Hotel RESH 2018

Espacio dedicado a las comunicaciones en masa entre los miembros de este foro.
Bienvenidas, felicitaciones, comentarios, recordatorios...
Responder
Avatar de Usuario
Caleb
Alpha Bitch
Mensajes: 18106
Registrado: 10 Mar 2004 18:56
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 2
Steam ID: vonkalev
Ubicación: Ördögház
Argentina 
x 331
Contactar:

Hotel RESH 2018

Mensaje por Caleb » 12 Ago 2018 05:58

Kept you waiting, huh?

BIENVENIDOS AL HOTEL RESH

¿Qué es el Hotel RESH?

Es el E-Rol histórico de la comunidad. Básicamente se trata de un grupo de personajes creados por usuarios que deben unir sus fuerzas para combatir una gran amenaza ya sea vírica, terrorista o lo que venga.

¿Cómo participo en el Hotel RESH?

Fácil. No hay límite de usuarios y cada uno debe crear su perfil de personaje (ficha preferentemente), especificar su equipaje, registrarse y asignarse un arma de defensa personal.
Cada usuario puede tener hasta tres personajes.

Reglas


1. No se permiten mas de 3 armas por usuario.
2. Nada de superpoderes.
3. Las penthouse se deben reservar.
4. No mucho spam por favor.
5. Nada de armas infinitas.
6. Prohibido postear dos veces seguidas (que pa' eso esta el "editar").
7. Aquel mensaje que desvie el tema, no será aceptado.
8. Prohibido matar un personaje que no sea de tu invención.

Recomendaciones

1. Antes de postear, leer los mensajes anteriores y adecuarse a la trama.
2. Deben especificar bien su ubicación.
3. No desvirtuen los mensajes anteriores.
4. No relaten acontecimientos imposibles (me refiero al tipo de:"fulanito cayó del tercer piso, se paró y vino corriendo hacia nosotros.")
5. Cualquier participante es libre de usar el Nombre o Nick que más le parezca (pero que no sea de otro usuario.)
6. Disfruten de su estadia

MAPA DE LA ZONA (PAINT EDITION)
Oculto:
Imagen
Imagen

Era el año 2018...

El Hotel RESH se estableció en las Montañas Arcley luego de que una empresa fantasma compre las instalaciones a la mafia rusa. Nunca se supo quién fue el comprador, pero como a nadie le importaba pues no hubo muchas conjeturas. Eso sí, había quiénes tenían sus sospechas...

A pocos kilómetros siguiendo el Camino Spencer se encontraba el pueblo Happy Hill. Allí vivían casi todos los empleados del Hotel y era el lugar desde donde enviaban suministros. Este pequeño pueblo era conocido por sus alrededores pintorescos así como por la cantidad de accidentes ocurridos a causa de la niebla.
Muchos kilómetros más lejos siguiendo la ruta 666 estaba la gran ciudad San Hideo. Un paraíso de neón con casinos, industrias de todo tipo, delincuencia, bullicio y tremendos rascacielos.

Lejos de las rutas pero con un acceso a través de la ruta 666 estaba el Área 41. Se trataba de una base fuertemente vigilada, pero nadie sabía si era propiedad del gobierno o de alguna corporación. Suele ser fuente de rumores en la zona, algunos creen que allí hay Hombres de Negro.


Y un día llegó la inauguración del Hotel. Se esperaban muchos huéspedes, así que todo estaba dispuesto para satisfacer las necesidades de los más exigentes.
El gerente, Caleb Von Kalev, estaba en el lobby supervisando la limpieza del lugar. Todo parecía estar en orden. Desde que lo habían puesto como gerente su vida parecía ser más sencilla, ya que en sí el control del lugar estaba en otras manos... sólo tenía que supervisar que las cosas funcionen y cobrar su cheque cada mes.

Mientras recorría el bar del lobby, instruyendo sobre las bebidas a tener preparadas para la recepción, un mensaje le llegó a su teléfono celular: "Estoy en camino. Novedades importantes".
Sabía de quién se trataba, y eso sólo podía significar una cosa...

Caleb salió del bar, ingresó en un ascensor y subió hasta el piso 20 donde se encontraba todo el sector de administración. Los pasillos estaban impecables, pero no podía detenerse en eso.
Fue hasta su oficina. Estaba decorada con armaduras medievales, tenía un gran escritorio, sillas y una biblioteca. Se acercó a una estantería y corrió un libro de cubierta verde que dio paso a un panel numérico. Ingresó la clave, y un panel de la pared se movió revelando un pequeño ascensor.

El ascensor lo llevó a las entrañas del Hotel. Pasillos y cuartos metálicos, gente con batas blancas... pasó por todo eso hasta llegar a un gran salón con numerosos monitores que permitían ver lo que pasaba en cada rincón del hotel. Allí también había varios escritorios, paneles de control y empleados trabajando.
Caleb llegó con una expresión de fastidio. Una mujer con un parche le salió al cruce. Se trataba de Tomoyo Kalezuki, la jefa de seguridad.

Caleb: ¿Qué sucede, exactamente?
Tomoyo: El Profesor Birkinsson dijo que nos encontremos aquí... ha ocurrido algo en el Área 41.
Caleb: ¿Qué? ¿Es grave?
Tomoyo: No, no ha habido ningún incidente. Es más bien... una cuestión de información.

Caleb sabía que en el fondo Tomoyo y Birkinsson trabajaban para otra gente, y pocas cosas le tocaban más los huevos que le hablaran con evasivas.

Caleb: Pues que se reporte cuando llegue. Tengo que ir al lobby, pronto van a llegar los huéspedes.
Tomoyo: Muy bien.
Caleb: Si quieren que su tapadera siga funcionando van a tener que colaborar conmigo. Soy el único que mantiene este hotel propiamente dicho en funciones.
Tomoyo: Está perfectamente claro. ¿Órdenes?
Caleb: Continúen supervisando las instalaciones, que no pase nada raro. Avísame cuando Birkinsson esté aquí.

Tomoyo hizo un gesto afirmativo y se dirigió hacia los empleados. Caleb no perdió tiempo en salir de allí, atravesar todos los pasillos hasta el ascensor, salir en su oficina, cerrar todo y finalmente bajar al lobby.

Parecían estar llegando algunos vehículos. Se acomodó el sombrero, echó una severa mirada a todo el staff y una última orden: Que todo salga bien.

