon City. Y una escalera de madera rota e inservible. Extendió una mano para tocar el rastrillo y a pesar del abandono se pudo dar cuenta de que estaba afilado por el corte que se hizo en un dedo.
Observó que había dos puertas en la habitación, además de por donde había entrado…
Se acercó a la primera, una enorme puerta doble con signos de óxido y de no haber sido utilizada en mucho tiempo… no había ninguna cerradura en ella, ni tampoco se movía.
La otra puerta, más pequeña, parecía ser más accesible… se acercó y comprobó que una de las llaves que llevaba casaba perfectamente.
Sin embargo, al intentar abrir la puerta, le pareció que algo oponía resistencia desde el otro lado.

Oculto:
Imagen




Mataformigues:

Oculto:
Imagen
Se quedó clavado un instante de espaldas a la ventana por la que había entrado…
Observó su alrededor para notar de inmediato que a su izquierda había una escalera que conducía al segundo piso, estaba completamente oscuro ahí arriba… y de allí procedían unos extraños gruñidos que le inquietaban bastante…
Al fondo se veía una puerta, comenzó a avanzar hacia ella, con cuidado al acercarse a un recodo del pasillo, al pasar la escalera… se asomó despacio para ver otra puerta en esa zona, más pequeña que la otra…
Todavía pensando hacia dónde dirigirse se encaminó hacia la puerta pequeña que tenía más cerca, puesto que lo principal era asegurarse de que estaba abierta… Puso su mano en el pomo, y éste comenzó a girar… pero antes de que pudiera terminar de abrirla, una criatura de color verde oscuro y con unas garras largas y afiladas saltó sobre su espalda por el hueco de la escalera…

Oculto:
Imagen
Parecía no saber hablar… pero le transmitió un mensaje…

Imagen - De parte de Reshi… cuidado con dónde te metes…

¿Sabía hablar? Naaah, seguramente seguía un mecanismo parecido al de los loros…


Arovi:
Oculto:
Imagen
Se deslizó por la ventana con todo el sigilo que sus habilidades de espía le permitían.
Entro a lo que parecía una pequeña sala de estar. Un sofá, bajó un enorme cuadro de la Mansión Spencer en todo su esplendor.
Y justo delante de ella un enorme pasillo con varias puertas…
Se sentó un momento en el sofá a pensar un plan de acción que le permitiera recorrer todo el terreno posible en el menor tiempo. Justo al sentarse notó que había algo entre los cojines del sofá… se veía a simple vista. Era una llave muy pequeña, era difícil pensar que eso pudiera abrir nada, parecía más bien de un diario o algo así.
Junto a ella, una mesita con un teléfono encima, descolgó el auricular esperando comprobar lo que sospechaba. No había línea.
Recorrió el pasillo varias veces, para comprobar que sólo estaban abiertas las dos puertas que tenía más cercanas en principio.
Tenía que tomar una decisión y rápido, puesto que a pesar de estar cerrada la puerta del fondo del pasillo, se escuchaban unos golpes al otro lado… como si alguien o algo estuviese intentado derribarla.



Caleb y Calebita:

Oculto:
Imagen
Oculto:
Imagen
Los dos ladronzuelos examinaron la zona tras asegurarse de que no eran observados por nada ni por nadie…
En el pasillo había unas escaleras hacia el segundo piso, y dos puertas, una de las cuales estaba cerrada. En el hueco de la escalera había un pequeño perchero con varias prendas. La deformación profesional les hizo revisar los bolsillos inmediatamente. Una gabardina con una cartera en su interior, unas llaves de coche… Un abrigo de cuero largo y negro, con una polvera para retocar maquillaje en uno de sus bolsillos, y una cuchilla de afeitar…
Imagen - ¿Una cuchilla de afeitar?
Imagen – No lo sé, quizá no le gusta acudir a una cita y que los hombres pinchen.

Caleb puso cara de póker y siguió examinando. Lo siguiente era una pequeña chaqueta de béisbol, parecía de un niño de unos 4 años. En el interior de uno de sus bolsillos sólo había unos chicles...

A lo largo y ancho del pasillo, nada más que silencio y oscuridad.

Imagen - Bueno Calebita, dime, qué te dice tu intuición femenina que debemos hacer?

Imagen - Espera, la chaqueta de niño tiene otro bolsillo...

Al introducir la mano Calebita notó un fuerte pinchazo, como si algo hubiese hundido sus dientes en ella.

Oculto:
Imagen

Oddro:

Oculto:
Imagen
Oddro caminó por el largo pasillo, estaba lleno de mesas, lámparas y alguna que otra estatua.
Curioseó un poco los cajones, la mayoría estaban vacíos, salvo un par de ellos. Uno contenía una llave, y el otro unas viejas pilas.
Comenzó a caminar por el pasillo (hacia casilla nº 3), pero al doblar el recodo del pasillo, se dio cuenta de que al fondo, cerca de la puerta, que se encontraba entreabierta, descansaba sobre el suelo una criatura enorme de 8 patas… Parecía una araña, sólo que nunca, en ninguno de sus viajes por muy cerca de la naturaleza que hubiese estado, vio una de semejante tamaño… El bicho parecía no darse cuenta de su presencia… ¿estaba dormida? Pensó que quizás si pasaba por su lado despacio no se percatase… o también consideraba la posibilidad de darse media vuelta e intentar salir por la otra puerta… Mientras debatía consigo mismo, sin querer rozó algo imperceptible, para darse cuenta de que cientos de hilos invisibles cruzaban el pasillo por todas partes… Al notar el movimiento la enorme tarántula despertó y comenzó a avanzar en dirección a Oddro.