Junto al acceso al bar del lobby dejó un cartel donde se leía: "Fiesta de inauguración en el salón de eventos - piso 19"

Subsuelo: Estacionamiento, cocinas, lavandería.
Planta baja: Lobby, bar del lobby, restaurante, spa, sauna, piscina.
Piso 1 al 15: Habitaciones estándar.
Piso 16 al 18: Habitaciones de lujo.
Piso 19: Salón de eventos, bar grande, mini-casino.
Piso 20: Oficinas administrativas, gerencia.
Piso 21: Penthouse A
Piso 22: Penthouse B
Piso 23: Acceso al helipuerto.

Personajes:
Oculto:
Caleb Von Kalev
Imagen

Tomoyo Kalezuki
Imagen

Profesor Birkinsson
Imagen
Imagen

Avatar de Usuario
alex_wesker
Tyrant
Mensajes: 790
Registrado: 18 Dic 2007 16:02
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 3 Nemesis
XBOX GameTarg: Master of RE
Ubicación: Japon
x 5

Re: Hotel RESH 2018

Mensaje por alex_wesker » 12 Ago 2018 10:52

Pues aquí van mis fichas:

Personaje 1
-Nombre: Paquito
-Apellido: Enredarfranco
-Edad: 83 años
-Nacionalidad: español y muy español
-Altura: 1,68 metros
-Peso: 89kgs
-Tipo de sangre: 0
-Físico: bajito para un español promedio, regordete con barriga cervecera. Siempre va con un uniforme militar y galones. Medio calvo y canoso. Tiene ojeras de no dormir mucho ya piensa que la CIA le quiere matar (en realidad no, pero se ha montado una paranoya mental). Sus ojos son negros como el color de la piel de un negro. Tiene la voz de pito.
-Historia:
Paquito nació y creció en un barrio humilde en el Noroeste de España. Desde muy pequeño, siempre tuvo claro que iba a meterse en el ejército y hacer cosas a lo grande, como matar rojos y esas cosas guays en su época. Sin embargo, suspendió las pruebas para entrar al ejército en el primer intento por no “dar la talla” (oséase, era bajito). Pero por razones del destino, de algún modo logró entrar en el ejército cuando estalló la guerra civil y ahí se aprovechó a base de bien. Tras ganarla, se proclamó el Generalísimo y vivió a cuerpo de rey.
Sin embargo, empezó a volverse paranóico ya que creía ver a agentes de la CIA y de Stalin por todas partes así que dejó a un doble al cargo de todo, se cambió su nombre y aspecto y se fue a vivir al Hotel RESH.
-Inventario:
Pistola 9mm (15 balas en el cargador)
2 cargadores 9mm de 15 balas cada uno
Cuchillo del hotel
Cartera con 5000$ en efectivo
Tarjeta BISA del Banco de Suiza, no, no es negra
Muda de ropa
Bandera de España con el aguilucho
Reloj de bolsillo, regalo de su mujer estropeado, siempre marca las 10:03
Camiseta del Mundial de la Selección Española
-Imagen:
Oculto:
Imagen
Personaje 2
-Nombre: Adolfillo
-Apellido: Hilter
-Edad: 33 años
-Nacionalidad: aria, digooo alemana
-Altura: 1,57 metros
-Peso: 55 kgs
-Tipo de sangre: B+
-Físico: pelo negro, bajito para el europeo promedio. Ojos negros y bigote. Siempre va en un traje de color verde militar y con un brazalete rojo en el brazo izquierdo. Siempre tiene cara de mala ostia y cuando habla parece que esté cabreado todo el rato.
-Historia:
Adolfillo nació en Alemania y creció allí. Descontento con el ambiente de “lo políticamente correcto” que imperaba en el país desde hacía años, decidió que era hora de cambiar eso y devolver la gloria de tiempos pasados a Alemania. Fundó un partido político de corte de extrema derecha, el cual tuvo más éxito de lo esperado. Sin embargo, debido a su participación en manifestaciones violentas, Adolfillo fue esposado por la policía y llevado a la cárcel donde estuvo hasta ahora. Allí escribió su primer libro llamado “Mein Deutchland und Mein Europa” que fue un éxito de ventas. Sin embargo, decidió irse al Hotel RESH para estar un tiempo alejado de la política y tomar ideas frescas para conseguir el poder absoluto.
-Inventario:
Cartera con 30.000$
Libro de “Mein Deutchland und Mein Europa”
Estamentos del Partido del Pueblo SocialContinental GermanoEuropeo
Gafas de lectura
Muda de ropa
-Imagen:
Oculto:
Imagen

Personaje 3
-Nombre: Richard
-Apellido: Trumont
-Edad: 46 años
-Nacionalidad: USA
-Altura: 1,79 metros
-Peso: 85 kilos
-Tipo de sangre: AB-
-Físico: rubio, alto, imponente. Ojos azules como el hielo, traje azul marino. Así es el imponente ex-Presidente Nº45 de los Estados Unidos. Lleva una gorra roja con la clásica águila que aparece en los logos de todos los departamentos públicos de USA y su famosa frase de “Make America Great Again”
-Historia:
Pues no hay mucho que contar sobre Trumont. Poderoso magnate de un poderoso conglomerado comercial que busca el monopolio de todo. Fue durante un muy breve tiempo el 45º POTUS hasta que se descubrió que las elecciones habían sido amañadas. Despojado de su poder, Trumont busca recuperarlo, y ha viajado al Hotel RESH para negociar con importantes personalidades rusas.
-Inventario:
Colt 1911 del .45 ACP, 7 balas en el cargador
3 cargadores del .45 ACP, 7 balas por cargador
Fusil de asalto Colt M16A22 calibre 5,56x45mm OTAN, 30 proyectiles en el cargador
2 cargadores tipo M16 5,56x45mm OTAN, 30 proyectiles en el cargador
Cuchillo de combate de los US Marine Corps
2 maletines con 50.000.000US$ en efectivo cada uno
Jet privado Air Force Trumont
-Imagen:
Oculto:
Imagen
Edit: se me olvidada las habitaciones:
-Personaje 1: habitación normal
-Personaje 2: habitación normal
-Personaje 3: Penthouse

Avatar de Usuario
Ill
El Pibe
El Pibe
Mensajes: 12694
Registrado: 18 Nov 2006 00:30
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 3 Nemesis
PS3 Network ID: wosse
Steam ID: wosse22
Ubicación: City of Ocala
España 
x 284

Re: Hotel RESH 2018

Mensaje por Ill » 12 Ago 2018 13:00



Ahí van las fichas de mis personajes xD

Imagen
-Nombre: José Federico
-Apellido: IllDefonso de Todos los Santos
-Edad: 26 años
-Nacionalidad: Estadounidense
-Altura: 180cm
-Peso: 78kgs
-Tipo de sangre: A+
-Historia: Heredero de una conocida productora de pornografía, Illdefonso nunca ha conocido la carencia. Desde que nació recibió los mejores cuidados, fue a las mejores escuelas y cuando apenas pasaba los cinco años se trasladó desde su natal España a Estados Unidos, donde había obtenido la nacionalidad y había vivido toda su vida. Aquéllo propició que hablase una mezcla de español e inglés completamente ridícula, pues a mitad de frase cambiaba de idioma de los loles porque quería y porque podía en su condición de 'MURICANO.

Ese mismo año su padre, el señor IllDefonso, se retiraría de la empresa por motivos de salud. Viendo que debería ocupar su puesto tarde o temprano con lo que ello implicaría José Federico decidió disfrutar de unas últimas vacaciones por todo lo alto esquiando, de modo que reservó una penthouse en cuanto estuvieron disponibles para tener el mejor alojamiento posible y, de paso, impresionar a sus cuatro amigotes a los que había invitado a venirse con él.

Estirado, consentido, xenófobo (a pesar de ser él mismo extranjero lol), ferviente seguidor de Donald Trump y ávido protector de la segunda enmienda, IllDefonso se embarcaría en un viaje que le cambiaría para siempre o acabaría con él en el intento...

-Inventario:
Pistola de autodefensa (1 bala por cargador)
Imagen

6 balas de repuesto
La tarjeta de crédito de papá

---------------------------------------------------------------------------------

Imagen
-Nombre: Steven
-Apellido: Dickson
-Edad: 17 años
-Nacionalidad: Estadounidense
-Altura: 175cm
-Peso: 67kg
-Tipo de sangre: B
-Historia: De carácter afable y bondadoso, originario de la ciudad de Chicago, Illinois. Steven se había registrado en el hotel Resh junto a su familia para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Tras mucho insistir había conseguido que sus padres le dejaran quedarse en una habitación estándar separada de la suya, lo que le daría vía libre para explorar el resort y disfrutar de sus muchas actividades durante la gran inauguración.

¿Podría sobrevivir a lo que se avecinaba a pesar de no contar con entrenamiento, armamento y vivir en su mundo? El tiempo lo diría...

-Inventario:
Navaja de los boy scouts
Un pack de "hierbas verdes"
Spray de primeros auxilios

---------------------------------------------------------------------------------

Imagen
-Nombre: Meredith
-Apellido: Diaz
-Edad: 23 años
-Nacionalidad: Estadounidense
-Altura: 168cm
-Peso: 55kg
-Tipo de sangre: AB-
-Historia: La segunda al mando del centro de vigilancia Ecliptic, desde donde el equipo de salvamento Raccoon operaba vigilando las montañas y asegurándose de que éstas ni sus visitantes sufrían daño alguno. Situado a escasos kilómetros del recientemente construido Hotel Resh el complejo contaba con dependencias para los trabajadores, un helipuerto con un helicóptero listo para despegar y una torre central desde donde se podía ver toda la zona de las montañas Arcley, con San Hideo de fondo iluminada por sus neones y Happy Hill más cerca, en la base de la montaña.

Su superior, Michael Reeves, siempre la tenía a ella y a su equipo listos para cualquier emergencia, sobre todo por aquel entonces ya que comenzaba la temporada de esquí y se abría el Hotel Resh al público, llenándose las montañas de turistas que habría que proteger de sí mismos y de la fauna local, ya que no sería la primera vez que ocurría algún percance con los lobos y osos de la zona.

Lo que ninguno de ellos sabía era que esa noche iba a ser la última para muchos de ellos...

-Inventario:
Hacha de incendios
Pistola de bengalas (1 bala por cargador)
3 bengalas de repuesto
Kit de primeros auxilios

Imagen
Imagen

For those who have a heart

Avatar de Usuario
Caleb
Alpha Bitch
Mensajes: 18106
Registrado: 10 Mar 2004 18:56
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 2
Steam ID: vonkalev
Ubicación: Ördögház
Argentina 
x 331
Contactar:

Re: Hotel RESH 2018

Mensaje por Caleb » 12 Ago 2018 19:48

Nota de la administración: Muy bien, las penthouses ya están reservadas y a partir de ahora no hay más disponibles. Si alguien la solicitase se les asignará automáticamente en una habitación de lujo.
Imagen

Avatar de Usuario
Jmfgarcia
Personalizado (manda MP a beltran)
Mensajes: 7204
Registrado: 20 Nov 2006 20:25
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil DS
PS3 Network ID: Jmfgarcia
Steam ID: jmfgarcia
México 
x 179

Re: Hotel RESH 2018

Mensaje por Jmfgarcia » 17 Ago 2018 08:41

Perdonen la tardanza, pero llevo haciendo estas fichas algunos días y estoy en medio de un bloqueo creativo. Al final ha resultado mucho más escueto de lo que originalmente queria hacer. Espero que esta demora no causara demasiadas molestias, sobre todo por el temor de que esta edición vuelva a quedar estancada por falta de actividad.

Henry Wright
Imagen
Edad: 45 años
Nacionalidad: Estadounidense
Altura: 1,70m
Historia: Henry Wright es un detective privado conocido tambien por ser un maestro del disfraz y la interpretación, capaz de pasar completamente desapercibido o todo lo contrario. Ha sido contratado para investigar algunas muertes misteriosas ocurridas en las Montañas Arcley durante los últimos años y su posible vinculación con la empresa fantasma detrás del Hotel RESH.

A pesar de que su cliente, quien prefiere conservar su anonimato, es un hombre con bastantes recursos y le ha ofrecido una habitación de lujo en el hotel, el señor Wright ha preferido una habitación estándar para evitar llamar demasiado la atención, ya habrá tiempo para ello.

Inventario: -Pequeño revolver .38 Special de manufacturación artesanal con un mecanismo que le permite ser escondido bajo las mangas.
-32 cartuchos .38 Special
-Rifle Winchester .30-30 con capacidad para 8 cartuchos.
-16 cartuchos .30-30
-Baul lleno de ropa, accesorios y perfumes de lo más variopintos.
-Caja de maquillaje
-Planos del Hotel proporcionados por el cliente (algunas discrepancias sugieren existencia de zonas ocultas).
Ubicación: Su habitación estándar, preparando algunas cosas para comenzar la investigación.