Oculto:
Imagen
Gray Fox:
Oculto:
Imagen
Estaba todavía demasiado mareado como para moverse, el dolor que sentía no le permitía caminar demasiado sin descansar, sentía que en cualquier momento iba a desplomarse.
Examinó la estantería de los químicos buscando algo que pudiera servirle… pero lo que allí había escapaba a sus conocimientos, si quería tomar algo, iba a tener que ser una lotería…
En la habitación había un pequeño baúl, lo abrió con mucho esfuerzo para comprobar que en su interior había algunas vendas, alcohol, ¿Una botella de Whisky?, y un pequeño encendedor…

Desde luego, esto no es un hospital…

Respiró profundamente y se acercó de nuevo a la puerta, lentamente giró el pomo y abrió una pequeña rendija por la que observar. A pesar de la debilidad, sus ojos se abrieron como nunca antes lo habían hecho ante la escena que estaba contemplando. Había alguien, que por su atuendo parecía ser un detective, forcejeando con una criatura enorme, una especie de reptil… Volvió a cerrar la puerta sin hacer ruido, puesto que no se encontraba demasiado dispuesto a salir ahí sin haber pensado un plan antes…

¿Qué cojones estaba pasando?



Roxan Wesker:
Oculto:
Imagen
Roxan contempló el enorme recibidor de la mansión… ante ella se abrían unas enormes escaleras con dos direcciones en lo más alto. Y varias puertas, ninguna de las cuales estaba cerrada. Examinó toda la zona… Al lado de la escalera había lo que parecía, ¿una máquina de escribir?
Imagen - Vaya sitio más extraño para ponerse a escribir…

Se percató de que el suelo estaba algo pegajoso… Miró hacia abajo y vio que estaba recubierto por una fina capa de color verdoso y con una textura bastante asquerosa.
Recorriendo todo el espacio del recibidor, se dio cuenta de que el moco verde era más denso en la parte cercana a las escaleras… hasta comprobar que en el hueco de detrás, había muchos bultos, que parecían ser una especie de huevos…
Pateó uno para ver qué salía de su interior, pero no cedió ni un milímetro.
Imagen - Estas cosas parecen irrompibles, ¿qué serán?

No terminó de pronunciar la última palabra cuando uno de ellos eclosionó y de su apertura salió un pequeño bicho que parecía indefenso… “Parecía” porque rápidamente empezó a aumentar su tamaño hasta convertirse en segundos en una bestia inmunda que se abalanzó sobre ella para tratar de darle un mordisco.

Oculto:
Imagen

Ele Alzerav:

Oculto:
Imagen

Golpeó la puerta de la Mansión con la esperanza de que quizá, alguno de los dueños de los vehículos que estaban por ahí aparcados estuviese ahí y le abriera. Tardó un instante en darse cuenta de que lo más probable es que aunque estuviesen ahí, no se les ocurriese abrir por miedo o quizá por preferir mantenerse ocultos, ya que estar en este lugar no era precisamente algo permitido por las autoridades.
Mientras pensaba, escuchó algunos crujidos procedentes de la maleza alrededor de la Mansión…
¿Quedaría alguien fuera todavía?
Se dio la vuelta para vigilar los alrededores, no se veía mucho debido a la oscuridad, pero se podía vislumbrar una figura humana emergiendo entre los árboles…
Imagen - Vale ahora es cuando pregunto que si hay alguien ahí y resulta ser un asesino en serie que tiene enterrados en el patio a todos los que han intentado venir aquí.

Prefirió seguir en silencio, aunque por los focos de la entrada, era evidente que ya la habían visto.
La figura avanzo un poco más hasta llegar a ser visible. Era un hombre, de mediana edad, con la ropa bastante estropeada, un hacha en la mano y con una marca extraña en la cara…

Oculto:
Imagen
Imagen- Ven aquí, vamos a jugar JA JA JA

Comenzó a correr hacia ella. Con el hacha en alto y la cara desencajada por la adrenalina.


Imagen - Ostias…

---------------

Nota: He cambiado el orden de llegada de Roxan Wesker y Ele Alzerav para no crear tan pronto una incoherencia.

Bien, señor@s, lo primero que vamos a intentar averiguar es ¿Qué le pasó a William Birkin? y ¿Cuántas personas vivían en la Mansión?
Podéis bombardearme a mps todo lo que queráis, incluso si no estáis seguros... recordad que si acertáis, aunque sea por suerte, los demás recibirán un palo
:mrgreen:

Al final de las narraciones, decidme a qué espacio contiguo pasáis.
Oculto:
Imagen

Responder