Lillian Collins
Imagen
Edad: 25 años
Nacionalidad: Estadounidense
Altura: 1,60m
Historia: Una multifacética actriz y filantropa que ha decidido hacer un alto a su carrera para, aprovechando los frutos econòmicos de su èxito, dedicarse a sus otras grandes pasiones: la aventura y el misterio. Atraida por los diversos rumores que rondan la construcciòn del Hotel RESH, no dudò en reservar una habitaciòn del lujo para la pròxima inauguraciòn y poder saciar su curiosidad bajo la fachada de una gran estrella que solo busca disfrutar de unas amenas vacaciones.

Inventario: -Savage Model 1907 .380 ACP con capacidad de 9 cartuchos.
-1 Cargador .380 ACP completo de nueve cartuchos (ya en el arma).
-Una pequeña navaja con empuñadura de ambar.
-Libreta de anotaciones.
-Una antigua camara Leica de primera generación (Requiere revelado).
Ubicación: Bar grande, tratando de sacar información a los empleados y a clientes de forma discreta.

Dr. Helmut Schuhart
Imagen
Edad: 42 años
Nacionalidad: Alemàn
Altura: 1,90m
Historia: El siniestro Doctor Schuhart llega a su habitación de lujo en el Hotel RESH. Su reputación es bastante cuestionable, no por su genialidad, sino por ética, y es que se rumorea que ha llevado experimentos cuestionables bajo el manto de gobiernos y compañias de oscuras intenciones. Tambien es de vox populi su afiliaciòn a determinadas organizaciònes de corte ocultista. Sin embargo, ha sido lo suficientemente inteligente para mantenerse limpio de acusaciones concretas.

Inventario: -Luger 9mm con capacidad para 8 cartuchos.
-5 Cargadores 9mm completos de 8 cartuchos.
-Subfusil Thompson .45 ACP
-3 Cargadores .45ACP completos en forma de tambor de 100 cartuchos.
-Jeringa
-Frasco de veneno para 5 dosis letales.
Ubicación: Restaurante, comiendo con un grupo de hombres misteriosos.
Imagen.
Imagen

Avatar de Usuario
Caleb
Alpha Bitch
Mensajes: 18106
Registrado: 10 Mar 2004 18:56
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 2
Steam ID: vonkalev
Ubicación: Ördögház
Argentina 
x 331
Contactar:

Re: Hotel RESH 2018

Mensaje por Caleb » 18 Ago 2018 06:18

Noche de Apertura
Durante la jornada fueron llegando grandes cantidades de personas al hotel pero no todos eran huéspedes. Algunos parecían ser empresarios de San Hideo interesados en conocer las instalaciones y otros tenían pinta de trabajar como invitados de fiestas.

Un sujeto que hizo notar su presencia fue un tal Paquito que, luego de saludar en la puerta a otras personas como si las conociera, se dirigió a la recepción y se la pasó hablando a los gritos. Para algunos empleados tenía pinta de ser un gordito simpático, otros lo encontraron insoportable.
Se le entregó la llave de la habitación estándar número 131 en el piso 13.

Caleb estaba en la recepción yendo de un lado a otro, y captó su atención ver a un tipo con bigotillo y cara de enojado. Tenía unos gestos corporales similares al otro huésped. Se trataba de Adolfillo, a quien le entregaron la habitación estándar número 35 en el piso 3. Por un momento pareció que se contuvo de levantar el brazo derecho, para finalmente escabullirse entre la multitud.

Quien llegó haciendo escándalo fue el famoso Richard Trumont. Iba atropellando a todo el mundo, cargando su equipaje y maldiciendo. En ese momento el botones haitiano Antoni se acercó para tomar sus maletas, pero Richard lo espantó haciendo gestos iracundos con los brazos.

Richard: ¡Aléjate de mis maletas! ¡Seguro quieres robarte mi dinero bien ganado!

Caleb hizo rápidamente un gesto a otro botones para que se ocupe de la situación. Este nuevo parecía ser del agrado de Richard, por lo que no hubo altercados.
En la recepción se le entregó a Richard la llave del Penthouse A en el piso 21.

Mientras continuaba llegando gente hubo un momento de alteración cuando un grupo de alborotadores ingresó abriéndose paso a empujones. Se trataba del famoso José Federico IllDefonso de Todos los Santos y sus cuatro amigotes que ya parecían estar borrachos. Iban riéndose a carcajadas, hasta que José levantó el brazo apuntando al techo mientras decía...

José: ¡Quiero saber dónde está el fucking bar de este joutel!

Uno de los amigos le señaló el bar del lobby pero José ya no le prestaba atención y estaba en la recepción. Allí se le entregó la llave del Penthouse B del piso 22, y mientras los cinco se apiñaban en un ascensor la recepcionista le hizo un gesto a la mucama más cercana para que se prepare a lidiar con lo que suceda allá arriba.

En un contraste absoluto, llegó una familia donde el hijo seguía insistiendo a sus padres con la promesa de que le darían su habitación propia. El padre parecía un poco irritado, pero seguía diciendo que no iba a faltar a su palabra.

La recepcionista se ocupó de todo rápidamente. Era la familia Dickson, gente que parecía ser bastante tranquila. A Steven se le dio la llave de la habitación estándar número 133 en el piso 13, Antoni se ofreció a llevar su equipaje. El resto de la familia recibió la llave de la habitación 145 en el piso 14.
Steven pareció disimular un suspiro de alivio al ver que estaría incluso en un piso diferente.

En las profundidades del hotel, los guardias miraban atentamente los monitores que había por toda la pared. Transmitían en vivo desde las cámaras de seguridad, estaban viendo los arribos y algunos movimientos de los recién llegados.
Un par de guardias se detuvieron en un sujeto que caminaba por un pasillo del piso 15. No sabían que se trataba de Henry Wright, quien había recibido la llave de la habitación estándar número 152. Los guardias debatían si se parecía a un actor famoso o no.

La sala de los monitores era bastante espaciosa, y en un sector un poco más alejado había varios escritorios con guardias trabajando en computadoras. Todos tenían un intercomunicador en la mesa, cada uno conectaba con otro intercom en algún lugar del hotel.
Tomoyo iba caminando entre los escritorios con las manos en la espalda, supervisando el trabajo que estaban haciendo. Un guardia se encontraba observando informes sobre el clima en las montañas, cuando Tomoyo se detuvo a sus espaldas y miró al monitor. Antes de que fuera a preguntarle algo llegó una repentina llamada por el intercomunicador.

Guardia lejano: ¡Oye! ¡Más vale que bajes a ayudarme o mandes a alguien, porque esto es inaudito! ¡Estoy harto de las porquerías que guardan aquí abajo! ¡Hay mierda en las paredes! ¡No pienso limpiar esto yo solo!

El tipo que estaba en el escritorio se quedó helado. Giró lentamente la cabeza hacia Tomoyo, casi balbuceando una disculpa pero ella lo interrumpió.

Tomoyo: Ya escuchaste a tu compañero, baja a ayudarlo. Dile que luego suba a mi oficina.

Dicho esto se alejó caminando a paso firme. Los guardias desviaban la mirada, tratando de no llamar la atención. Ella continuó por unas escaleras que ascendían hasta un pequeño pasillo, y entró en su oficina.

Se echó en la silla más cercana, abandonando toda la apariencia de mala hostia. Se puso a tararear Chop Suey mientras agarraba el teléfono de su escritorio y marcaba un número.

Centro de Vigilancia Ecliptic, en las montañas.

En la sala de comunicaciones de la torre central, el encargado recibió una llamada. Era Tomoyo Kalezuki, la jefa de seguridad del Hotel RESH que deseaba hablar con Michael Reeves.
El encargado dio aviso a la dependencia donde estaba Reeves y transfirió la llamada.

Varios de los miembros del equipo de salvamento estaban en una sala de esparcimiento. Michael Reeves se encontraba bebiendo un café, mientras dos sujetos jugaban al mini ping pong en una mesa cercana, y Meredith Diaz estaba en un sofá chequeando una lista con el inventario del equipo.

Michael: Hola, qué tal.
Tomoyo: ¡Hola! Soy yo otra vez. Perdón por molestar nuevamente, era sólo por una consulta.
Michael: Adelante, no hay problema.
Tomoyo: ¿Hay algún riesgo climático en estos días? Digo...
Michael: Por lo que hemos estado observando no hay posibilidades de tormentas de nieve ni cosas raras.
Tomoyo: Eso es bueno. Estando a cargo de la seguridad del hotel... tengo que estar en todo, y estaba un poco preocupada.
Michael: Sabes que puedes contar con nosotros, ¡hasta tenemos un helicóptero!
Tomoyo: ¿De verdad? Genial. Aquí justamente hay un helipuerto en lo más alto del hotel, así que si hubiera una emergencia...
Michael: ¡Todo estará bien!
Tomoyo: ¿No te gustaría conocer las instalaciones? Como parte del trabajo, digo.
Michael: ¡Confío en lo que me enviaste! Además debo estar aquí, el deber es el deber.
Tomoyo: Claro, claro, sí, el deber es así.

Meredith se distrajo momentáneamente por el tono animado en el que Michael hablaba, pero luego decidió volver a su tarea mientras se ponía unos auriculares.

Pasadas varias horas, Caleb dejó al mando de la situación a otro sujeto y se puso a recorrer el hotel. Faltaba poco para el inicio de la fiesta, y tenía que estar allí.

Ingresó al restaurante donde ya había comensales disfrutando las delicias de la cocina gourmet del hotel. Rápidamente vio al extraño sujeto con el monóculo que se registró en la recepción unas horas antes. Algo le resultaba inquietante en su presencia, como si una extraña aura lo rodease.
Estaba en una mesa junto a otras personas. No es que tuviesen una actitud sospechosa, pero se lo apuntó mentalmente para consultar luego en la sala de seguridad.
Caleb no lo sabía expresamente pero se trataba del Dr. Helmut Schuhart, quien al registrarse recibió la llave de la habitación de lujo número 165 en el piso 16.

El gerente tomó un ascensor para ir al piso 19, donde inspeccionó rápidamente el mini-casino sin notar nada raro. A continuación se dirigió al bar grande.
Era bastante espacioso, con una barra central repleta de botellas y bien iluminada. También tenía un montón de mesas, un pequeño escenario y varios boxes.
Sobre la barra había algunos televisores de pantalla plana transmitiendo una carrera de automovilismo en Miami.

Inmediatamente Caleb se percató de una mujer que estaba en la barra conversando con el barman. Era la famosa Lillian Collins, una huésped de lujo. Algunos periodistas habían tratado de irrumpir en el lobby, e incluso se rumoreó que uno iba a estrellar la van de su canal contra las puertas principales para ingresar, pero la seguridad se ocupó de todos ellos.
En la recepción Lillian había recibido la llave de la habitación de lujo número 187 en el piso 18.
Al pasar cerca de ella apenas pudo captar un poco de la conversación que tenía con el barman, Fu Chow.

Fu: Sí, por ahora está tranquilo. Por fortuna mi turno termina pronto y comienza el de Rosamel.
Lillian: ¿Y trabajas aquí desde hace muchos años?
Fu: ¡Por fortuna, no! Me contrataron ahora... los dueños anteriores eran terroríficos... ¡así que tengo buena fortuna!

Tras terminar la inspección, Caleb salió para seguir su camino al salón de eventos. Unos camareros estaban sirviendo champagne y preparando bandejas con aperitivos. Pero lo que captó la atención de Caleb y le arruinó el día fue un árbol de navidad montado en una esquina junto a unos sillones. ¡¿Qué carajos?!
Sólo podía ser responsabilidad de un hombre...

Fue velozmente hacia el piso 20, donde se encaminó en dirección a las oficinas administrativas. En una de ellas trabajaba el Decorador, un sujeto que no salía casi nunca pero también estaba en el ajo. Caleb no sabía exactamente cuánto conocimiento tenía el Decorador de las actividades secretas del hotel, pero el suficiente para ocuparse de una parte de la tapadera.
Caleb ingresó sin golpear en la oscura oficina, apenas iluminada por una lámpara de escritorio. El Decorador estaba en las sombras, con un sombrero de ala corta puesto y fumando un habano.

Caleb: ¿Qué significa ese árbol de navidad en el salón de eventos?
Decorador: Hey, tuve que hacerlo. Tomoyo pidió que ponga un micrófono oculto en el salón.
Caleb: Vaya... ¿y esa es tu mejor idea?
Decorador: Ve a mirar toda la basura que hay en el desván de este mismo piso. El árbol era lo más viable, luego sólo hay jarrones, ¿se supone que tire un micrófono dentro de un jarrón?
Caleb: Un árbol de navidad...
Decorador: Un micrófono oculto debe estar oculto. En un almohadón corremos riesgo de que alguien lo aplaste.
Caleb: Es increíble. Es lo menos discreto que vi en mi vida. Voy a hablar con ella.
Decorador: Hazlo, pero ella quiere el micrófono ahí. Y mira que la fiesta está por empezar...

En las sombras el Decorador esbozó una sonrisa socarrona. Caleb resopló.

Decorador: Cierra la puerta al salir.

No mucho después la fiesta comenzó. Hubo bastantes asistentes, dado que todos los huéspedes estaban invitados. El servicio parecía ir muy bien, y los huéspedes que se aburrían de socializar se retiraban al bar grande o al mini-casino. También deambulaban por allí algunos empresarios de San Hideo y Happy Hill, alguna que otra celebridad y unos cuantos invitados de fiesta contratados.

Caleb y Tomoyo estuvieron entre los invitados durante un rato. En un momento se los vio salir del salón juntos, aparentemente alguno había recibido una llamada...


Mientras se desarrollaba la fiesta durante la noche, y sin mucha sutileza, una van oscura escoltada por un jeep llegaba al estacionamiento subterráneo del hotel. Sobre la chapa de ambos se podían advertir agujeros de balazos.
Varios sujetos visiblemente armados se bajaron de los vehículos en un espacio del estacionamiento que estaba cercado y con un cartel en el que se leía "RESERVADO PARA EL VICEPRESIDENTE". Corrieron todo, uno de ellos ingresó un número en un panel numérico semi-oculto en la pared, y una compuerta se abrió en el suelo revelando una rampa hacia las profundidades del hotel.

Desde el asiento del acompañante de la van, el Profesor Birkinsson hizo un gesto de aprobación con el pulgar arriba. Los vehículos bajaron y el compartimiento se cerró detrás de ellos.

----------------------
La cosa se pone en marcha!

Sepan que son libres de decidir qué hacen sus personajes, si van a la fiesta o no, merodean por allí, descubren cosas, etc. Espero que los ingresos hayan estado bien xD ahora esto está en sus manos!
Imagen

Avatar de Usuario
Ill
El Pibe
El Pibe
Mensajes: 12694
Registrado: 18 Nov 2006 00:30
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 3 Nemesis
PS3 Network ID: wosse
Steam ID: wosse22
Ubicación: City of Ocala
España 
x 284

Re: Hotel RESH 2018

Mensaje por Ill » 19 Ago 2018 01:57

Meredith aún seguía repasando el inventario del centro de vigilancia tiempo después de que Michael Reeves terminase su conversación telefónica. Era extremadamente concienzuda y no quería dejarse nada pendiente, nunca sabían cuándo haría falta salir y era su responsabilidad que no faltara de nada y que todo se encontrase en estado óptimo.

Reeves se acercó a otro miembro del equipo, que se encontraba jugando en una máquina recreativa retro que tenían en la sala de descanso, a pocos metros de Meredith.

- Me imagino que habrás terminado de comprobar el estado de las motos y del helicóptero para estar aquí jugando-. Le dijo aproximándose por la espalda.

- Por supuesto jefe-. Contestó Charlie Frost, el especialista en vehículos del puesto y piloto principal del equipo, mientras jugaba a un juego de lucha extremadamente violento de los 90.- Las motos de nieve están en el depósito listas para cualquier imprevisto y con el depósito bien lleno, igual que el helicóptero.

- Bien, buen trabajo-. Siguió Reeves.- No quiero que se repita la cagada de hace unos años, menos en esta noche.

- No hay problema.

Reeves asintió y entonces se dirigió a Meredith, quien al verlo venir se quitó los auriculares.

- ¿Todo bien por aquí?-. Preguntó el jefe de la estación.

- Todo parece estar en orden-. Contestó Meredith pasándole la lista.- Tenemos todo el equipo necesario para afrontar el fin de semana y me he asegurado de que todos estén en sus puestos y listos.

El equipo de Ecliptic estaba formado por ocho personas, divididas a su vez en dos equipos:

Equipo Alpha

- Michael Reeves (Capitán y líder de la estación)
- Takeshi Umeda (Especialista en comunicaciones)
- Adewale Okeke (Especialista en armas y co-piloto)
- Anna Stewart (Especialista en comunicaciones)


Equipo Bravo

- Meredith Diaz (Capitana y supervisora de equipo)
- Charlie Frost (Especialista en vehículos y piloto principal)
- Sarah Williams (Especialista médica)
- Ryan Barker (Especialista en reconocimiento)
Todos se encontraban en la estación debido a la posible necesidad de actuar en múltiples puntos de la montaña ante la masiva llegada de turistas, más rectos que un palo gracias al liderazgo de Reeves y Meredith.

- Ahora iba además a subir a la torre de vigilancia para llevarle un café y hacerle algo de compañía a Ryan, que lleva horas ahí apostado y seguro que no le vendría mal algo de contacto humano-. Explicó Meredith a su jefe.

- Estupendo-. Contestó Reeves.- Informadme si veis que pasa algo raro.


[][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][]

Steven había pasado toda la tarde pateándose el hotel y sus alrededores aprovechando que sus padres le habían dado permiso. La pista de ski privada del complejo no abriría hasta el día siguiente así que aprovechó para planear lo que haría entonces. Su idea principal era esquiar toda la mañana y, después de comer, darse una vuelta en familia por Happy Hill para conocer la zona antes de irse de excursión por la montaña, ya que el senderismo era una práctica habitual para los Dickson.

Al comenzar a caer la noche Steven regresó a su habitación, donde repasó las fotos que había hecho a lo largo del día y subió unas cuantas a sus redes sociales, así como comentar con su mejor amigo el viaje:

- Llevo todo el día de un lado para otro y todavía me quedan cosas por ver del complejo-. Escribió Steven a su amigo por whatsapp.- No me puedo creer que la empresa de mi padre nos haya regalado la estancia con todos los gastos pagados.

- Qué cabrón con suerte que eres-. Respondió su amigo.- Así te partas la pierna esquiando.

- Yo también te quiero-. Siguió Steven riéndose.- Algo bueno tenía que tener que mis padres hagan más horas que un reloj para una compañía tan grande como Umbrella.

- No si ya-. Replicó el otro.- En fin, te dejo que he quedado con el resto de plebeyos cuyos padres no trabajan en una multinacional.

- Venga, que os cunda; saluda al resto de mi parte-. Se despidió Steven.

Había quedado con su familia en el gran salón para la inauguración del hotel pero aún quedaba un rato para tener que empezar siquiera a arreglarse así que decidió pasarse primero por el spa para matar el tiempo. Lo encontró para su sorpresa bastante vacío, incluso para esa hora, así que aprovechó que no había nadie más usándola para poner la sauna a su gusto y estar un rato a solas ahí. Sin embargo, entre el cansancio del viaje y el haber estado todo el día paseándose por el hotel, Steven cayó dormido en la sauna.


[][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][][]

Muchos pisos más arriba, en la penthouse de José Federico, la fiesta llevaba un buen rato empezada. Con unas prostitutas que habían venido desde San Hideo el grupo de cinco amigos estaban pegándose un desfase de alcohol, droga y sexo que no tenía pinta de aflojar

- Eso es, bitch-. Le decía IllDefonso a la mujer de vida alegre que tenía bailándole en la cara mientras le colaba billetes en el tanga.- Shake ese booty para tu daddy.

Tras treinta segundos de empotración intensa IllDefonso salió de la habitación y se unió a sus compañeros, cada uno con su puta individual.

- ¡This is vida!-. Gritó sirviendo otro jagerbomb y esnifándose una raya del culo de una de las prostitutas.- But nos hemos estamos quedando sin alcohol, give me a sec mientras pido más.

IllDefonso llamó al servicio de habitaciones, siendo contestado por la voz del encargado:

- ¿Sí?

- We need a motherfucking cargamento de jagerbomb en mi penthouse, ¿comprende?-. Dijo IllDefonso sonriendo.- Y pronto or I'll kick your little mexican ass.

- Soy estadounidense señor IllDefonso...-. Respondió acongojada la voz al otro lado de la línea.

- We need to build el fucking muro de una fucking vez y que México pays por él!-. Gritó José Federico sin escuchar.

- Enseguida mando a alguien con su pedido...-. Sentenció el encargado antes de cortar la línea, notablemente molesto.- No olvide que la fiesta de inauguración del hotel va a tener lugar en breves momentos en el salón de la decimonovena planta del complejo.

- Háblame en american you fucking espalda mojada!-. Exclamó IllDefonso antes de colgar sin darse cuenta de que ya no había nadie al otro lado de la línea.

No obstante tenía interés en pasarse por la fiesta de inauguración, seguro que habría mujeres a las que atraer con su renombre y la tarjeta de crédito de su padre; ¡a lo mejor conseguía juntar a algunas con las putas que había en su penthouse!

La idea interesó también a sus amigos así que tras recibir el servicio de habitaciones (e increpar al camarero por "sucio spaniard" pese a ser rubio con los ojos azules) se acicalaron como pudieron para bajar al salón de eventos.
Imagen

For those who have a heart

Avatar de Usuario
Jmfgarcia
Personalizado (manda MP a beltran)
Mensajes: 7204
Registrado: 20 Nov 2006 20:25
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil DS
PS3 Network ID: Jmfgarcia
Steam ID: jmfgarcia
México 
x 179

Re: Hotel RESH 2018

Mensaje por Jmfgarcia » 26 Ago 2018 21:22

Se acercaba la hora del inicio de la fiesta de la inauguraciòn y poco a poco los comensales abandonaban el restaurante del hotel para poder asistir al gran evento. De la mesa màs alejada poco a poco las personas que estaban sentadas iban retirandose del lugar hasta que solo quedaron el Dr. Schuhart y otro hombre que vestia de traje y parecia rondar los cuarenta años de edad.

—Se hace un poco tarde y todavia tengo ciertos asuntos que debo atender en Happy Hill antes de regresar a la central de Nueva York, así que seré breve —dijo aquel hombre mientras sacaba de su maletín unos documentos que tenian el sello de Umbrella en la parte superior derecha — Aquí está la documentación y los resultados que nos solicitó. Tomese su tiempo para revisarlos.

El Dr. Schuhart agarró uno de los cuchillos de la mesa y con una gran presición cortó la parte superior de todas las hojas de un solo tajo.

—No somos ningunos novatos —musitó con una voz bastante tranquila, pero con un marcado acento alemán —. Me parece haberle dicho a su gente que evite darle papeles membretados a sus colaboradores externos, sobre todo a aquellos cuyas colaboraciones deben mantenerse en el total anonimato. Si por algo aún continuo en este negocio despues de tantos años es por evitar cometer esta clase de errores.

—Me aseguraré de que no se vuelva a repetir. Que disfrute de la fiesta —Aquel sujeto se levanto, maletín en mano y comenzó a caminar tranquilamente hacia la salida del restaurante hasta que se detuvo en seco y sin voltear la mirada atrás—. Por cierto, el vicepresidente deberia llegar esta misma noche.

Lillian habia caido en cuenta de su gran error: el haber subestimado el interes que despertaria entre la prensa su presencia en la gran inauguración del Hotel RESH. No es que no hubiese otras grandes personalidades a las que los periodistas pudieran increpar, pero sus habituales paparazzis no parecian estar interesados en ninguna otra presa. Esto sin duda seria un gran problema para llevar a cabo su investigación de la forma más discreta posible.

—Señorita, llevo muchos años de experiencia en este negocio, años en los que, por así decirlo, me he codeado con diversas celebridades. Y en esos años de experiencia he desarrollado ciertas habilidades que mis clientes encuentran bastante utiles para su estilo de vida

El barman, en cuyo gafete se podia leer el nombre de Rosamel, comenzó a hacer algunas mezclas frente la sorprendida mirada de Lillian. Ocupó bastante ingredientes, muchos más de los que se suelen usar hasta en las más exóticos y rocambolescos cocteles. A pesar de todos los vasos y botellas utilizados, el resultado final cabía en una pequeña ampolleta de cristal con una tapa de rosca que tambien tenia un spray.

—No se preocupe, no es nada ilegal o que la pueda meter en problemas, por lo menos en este estado —Dijo Rosamel a una dubitativa y un poco confundida Lillian —. Es una de mis especialidades. Si algún incordio amenaza con arruinarle la velada, solo tiene que ponerle unas cuantas gotas en su bebida. Tambien puede aplicarlo en spray, si se diera el extraordinario caso de que no hubiera una bebida de por medio, aunque el efecto puede demorar algo más de tiempo.

Lillian se retiró del bar hacia el salón de eventos para acudir a la fiesta de inauguración que comenzaria a la brevedad, no sin antes despedirse apropiadamente de Rosamel. No habia podido sacarle nada esa noche, pero estaba segura de que sabia bastantes cosas.

La fiesta estaba a punto de comenzar y el hotel no habia escatimado en ofrecer entretenimiento a los invitados. Habia músicos, acrobatas, bailarines, magos e incluso habian contratado a un ventrílocuo, al que por cierto, tuvieron que remplazar de último momento.

Imagen
Imagen.
Imagen

Avatar de Usuario
alex_wesker
Tyrant
Mensajes: 790
Registrado: 18 Dic 2007 16:02
Puntos de Vida: 10 de 10
Resident Evil Favorito: Resident Evil 3 Nemesis
XBOX GameTarg: Master of RE
Ubicación: Japon
x 5

Re: Hotel RESH 2018

Mensaje por alex_wesker » 27 Ago 2018 16:58

Franco:

Después de recoger la llave de su habitación en el hotel RESH, Paquito se dirigió a esta misma, no sin cierto nerviosismo. Tenía su mano muy cerca de donde tenía oculta su pistola de 9mm. No quería que ningún agente secreto enemigo le pillara por sorpresa y desarmado.

Por fortuna no hubo nada raro que hiciera a Paquito desenfundar el arma. Tras darle una pequeña propina al botones argentino, ingresó en su habitación, cerrando la puerta con llave, bajó la persiana y se sentó en la cama. La barriga le rugió en aquel momento, de modo que cogió el teléfono de la mesita de noche de la habitación y marcó un número.

-Franco: Suban un filete de pollo bien hecho, con salsa y una ración generosa de patatas fritas, y de beber un buen vino añejo. Todo va a la 131.

Franco esperó un buen rato viendo la televisión un programa de esos de “humor” de los cuales solo tenían el nombre, por que a él no le hacía ni puta gracia lo que estaba viendo... Bueno, se rió un poco con el friki comunista cuando se tropezó al subir al plató de televisión. Putos comunistas...

Llamaron a la puerta en aquel momento. Franco se acercó con cautela y se metió la mano en el interior de la chaqueta donde tenía guardada la pistola.

-Franco: ¿Quién es? -preguntó con su habitual voz de pito-
-Botones: Soy Roberto Sedinho, le traigo la cena que había encargado.

Franco le abrió la puerta al botones con acento brasileño, el cual entró con un pequeño carro de comida.

-Roberto: Aquí traigo su filete, patatas y vino, señor. Le hemos seleccionado un vino Beltran, dicen que está muy bien considerado entre los catadores.
-Franco: Prueba la comida.
-Roberto: ¿Disculpe?
-Franco: ¡He dicho que pruebe la comida, ostia! -Franco pegó un fuerte puñetazo en la pared-
-Roberto: Señor, no hace falta emplear la violencia, está bien, está bien, ya la pruebo...

Roberto cortó un trozo del filete de pollo, probó un par de patatas y dio un sorbo al vino. Franco no hizo nada durante unos cinco minutos.

-Franco: Está bien, ya se puede ir -le dejó una pequeña propina a Roberto-. Esto por las molestias.
-Roberto: No ha sido ninguna molestia, señor.

Después de que Roberto se marchara, Franco se sentó en la cama y disfrutó de su cena. Algo fría pero bueno, estaba acostumbrado a ello. Después de todo habían intentado asesinarle varias veces desde que se coronó como Generalísimo de la Gran España... Aaaah... que tiempos aquellos, cuando podía perseguir rojos, encarcelarlos, torturarlos y matarlos.

Tras cenar, Franco cayó en un profundo sueño donde soñó con su vieja y amada España a la que había tenido que dejar con un doble suyo no especialmente listo.



Adolfillo:

Adolfillo acababa de llegar al Hotel RESH tras hacer un largo viaje desde Alemania. Tras haber salido recientemente de prisión tras participar en unas manifestaciones contra el gobierno de Angela Merkel, Adolfillo había sido detenido por desorden público y apología a la violencia. Aunque estaba seguro que desde el principio habían ido a por él por ser el líder del reciente partido político “Partido del Pueblo SocialContinental GermanoEuropeo”. Sí, era cierto que tenía muchas ideas de extrema derecha. Sí, era cierto que también tenía ideas de extrema izquierda. ¡Y sí, también era cierto que era el único partido que decía la verdad a la cara!

El partido había crecido exponencialmente tras la gran oleada de refugiados que asoló hace algunos años Europa y que después dieron lugar a diversos atentados terroristas los países más importantes del continente. Adolfillo había salido a defender que “Europa es para los Europeos” y que “si los inmigrantes quieren venir, que vengan con papeles y demuestren que se pueden integrar en una sociedad avanzada como la europea”.

Por supuesto, los medios de comunicación no tardaron en poner la maquinaria a funcionar. Que si racista, machista, homófobo, islamófobo, etc. etc. Utilizaron todos los adjetivos posibles, buscaban cualquier cosa para dejarle en mal lugar. Sin embargo, en lugar de evitar que la gente se interesase en él, la propaganda hacía todo lo contrario.

A Adolfillo le resultaba muy grato ver que había muchos alemanes que pensaban como él. Bastaba ya de ir de “políticamente correcto” y de “moderno”. No podía consentir que la situación actual siguiera como estaba ahora.

Convocó una gran manifestación por toda Alemania, a la cual acudió muchísima gente, cosa que le sorprendió de gran manera y aumentaron además las afiliaciones al PPSCGE. Pero alguien, un infiltrado en la manifestación, provocó un disturbio que generó un episodio de violencia como nunca antes se había visto en Alemania. La policía no dudó ni un segundo en cargar contra ellos y fueron directamente a por él, el líder.

Durante su estancia en la cárcel, Adolfillo aprovechó para escribir un libro llamado “Mein Detuchland und Mein Europa”. Un libro donde daba su visión de la perfecta Alemania y Europa. Después de salir de la cárcel, publicó el libro y gracias a la campaña agresiva de los medios de comunicación empeñados en torpedear su publicación, hizo que se convirtiera en un éxito de ventas dignos de títulos como El Señor de los Anillos o Juego de Tronos.

Tras eso, Adolf decidió retirarse un tiempo del escenario político para coger ideas frescas. Decidió ir a Estados Unidos y pilló una habitación en el Hotel RESH. Sin embargo, al contrario que con Franco, sí que hubo un problemilla.

-Hilter: ¿353? ¡Quiero la habitación 193! ¡Dame tu nombre para que estés en la primera oleada de detenciones!

Por fortuna, al final lograron convencer al exaltado Hilter que aceptó la 353 a regañadientes. Pidió una hoja de reclamaciones en la que puso: “fusilar al recepcionista por incompetente”.

Tras eso, se fue a dormir.


(Me voy en un rato, cuando vuelva edito y pongo la parte de Trumont que la tengo que escribir, las cosas buenas necesitan su tiempo)

Responder